¿Qué es una lesión permanente no invalidante?

Explicamos en este artículo qué es una lesión permanente no invalidante.

Una lesión permanente no invalidante es cualquier lesión, mutilación o deformidad permanente causada por un accidente de trabajo o una enfermedad reconocida como profesional, que no llega a ser una incapacidad permanente pero que implica la disminución de la integridad física del trabajador y está reconocida dentro del baremo del Ministerio de la Seguridad Social.

Baremo de Lesiones Permanentes No Invalidantes (LPNI)

El Baremo de LPNI es una lista en la que se recogen los distintos tipos de lesiones así como su indemnización a tanto alzado, es publicado en el Boletín Oficial del Estado periódicamente, así como cualquier actualización que se lleve a cabo de la lista de lesiones o cuantías de indemnización.

Entre los supuestos recogidos en el Baremos de Lesiones Permanentes No Invalidantes podemos citar algunos ejemplos:

  • Lesiones o pérdida de dedos en manos o pies
  • Lesiones o pérdida de extremidades superiores e inferiores
  • Alteración de la capacidad auditiva
  • Lesiones o pérdida de las orejas o nariz
  • Deformidades o pérdida de secciones y masa ósea en el rostro
  • Lesiones o pérdidas de órganos del aparato genital
  • Lesiones o pérdidas de glándulas y vísceras

En este enlace puedes consultar en el BOE el Baremo de Lesiones No Invalidantes así como sus indemnizaciones.

Prestación por Lesión Permanente No Invalidante

En el caso de las Lesiones Permanentes No Invalidantes el afectado no recibe una pensión, sino que la indemnización se produce en forma de tanto alzado de una sola vez, y su cuantía ya está determinada previamente en el Baremo que hemos visto en el apartado anterior.

Si la lesión sufrida afecta no solo la integridad física del afectado, sino que también afecta al desempeño de su trabajo o incluso impide realizar la actividad laboral que se desempeñaba previamente, no hablaremos de Lesión Permanente No Invalidante, sino que pasaría a la categoría de Incapacidad Permanente.

Compatibilidades de prestación por Lesiones Permanentes No Invalidantes

En el caso de que ya se cobre una prestación por incapacidad permanente, es necesario para recibir una indemnización por lesión, mutilación o deformidad que la causa que la provoca sea diferente del motivo por el que se recibe la pensión por incapacidad.

Es decir si por ejemplo se percibe una prestación por Incapacidad Permanente por un trastorno psiquiátrico, y se sufre un accidente profesional en el que se pierde una falange o un dedo, sí sería compatible.

El cobro de la prestación por una Lesión Permanente No Invalidante es también compatible con el trabajo, incluso en la misma empresa.

Por ejemplo si en una cadena de montaje un operario pierde un dedo al desempeñar su trabajo, una vez que reciba el alta médica puede reincorporarse a su puesto de trabajo habitual si la pérdida del dedo lo permite y recibir también la indemnización.

Requisitos para recibir una prestación por Lesiones Permanentes No Invalidantes

Para acceder a una indemnización por Lesión Permanente No Invalidante es necesario cumplir los siguientes requisitos:

  • Estar dado de alta o en situación asimilada al alta
  • Haber recibido el alta médica
  • Que la lesión o mutilación este recogida en el Baremo
  • Que la indemnización sea compatible con las pensiones recibidas si se recibe alguna

Proceso para solicitar una indemnización por Lesión Permanente No Invalidante

Para solicitar la indemnización de acuerdo al accidente sufrido, es necesario que el afectado o su representante legal presenten una solicitud debidamente cumplimentada y documentada en la sucursal de la Seguridad Social que corresponda.

A partir de aquí, es el Equipo de Valoración de Incapacidadesconocido como EVI o tribunal médico el que formula el dictamen propuesta, así como las revisiones si procede, y el INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social) emitirá una resolución con todos los datos, plazos y cuantía de la indemnización.

Hay un alto porcentaje de pensiones o indemnizaciones que son rechazadas por el EVI, en el caso de que la indemnización sea denegada es posible presentar una reclamación al igual que sucede en la solicitud de pensiones por Incapacidad Permanente..

En resumen

En el caso de sufrir una lesión permanente, desfiguración o mutilación en un accidente laboral o por una enfermedad profesional que no suscite una incapacidad pero altere la integridad física del trabajador, se puede recibir una indemnización por los daños sufridos.

Deja tu comentario

avatar
  Suscribirme  
Notificarme de

Servicios Profesionales

Si tu caso requiere de una atención profesional, somos tu equipo para ayudarte a resolverlo.

Servicios Profesionales

Recibe atención por email o presencial. Te ofrecemos dos opciones.

Te regalamos nuestro libro GRATIS