España reduce los afectados por ERTE en un 79,1% desde máximos de la crisis, frente al 72,1% de Alemania, al 65,5% de Francia y al 56,4% de Italia.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha presumido esta mañana en una entrevista televisiva de la buena evolución de los trabajadores afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) en España en comparación con el entorno europeo. No es para menos, de acuerdo con un informe elaborado por el Ministerio que refleja que solo Holanda supera a España en el proceso de reincorporación al mercado laboral de este colectivo.

En concreto, según el documento al que ha tenido acceso La Información, desde marzo hasta diciembre del pasado año el número de trabajadores en ERTE en España se redujo en casi 2,9 millones de personas, hasta los 756.000 afectados. Se trata de un porcentaje de vuelta al trabajo del 79,1%, el segundo más alto de una serie de países con los que el Ministerio realiza la comparativa. “Solo Holanda con el 85,7% tiene una evolución mejor que la nuestra”, destaca el informe elaborado por los técnicos de Díaz.

El documento hace hincapié en que nuestro país está “muy por encima de Alemania, que recuperó al 72,1% de las personas reguladas, Francia que está en el 65,5% y sobre todo Italia, que activó solo al 56,4% de sus personas reguladas”. Hay que matizar, no obstante, que en el análisis comparado, en algunos casos se trata de cifras provisionales, que en diferentes países se ofrecen con cierto retraso, siendo la información sobre España una de las más precisas y actualizadas gracias a un ejercicio de transparencia conjunto entre el departamento de Díaz y el de José Luis Escrivá, de Seguridad Social.

El Ministerio destaca que “la evolución de las personas en ERTE en España ha sido, sin duda muy positiva, tanto en valores propios como en un análisis comparado con los principales países europeos que aplicaron esquemas de protección al empleo a través de fórmulas de reducción del tiempo de trabajo (short-time work)”. Y añade que en nuestro país, “este mecanismo de respuesta a las caídas de la actividad prácticamente no se había utilizado en ninguna crisis anterior, pero en la crisis Covid han sido un instrumento fundamental para defender al empleo, sosteniendo a las empresas y a la estructura productiva del país”.

Este análisis técnico interno sale a la luz en plena negociación de una nueva prórroga del esquema de protección de los ERTE, que en estos momentos los agentes sociales valoran extender hasta el 31 de mayo en condiciones muy similares a las que rigen actualmente. Mañana, jueves, se producirá una nueva reunión entre el Gobierno, la patronal y los sindicatos, y la idea de la ministra Díaz es lograr cerrar un acuerdo antes del viernes, día 15, para poder llevar la norma al Consejo de Ministros el próximo martes.

“Esta intensa recuperación para la actividad de las personas que fueron reguladas en marzo y en abril como consecuencia de las medidas de hibernación de la actividad tiene, entre otras consecuencias, el reducido peso del número de personas en ERTE en comparación con el total de personas asalariadas en nuestro país”, destaca el Ministerio. De hecho, España tiene el porcentaje de regulados más bajo del entorno: solo el 4,5% de la población asalariada española está en ERTE, un valor inferior al de Alemania y Holanda, que tienen al 5,2% de sus asalariados en un esquema de protección de empleo. Pero lo más destacable, a ojos del Ministerio, es que el porcentaje español es casi tres veces más bajo que el de Francia e Italia, países que por su especialización productiva son más comparables al nuestro.

La serie temporal de la evolución de las personas en ERTE pone de evidencia la “efectividad”, a juicio de los técnicos, que ha tenido está medida para proteger el empleo primero y para impulsar la recuperación después. Hay que recordar que en marzo llegaron a estar reguladas 3.617.079 personas, el 22% de la población asalariada de nuestro país, pero a medida que se inició la desescalada en las restricciones a la actividad la cifra se fue reduciendo a gran velocidad, situándonos por debajo del millón de personas ya en el mes de julio. Siguió bajando hasta octubre, cuando alcanzó un mínimo con 706.000 personas reguladas y subió ligeramente en el último trimestre en 49.000 personas como consecuencia de las restricciones de la segunda ola.

Estancamiento a cierre de 2020

Con todo, sobre el estancamiento evidente y preocupante de los trabajadores en ERTE a cierre de 2020, del que advierten organismos como el Banco de España, el Ministerio explica que en estos momentos la cantidad de afectados se mantiene estable “porque está concentrada en varias ramas de actividad que por sus características no han podido volver a la normalidad”. Son las actividades del turismo –restauración, hostelería, agencias de viaje, transporte y una parte del comercio – y las actividades artísticas y recreativas, las que concentran el mayor número de personas reguladas porque son las más afectadas por las medidas que restringen la movilidad. 

La demostración de que está regulación se limita a los sectores del turismo es la evolución del resto de actividades. Por ejemplo, siempre según los datos recopilados por Trabajo en este informe, la industria del automóvil ya ha recuperado al 98,3% de las personas que estuvieron reguladas en este sector; la ingeniería civil al 97,1%; los servicios sociales sin alojamiento al 95,3%; la educación al 93%; la venta y reparación de automóviles al 92,3%; e incluso en el comercio al por menor la recuperación de la actividad llega al 87,4% de las personas que estuvieron reguladas en marzo y abril.

Ante estos datos, sin embargo, el informe sostiene que “el turismo es uno de los sectores en los que nuestro país es una potencia mundial” y que “las empresas españolas están entre las mejores del mundo”. “No estamos ante un sector del pasado o ante empresas inviables o poco competitivas. Es al revés. El sector está sufriendo un problema coyuntural de demanda, porque cuando se produzca la recuperación del sector a nivel mundial, España mantendrá, incluso mejorará, su cuota de participación en el turismo mundial”, avanza el análisis elaborado por Trabajo, con cierto optimismo.

Fuente; La Información

0 0 vote
Article Rating
Suscribirme
Notificarme de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
¡Únete al debate! Ver comentariosx
()
x