INCAPACIDAD LABORAL, DISCAPACIDAD, DEPENDENCIA

La DISCAPACIDAD es una situación en la que las personas presentan alguna deficiencia (física, mental, intelectual o sensorial) que, a largo plazo, afecta la forma de participar plenamente en la sociedad. Las personas con algún tipo de discapacidad, necesitan garantías suplementarias para vivir con plenitud de derechos.

La DEPENDENCIA es la situación permanente en la que se encuentran las personas que por diversas causas (edad, enfermedad, discapacidad, etc.) han perdido parte o toda su autonomía y necesitan ayuda para realizar las actividades básicas de la vida diaria.

Aunque ambas situaciones las gestionan las CCAA, la gran diferencia existente entre discapacidad y dependencia estriba en que una persona con discapacidad puede mantener su autonomía y, entonces, no estar en situación de dependencia. Es decir, que una discapacidad no tiene que significar necesariamente la necesidad de dependencia.

Sin embargo, la INCAPACIDAD, es un concepto laboral y es la situación en la que un trabajador no está capacitado para realizar un trabajo o cualquier trabajo, dependiendo del grado de incapacidad. Las incapacidades las reconoce el INSS. Una incapacidad se refiere únicamente en el ámbito laboral y, por ejemplo, un trabajador puede tener una discapacidad y no tener una incapacidad y viceversa. Por ejemplo, hay algunos discapacitados que están activos laboralmente.

AQUÍ PUEDES DESCARGARTE LA FICHA COMPLETA

Descarga la ficha en PDF

Deja un comentario