Estancados: la renta de los españoles se mantiene intacta desde hace 20 años

La renta de los hogares españoles se aleja cada vez más de la media de los países europeos.

Ni una ni dos, España va camino de registrar tres décadas perdidas en materia económica. La renta de los hogares españoles lleva estancada desde principios de siglo. El fuerte aumento de la población y la ausencia de un crecimiento del PIB sólido y sostenido en el tiempo hace que las familias españolas tengan hoy el mismo nivel de renta en términos reales (descontando inflación) que hace algo más de 20 años, según un informe publicado por la Fundación Afi sobre las finanzas de los hogares.

En lo que va de siglo, España tiene más hogares, aunque más pequeños y viejos, si bien todavía de mayor tamaño que el resto de países europeos. Por un lado, la población española ha experimentado un destacado incremento desde el año 2000, pasando de 40,5 millones a 47,5 millones de personas en 2022, es decir un 17%, muy por encima de Francia (12%), y extraordinariamente más que en Italia (4%) y Alemania (sólo un 1%).

Como consecuencia, el número de hogares también ha registrado un importante incremento de más de 4 millones durante este período, pero el tamaño medio de los hogares ha pasado de 2,8 a 2,5 miembros. La clave de dicha reducción ha sido el aumento de los hogares de uno y dos miembros, que ya representan más del 55% del total, tras crecer diez puntos porcentuales desde 2002.

Además, se han reducido de forma significativa los hogares más jóvenes, cuyo cabeza de familia es menor de 35 años, casi ocho puntos (desde el 14,7% al 6,7%), mientras que los que están entre 35 y 44 años han pasado del 21,9% al 19,5%. Este particular envejecimiento se debe tanto a razones demográficas como a las mayores dificultades para la emancipación de los jóvenes.

Pese a ello, España es con diferencia el país con menor proporción de hogares con una única persona (26,3%) y, por el contrario, el país con mayor presencia de hogares de 3 o más miembros (43,5%). En el otro extremo, en Alemania esos porcentajes casi se invierten (42% y 24,3% respectivamente). A pesar de esta significativa reducción del tamaño del hogar en las últimas décadas, éste sigue siendo casi un 10% superior al de Francia e Italia, y un 25% superior al de Alemania.

La cuestión es que este fuerte aumento poblacional no ha venido acompañado de un crecimiento económico de igual intensidad, de modo que la renta de las familias españolas, lejos de subir, se ha mantenido estancada durante los últimos 23 años. Es decir, los hogares españoles ganan prácticamente lo mismo en términos reales que a principios de siglo.

Como resultado, en 2020 no se alcanzan los niveles de renta mediana y media por hogar existentes en 2002 (en torno a 30.000 y 40.000 euros la mediana y la media, respectivamente). Y ello, con independencia del nivel de renta por hogar, de modo que el estancamiento es generalizado y afecta tanto a los más ricos como a los más pobres. Ni la renta media, ni la mediana, ni las más bajas, ni las más altas, han aumentado entre 2002 y 2020.

renes2jpg.jpg

Por otro lado, debido a este estancamiento crónico, la renta bruta disponible por persona en España, con una media en términos reales de 17.236 euros en 2022, también se ha ido alejando de la media de la zona euro (23.648 euros), aumentando así la brecha existente con los países vecinos. De los grandes países europeos, sólo Italia (21.606 euros en 2022) ha tenido un comportamiento manifiestamente peor que el de España.

renes3jpg.jpg

Esto significa, entre otras cosas, que España se está empobreciendo en términos relativos en comparación con el resto de países europeos.

Fuente: Libre mercado

Estancados: la renta de los españoles se mantiene intacta desde hace 20 años – Libre Mercado

Deja un comentario