¿Ahora viene lo peor para la economía y el empleo?

En su informe el Observatorio de la Realidad Financiera (ORFIN) presenta las previsiones de la cátedra sobre el impacto de la COVID-19 en la estabilidad financiera y en los principales indicadores de la economía española y europea.

De acuerdo con el documento es posible vislumbrar con más claridad el escenario para lo que resta del año 2020 pero la incertidumbre para 2021 se mantiene, ya que aún se desconoce cómo evolucionará la pandemia, cuál será la duración de los confinamientos y qué posibilidad hay de que se produzcan nuevos brotes del virus.

En líneas general, las principales conclusiones a las que llega el estudio son las siguientes:

  • Tras alcanzar el pico en la tasa de paro en septiembre, el promedio de paro en 2020 será del 20,5% y en 2021, la tasa crecerá hasta el 22% por el fin del efecto contención de los ERTE.
  • La deuda pública subirá hasta el 122% del PIB a finales de este año, el nivel más alto en España desde 1900, después de la Guerra de Cuba y Filipinas.
  • El Producto Interior Bruto (PIB) de España registrará, de media, una caída del 13% a finales del presente ejercicio.
  • El Banco Central Europeo (BCE) debe ampliar su programa de compra de deuda por otros 750.000 millones de euros para evitar otra crisis.
  • Los bancos no deberían atender la demanda de crédito de empresas o familias insolventes, como sucedió en la anterior crisis.
  • La crisis turística actual podría tener un impacto análogo, en términos de empleo y PIB, al del pinchazo de la burbuja inmobiliaria de 2008.

ENLACE AL INFORME

Deja tu comentario

avatar
  Suscribirme  
Notificarme de