NO COMUNICACIÓN APLICACIÓN ERTE: Recuperación de horas, vacaciones impuestas,…

Las empresas lo están haciendo, en general, jurídicamente bien, e informan al trabajador de que no acuda a su puesto de trabajo porque han iniciado un ERTE de emergencia. El expediente de fuerza mayor es un expediente administrativo que permite a las empresas dejar de pagar salarios y consiste en pedir a Autoridad Laboral que les acredite que la situación sí que es de fuerza mayor, y la Autoridad Laboral en un plazo de 5 días tiene que dar respuesta a la empresa (se entiende que en la gran mayoría de casos lo aceptará). Cuando acabe la situación de fuerza mayor, hay que volver a trabajar en las mismas condiciones y sin haber perdido la antigüedad.

Pero algunas empresas que le DICEN al trabajador que se quede en casa (aunque sea por escrito), pero no están haciendo un ERTE. En tal caso, se tiene derecho a seguir cobrando los salarios sin haberltrabajado pues siempre se ha estado a disposición de la empresa, y la empresa pretende que no se asista al trabajo sin una causa de fuerza mayor declarada por la Autoridad Laboral. Ni siquiera el decreto de alarma dictado por el Gobierno justifica un impago, dado que una de las excepciones a la restricción de movimientos es ir a trabajar. Por lo demás, las prohibiciones de apertura de locales lo son de cara al público, pudiendo hacer el trabajador otras funciones (limpieza, inventario, etc…). En definitiva, si hay fuerza mayor para dejar de pagar sueldos lo tiene que autorizar la Autoridad Laboral, y si existiendo este mecanismo la empresa no lo ha slicitado, a la vez que pretende que los trabajadores no asistan a su puesto de trabajo, el trabajador puede pedir todo su salario, dado que la relación laboral sigue vigente.

Sobre la posible pretensión “recuperar” las horas no trabajadas es muy importante comprobar el contrato de trabajo, y en la cláusula donde se indica la jornada por la que se está contratados pues si esas horas no se han hecho porque el empresario ha comunicado (incluso por escrito, insistimos) que no se asista al trabajo, a la vez que no ha iniciado un ERTE, se tiene derecho a cobran dichas horas aunque no se hayan hecho y sin necesidad de recuperarlas (o en caso de recuperarlas, serían horas extras).

Hay trabajadores que cobran por horas realizadas, pero eso no es obstáculo para que en el contrato de trabajo se indique una jornada mínima y si no se hacen por indicación de la empresa (sin ERTE) se tiene derecho a cobrarlas, en caso contrario se debe reclamar esos sueldos por la vía judicial, el plazo es un año.

Si se pretende descontar de las vacaciones esos día no trabajados, sólo es legal si hay un acuerdo entre trabajador y empresa, pero no lo que le apetezca a la empresa, y si en el escrito que se pasa a firmar se dice que “de mutuo acuerdo empresa y trabajador pactan estas fechas concretas”,  ante la duda se debe incluir el “No conforme”, pues de lo contrario no se podrá reclamar que esas vacaciones sean en las fechas previstas o pactadas previamente. Por otra parte, si se imponen vacaciones, lo oportuno es disfrutarlas y a la vez impugnarlas pues existe un procedimiento judicial específico en el ámbito laboral para dirimir conflictos de vacaciones. Se impugnan las vacaciones (plazo de 20 días desde que las dan a conocer, aunque el decreto de alarma suspende plazos), y al cabo de unos meses el juez dirá que esa imposición fue ilegal, por lo que otorgará el derecho al trabajador a disfrutarlas en las fechas que ya se habían pactado, o si no se pactaron, en fechas posteriores a la resolución judicial. Si la imposición afecta a toda la plantilla, se puede interponer un conflicto colectivo en materia vacacional.

Modelo de escrito dirigido a la empresa para los casos en que se niegan a comunicar por escrito el “irnos a casa”:

Yo, (nombre y DNI), me dirijo a (nombre de la empresa) como trabajador de la misma, facilito mis datos de contacto para futuras comunicaciones. Dirección XXXXXXXX, e-mail: XXXXXXX.

El motivo de este escrito es que el pasado día XX/XX/XXXX el responsable de la empresa Sr. XXXXX me comunicó verbalmente que debido a la crisis sanitaria del Coronavirus, que no acudiésemos más a trabajar hasta nuevo aviso. Sin embargo, al solicitar tal orden por escrito, en ningún momento la empresa aclaró en qué situación quedaba la relación laboral. Por ello, y a los efectos legales oportunos, comunico a la empresa que como trabajador sigo a disposición de la misma para los trabajos que me sean encomendados.

Por tal de aclarar la actual situación, ruego que se me envíe formalmente y por escrito por medio de la dirección de e-mail indicado la orden empresarial de permanecer en casa sin acudir al centro de trabajo.

Atentamente en XXXX a XX de XXXXXX de 2020                                              Fdo. XXXXX

AQUÍ PUEDES DESCARGARTE LA FICHA COMPLETA

Descarga la ficha en PDF

Deja tu comentario

avatar
  Suscribirme  
Notificarme de