¿Volverán los “hombres de negro”? Bruselas critica el gasto en pensiones de España y pide solidaridad de los jubilados con los jóvenes

El fondo europeo de reconstrucción sólo sufragará reformas que prescriba la UE

Los países que quieran acceder a las ayudas deberán presentar un ‘plan de recuperación’ que se ajuste al menú de recomendaciones hechas por Bruselas.

En estos momentos, España destina más de 145.000 millones al año a las pensiones, lo que supone cuatro de cada 10 euros de gasto público

No habrá ‘hombres de negro’, pero tampoco será una barra libre. Los primeros borradores del futuro Fondo Europeo para la Reconstrucción que ya han empezado a circular por Bruselas apuntan a un esquema mixto de préstamos e inversiones no reembolsables y confirman que sí habrá condicionalidad: la de las reformas estructurales. Los estados miembro que recurran al fondo deberán comprometerse con el desarrollo de un programa de reformas estructurales, pero no de cualquiera, de las reformas estructurales que Bruselas lleva años prescribiendo a los países y que en muchos casos – España es uno de ellos – sólo se han aplicado de manera bastante parcial.

La Comisión Europea no ha escondido su respaldo a las reformas laboral y de pensiones abordadas por el PP en la etapa post-crisis 2012-2013 y de algún modo inspiradas también por Europa. Bruselas le volvió a recordar este miércoles al Gobierno de España, en sus recomendaciones por país, que siguen pendientes reformas estructurales como la modernización de los servicios públicos de empleo para mejorar su eficacia a la hora de conectar la oferta y la demanda de empleo o los planes nacionales de formación.

Entre las recomendaciones económicas que Bruselas ha publicado para España están marcadas este año por el impacto de la Covid-19 y, en línea con la suspensión de las reglas fiscales, no exige ajustes al Gobierno a corto plazo para reducir el déficit y la deuda. Sin embargo, avisa de que España tendrá que ajustar las cuentas públicas en el medio plazo, una vez superada la emergencia.

En todo caso, Bruselas critica que el gasto en protección social esté “principalmente orientado hacia la población mayor” y que incluso el gasto en pensiones vaya a crecer “significativamente” en los próximos años. “El difícil contexto económico y social derivado de la pandemia, en cambio, insta a la solidaridad intergeneracional en favor de las generaciones jóvenes”, remarca.

El informe llama a garantizar que los trabajadores temporales y los autónomos tengan un acceso “adecuado” a protección social y políticas activas de empleo, con el objetivo de “asegurar una recuperación sostenible y la cohesión social”.

Por otro lado, el Ejecutivo comunitario piensa que la recuperación debe cimentar se en medidas pactadas entre los agentes sociales, entre las que recomienda la retirada gradual de los ERTE, una revisión del sistema de incentivos a la contratación para “promocionar empleos más sostenibles y condiciones laborables más flexibles.

Fuentes:

La Información

Libre Mercado

El Confidencial

Deja un comentario