La Fiscalidad del Convenio Especial (CE)

VER FICHA

En este artículo hablaremos de la fiscalidad que conlleva suscribir un Convenio Especial con la Seguridad Social.

Aquí puedes acceder a los otros tres artículos de esta serie sobre el CE

¿Compensa pagar un Convenio Especial (CE) para la Jubilación?

El Convenio Especial (CE) con la Seguridad Sociald-social

El Convenio Especial (CE), algunos detalles de interés

 

NOTA PREVIA: Lo que se expone se supone que será plenamente válido para las próximas declaraciones anuales del IRPF salvo noticias en contra.

Los importes pagados a la TGSS en concepto de cuotas del CE son deducibles en el impuesto del IRPF, y así lo ha reconocido la Dirección General de Tributos (DGT) en varias ocasiones por escrito en consultas vinculantes:

 

Tendrán la consideración de gastos deducibles exclusivamente los siguientes: a) Las cotizaciones a la Seguridad Social o a mutualidades generales obligatorias de funcionarios. (…..) En consecuencia, estas cuotas tendrán el tratamiento de gastos fiscalmente deducibles de los rendimientos del trabajo, pudiendo resultar este tipo de rendimientos negativos si el contribuyente no obtiene por este concepto ingresos íntegros que superen las cuotas abonadas. Lo que comunico a Vd. con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 89 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.”

 

Cuestión aparte es que hasta ahora en la información enviada por la AEAT para confeccionar la declaración anual del IRPF esas cantidades vienen reflejadas pero NO se integran en el denominado “borrador” de la declaración y es preciso introducirlas “manualmente”. Ese gasto del CE debe incluirse en el apartado de Rendimientos del trabajo de la declaración, en la casilla correspondiente a “Retribuciones dinerarias”, y dentro de la ventana que se abre en los gastos de “Seguridad Social y otros”.

 

Si se han tenido otros rendimientos de trabajo (por ejemplo prestación de desempleo) que conlleven aportaciones a la Seguridad Social, habrá que sumarlos a las del CE, u opcionalmente añadir otra ventana de rendimientos.

 

Cuando se pulsa el botón de “Aceptar” para terminar de introducir rendimientos, es muy probable que el programa nos pida, una o dos veces, que comprobemos los datos, ya que el programa simplemente ha detectado que los gastos de Seguridad Social introducidos son muy elevados en comparación a los ingresos, lo que no es lo habitual, y de ahí el aviso. Simplemente confirmaremos lo puesto dando al botón “Continuar”.

 

Si no hay ingresos de trabajo suficientes para compensar el gasto del CE, es decir, si el balance de ingresos menos gastos es negativo aparecerá la diferencia con signo negativo en la casilla de “Rendimiento neto [del trabajo]”. (Ver la contestación de la DGT indicada anteriormente). Estos gastos al ser del trabajo, se integran en la Base General, es decir se suman o restan con otros ingresos y gastos tales como rentas de actividades profesionales, rentas de bienes inmuebles, etc.

 

Si se está en paro y se está pagando el CESS, es normal que base liquidable general sea negativa ya que los gastos suelen superar a los ingresos (lo normal es pagar el CESS a costa de los propios ahorros).

OJO: Hay que comprobar que la base liquidable general es negativa, y si lo fuese anotar el valor para tenerla en cuenta en las declaraciones de los siguientes ejercicios, ya que podrá deducirse de bases liquidables positivas durante LOS CUATRO años siguientes.

 

Si en algún ejercicio se olvidó de poner el gasto del CE, puede presentarse un escrito de solicitud de rectificación de autoliquidación antes de que pasen cuatro años desde el día siguiente a la finalización del plazo para presentar la declaración, así por ejemplo hasta finales de junio de 2018 podrá añadir los gastos del CE, si no lo hubiese hecho en su momento, de los ejercicios 2013, 2014, 2015 y 2016 (antes de esa fecha aún no habrá terminado el plazo de la declaración del ejercicio 2016, por lo que también podrá rectificarla dentro de plazo).

 

OJO: Se puede solicitar la rectificación siempre que la Administración Tributaria no haya practicado liquidación definitiva o provisional por el mismo motivo y siempre que no hayan transcurrido cuatro años contados desde el día siguiente a la finalización del plazo para presentar la declaración (si se presentó dentro del plazo reglamentario) o desde el día siguiente a haberla presentado (si se presentó fuera de dicho plazo). Si después de seis meses no le contestan, puede entenderla desestimada y presentar reclamación económico-administrativa reiterando la petición.

 

En dicho escrito, deberá indicar el motivo del error (en el caso que nos ocupa no es otro que haber olvidado deducirse el gasto del CE), la cantidad cuya devolución se solicita si es que ha lugar a ello, y la cuenta bancaria en la que desea recibir la devolución. Además, deberá acompañar la justificación del gasto realizado (recibos del banco y/o certificado de la Seguridad Social).

 

Si a causa del error pagó de más, le tendrán que abonar intereses de demora desde el día del ingreso indebido hasta la fecha en que se ordene la devolución. Si el error provocó que le devolvieran de menos, sólo le pagarán intereses de demora (sobre el importe de la devolución que proceda), si transcurren más de seis meses desde la presentación de la solicitud de rectificación sin que se efectúe la devolución.

 

Si debido a la rectificación la base liquidable general resultase negativa se deberá indicar que en la resolución se notifique la nueva base resultante, para poder compensarla en los siguientes ejercicios.

 

Las bases liquidables generales negativas podrá deducirlas de bases liquidables generales positivas durante los cuatro años siguientes. La compensación es obligatoria a medida que vayan dándose bases liquidables positivas, no pudiendo el contribuyente optar por guardarlas para ejercicios posteriores, es decir si teniendo bases liquidables negativas pendientes de compensar, en un ejercicio resulta una base liquidable positiva deberán compensarse en dicho ejercicio todo lo que fuese posible de las bases negativas pendientes.

 

ENLACE: DEVOLUCIÓN DE INGRESOS INDEBIDOS (AEAT)

 

 

AQUÍ PUEDES DESCARGARTE LA FICHA COMPLETA

Descarga la ficha en PDF

 

13 comentarios en «La Fiscalidad del Convenio Especial (CE)»

  1. Hola buenas, me pide incorpore una cantidad de dinero en el CT, tenge un hijo discapacitado del cual me encargo de cuidarlo, en que casilla iría , si es un Convenio Especial de la Seguridad Social?.

    Responder
    • Las cuotas del CE con la SS se incluyen en los gastos deducibles de los rendimientos de trabajo (cada año cambia el nº de casilla), pero sólo si dichas cuotas las abonas tu. Si es un CE para cuidadores no profesionales la cotización por la base mínima está a cargo del porpio Estado (“es gratuito”) y en consecuencia no es un gasto deducible

      Responder
  2. Buenas tardes: he incluido la cuota que paga la SS como trabajador no profesional de dependientes (incluido en CE). La pregunta es si debo incorporar como ingreso los 354,43 que percibo mensualmente.

    Responder
    • ¿¿¿??? El convenio especial para cuidadores no profesionales es gratuito si es que no elevas voluntariamente la base mínima por la que cotiza y, por lo tanto, no es ningún gasto deducible.
      Por otra parte, el ingreso de dependencia es un ingreso de y para el dependiente y no para el cuidador.
      Me temo que tienes los conceptos bastante confusos.

      Responder
  3. Tengo 55 años y estoy suscrito a Convenio Especial con la Seguridad Social. Procedo de un ERE y según las condiciones pactadas en el mismo, la empresa me abona mensualmente el coste de la cotización. Dado que fiscalmente entiendo que esos abonos los debo declarar como Rendimientos de trabajo, estoy preocupado porque en el próximo IRPF ya constarán como “ingresos” y en ese caso puedo ver peligrar el Subsidio que estoy recibiendo por “mayores de 52 años”, así como otras ventajas como el Bono Social de Iberdrola, etc.
    Es así?

    Responder
    • En el caso general las cuotas del Convenio Especial con la SS NO son deducibles de las rentas en el caso de que éste se haya suscrito voluntariamente, pero si es un Covenio Especial que abona la empresa (obligatoriamente para despedidos por un ERE con 55 años) las cuotas de dicho convenio no afectan al tope de rentas pues, en este caso, se considera que esas cuotas forman parte de la indemnización por despido, es decir, se sumaría el importe de las mismas a las rentas pero sí se deducirían dichas cuotas con lo cual el saldo es nulo.

      Responder
  4. Buenas tardes
    En mi caso mi empresa me ha propuesto un plan de suspensión individual y voluntario hasta mi edad de jubilación y la cantidad a pagar a la seguridad social me la abonan también ellos, esta cantidad la pagaría yo en la seguridad social a mi nombre por medio de el convenio especial que yo suscribiría con ellos. Entiendo que la forma de declarar este ingreso es que a la hora de hacer la declaración de hacienda debo incluir esta cantidad que mi empresa me abona en mis ingresos brutos y que también a su vez puedo incluirlos en los gastos deducibles de los rendimientos del trabajo ?

    Gracias. Un saludo.

    Víctor

    Responder
    • Así es, la empresa con ese acuerdo se ahorra la posible indemnización por despido a costa de ingresarte las cuotas del convenio con la SS.
      Es de suponer que han hecho sus “números” pero es extraño que les compense económicamente a no ser que te quede poco tiempo para acceder a la jubilación y, por lo tanto, la duración del convenio no sea muy larga. Debes acordar también si ese pago sería único al finalizar el contrato voluntariamente o mensual, y en tal caso, en concepto de qué ya que no tendrías ya relación con la empresa.
      Debes valorar también que en una baja voluntaria no tendrías derecho a ninguna prestación/subsidio de desempleo ya que no estarías en situación legal de desempleo.
      Es preciso que hagas bien tus propios “numeros” para decidir si te es beneficioso o no.

      Responder
      • Buenos días no causaría baja en la empresa se sigue manteniendo la relación y este acuerdo sería por una duración de 5 años, la cantidad la abonaría la empresa cada mes. Mi pregunta es como retiene la empresa el irpf correspondiente a la cantidad del convenio especial de la seguridad social?

        Responder
        • Uno de los requisitos para suscribir un CE con la SS es estar de baja en la SS (es decir, con el contrato de trabajo finalizado), aunque excepcionalmente puede subcribirse si se cesa en el trabajo y posteriormente se es contratado con remuneraciones que den lugar a una base de cotización inferior al promedio de los doce meses inmediatamente anteriores a dicho cese, ver: REQUISITOS SUSCRIBIR UN CONVENIO ESPECIAL. PÍLDORAS FAQ https://laboralpensiones.com/chuletas-requisitos-suscribir-un-convenio-especial/
          En cualquier caso la cantidad que la empresa abona al trabajador para pagar las cuotas del CE (como cualquier otro abono) tendrá la retención del IRPF que corresponda según el baremos general que le sea de aplicación en función de los pagos anuales totales y de su situación familiar, ver el simulador de retenciones de la AEAT para 2020: https://www2.agenciatributaria.gob.es/wlpl/PRET-R200/index.zul

          Responder
  5. ¿SE INCLUIRÍAN LAS CUOTAS EFECTIVAMENTE PAGADAS EN EL AÑO? LAS COBRAN CON UN MES DE RETRASO: EN EL AÑO 2019 YO HE PAGADO DICIEMBRE 218 A NOVIEMBRE 2019
    ¿O LAS CORRESPONDIENTES AL AÑO EN CURSO, DE ENERO A DICIEMBRE, AUNQUE ESTA ÚLTIMA CUOTA SE PAGUE EN ENERO DE 2020?
    MUCHAS GRACIAS

    Responder
    • Se contemplan las cuotas del año fiscal de la declaración del IRPF, es decir de enero a diciembre del año anterior al de la declaración, aunque el pago sea con un mes de retraso al del correspondiente a la cuota: lo que importa es el mes de devengo de la cuota y no el del pago efectivo.

      Responder

Deja un comentario