La pensión de jubilación no prescribe. Sentencia sobre la carencia especial en el momento de la solicitud.

La pensión de jubilación contributiva no prescribe, por lo que se puede presentar la solicitud para su reconocimiento en todo momento. Pero dicha imprescriptibilidad no implica que se pueda extender sus efectos a un momento en que, por aplicación de la normativa reguladora, los requisitos exigibles ya no se cumplan, por no reunir la carencia específica.

Su reconocimiento está vinculado al hecho causante, que varía según la solicitud de la pensión de jubilación se haga desde la situación de alta, asimilada al alta o no alta en la Seguridad Social. En el momento de la solicitud la trabajadora se encontraba en situación de no alta, por lo que el hecho causante fue el día de la solicitud, fecha en la que ya no tenía dos años cotizados dentro de los últimos 15, por lo que no puede acceder a la pensión solicitada y por lo tanto no cumplía el requisito de la carencia específica.

Interesante voto particular de la sentencia.

Ver sentencia.

Deja tu comentario

avatar
  Suscribirme  
Notificarme de