PENSION DE VIUDEDAD, TRABAJO E IRPF

Sabido es que la mayoría de las pensiones denominadas como de muerte y supervivencia (auxilio por defunción, orfandad y en favor de familiares respecto a los beneficiarios menores de 22 años o incapacitados) están exentas de tributación.

Tampoco, en el régimen común del IRPF, tributan las pensiones de incapacidad permanente absoluta o gran invalidez.. En los territorios con Haciendas Forales algunas pensiones de Incapacidad Permanente tampoco tributan a dichas haciendas..

Pero la pensión de viudedad (excepto la que tiene su origen en acto terrorista), al igual que la pensión de jubilación, tributan al IRPF como rendimientos del trabajo.

Sabido es que cuando existen dos o más pagadores, como cuando se percibe la pensión de viudedad y, además, se compatibiliza con rentas de trabajo, se obliga a los pensionistas a presentar la declaración de la renta cuando la suma de los ingresos por ambos conceptos supere los 14.000 euros anuales, siempre y cuando las cantidades percibidas del segundo pagador superasen los 1.500 euros. En caso de que las cantidades abonadas por el segundo pagador no  superasen los 1.500 euros, el límite exento sería 22.000 euros

De este modo, si se recibiesen las rentas de un solo pagador y no se supera el límite exento establecido (22.000 euros), no tendrían que presentar la declaración de la renta.

Viudedad y Trabajo

En estos casos no se reconoce la posibilidad de disociar los ingresos obtenidos en escalas separadas de tributación, permitiendo la tributación de forma diferenciada de su pensión, como sí se acepta respecto a otros ingresos tales como la pensión compensatoria en caso de separación o divorcio.

En la Ley 27/2011, se incluyó la siguiente modificación en relación a la tributación descrita:  

Con efectos para las declaraciones del IRPF, a presentar a partir del ejercicio 2013, se regulará en la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio, un mecanismo corrector de la progresividad en el caso de pensiones de viudedad que se acumulen exclusivamente con rentas procedentes del trabajo u otras pensiones, tomando como referencia el importe de la pensión mínima de viudedad.

Para ello, las personas que compatibilizan estos ingresos estarán exentas de la obligación de declarar si no sobrepasan el límite legal establecido y, en el caso de que exista la obligación de declarar, se aplicará a las personas que perciban rendimientos de trabajo y pensiones de viudedad la separación de la escala de tributación en el IRPF por ambas fuentes.”

Pero esta normativa, que solucionaba la situación perjudicial de los pensionistas que realizan actividad laboral, no llegó a entrar en vigor finalmente en el ejercicio 2013.

De hecho, desde entonces hasta ahora se ha ido retrasando su entrada en vigor todos los años a través de las sucesivas Leyes de Presupuestos.

AQUÍ PUEDES DESCARGARTE LA FICHA COMPLETA

Descarga la ficha en PDF

0 0 vote
Article Rating
Suscribirme
Notificarme de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x