ME DENIEGAN LA PENSIÓN DE INCAPACIDAD PERMANENTE, ¿QUÉ PUEDO HACER?

Como complemento a este artículo: LA RECLAMACIÓN ADMINISTRATIVA PREVIA

Es muy común y de lo más frecuente es que el INSS deniegue en un primer momento la incapacidad, salvo que las lesiones sean de una elevada gravedad y evidentemente incapacitantes.
Hay que tener en cuenta que el dolor o molestia que impiden trabajar es en ocasiones complejo de valorar por parte del EVI (Equipo de Valoración de Incapacidades) también conocido coloquialmente como el Tribunal Médico, dado que no todas las dolencias presentan síntomas claros y evidentes.

¿QUÉ PUEDO HACER EN CASO DE NO ESTAR CONFORME CON LA RESOLUCIÓN DEL INSS?

 Reclamación Previa

Tanto si el INSS ha denegado la Incapacidad Permanente (IP), como si ha reconocido una incapacidad pero no se está de acuerdo en el grado reconocido, lo primero que se debe hacer es presentar una Reclamación Previa.
Hay que tener en cuenta que es posible que la valoración del EVI no haya sido correcta.
Sea cual sea el caso, hay que saber que el plazo del que se dispone para hacerlo desde que sea notificada la resolución es de 30 días hábiles. Una vez presentada la reclamación previa, será dictada nueva resolución que deberá ser notificada.
En caso de que el dictamen en la resolución sea positivo, se reconocerá la incapacidad solicitada con la fecha de la solicitud inicial. En caso contrario, se podrá continuar la reclamación, pero esta vez por la vía judicial.
O.J.O.: En el proceso posterior de demanda NO podrán introducir variaciones sustanciales respecto de los presentados en la reclamación previa La reclamación previa en materia de prestaciones de SS Social interrumpirá los plazos de prescripción y suspenderá los de caducidad, reanudándose estos últimos al día siguiente al de la notificación de la resolución

Demanda de incapacidad

En caso de que tras la Reclamación Previa el INSS vuelva a denegar la Incapacidad Permanente, lo cual es también frecuente, la siguiente vía para reclamar es acudir a un profesional especializado, que valorará si en el caso es viable presentar una demanda de incapacidad ante el Juzgado de lo Social.
Esta valoración se debe realizar tanto teniendo en cuenta los aspectos jurídicos como el punto de vista médico-pericial. En el caso de optar por esta vía, para presentar una demanda de incapacidad se dispone de nuevo de 30 días hábiles de plazo desde la notificación de la resolución posterior a la Reclamación Previa.
Presentada la demanda de incapacidad, una vez se celebre juicio, se deberá presentar prueba y acreditar el grado de Incapacidad Permanente que se alega con todos los medios y pruebas médicas de los que se disponga, tales como documentación médica, informes, radiografías, resonancias, etc.
Hay que tener en cuenta que todas aquellas pruebas que se presenten al juez deben ser pruebas de suficiente contundencia como para que este pueda anular la resolución del INSS, por lo que es imprescindible contar con un médico especialista que proporcione un informe médico exhaustivo, fundamental para recurrir una Incapacidad Permanente.
Una vez el Juzgado de lo Social dicte sentencia, esta puede ser positiva o negativa. La sentencia calificará la incapacidad como permanente; parcial, total, absoluta, gran invalidez o lesiones permanentes no invalidantes.

Recurso a la sentencia judicial

En caso de que la sentencia sea negativa y no se reconozca la Incapacidad Permanente o el grado que se alega, se deberá iniciar los correspondientes recursos en este caso el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de cada Comunidad Autónoma, o en su caso el Tribunal Supremo (TS).

En todo momento, es recomendable asesorarse por un gabinete médico-jurídico especializado en estas cuestiones pues tato las evaluaciones médicas como la normativa administrativo-jurídica es muy prolija y, en muchas ocasiones, afectada de modificaciones tanto médicas como jurisprudenciales.

AQUÍ PUEDES DESCARGARTE LA FICHA COMPLETA

Descarga la ficha en PDF

y sin marcas de agua

2
Deja tu comentario

avatar
1 Conversaciones
1 Respuestas
1 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Conversación más activa
2 Comment authors
JIHG Autores recientes
  Suscribirme  
Recientes Antiguos Más Votado
Notificarme de
Invitado
Miguel Ángel

Tengo 57 años, 11 años y medio cotizados hace mas de 25 año, he empezado a trabajar con un contrato de 100 días, ¿cuando finaliza el contrato me correspondería el subsidio de mayores de 55 años?.