SUBSIDIOS DE DESEMPLEO Y RESCATE DE PLANES DE PENSIONES

ALGUNOS DATOS PREVIOS SOBRE LOS PLANES DE PENSIONES Y SIMILARES (PIAs y PPAs)

Unos 9,5 millones de españoles recurren a ellos, con más de 186 mil millones €, con un del 3,72% interanual. En la actualidad tan solo el 28% de los españoles tiene un plan de pensiones a pesar de que 3 de cada 4 afirma que no podrá mantener su nivel de vida tras la jubilación y que al 96% le preocupe que el sistema de pensiones púbico no sea sostenible a largo plazo. Además, el 36% de los españoles piensa que los planes de pensiones no tienen comisiones y el 30% que no ofrecen ventas fiscales.

RESCATES DE PLANES DE PENSIONES ESTANDO EN PARO

Estando en paro, no solo es conveniente, sino que es precisamente el mejor momento para efectuar rescates de los planes de pensiones. La razón es simple, cuando en un año se está en paro los ingresos por trabajo son nulos o reducidos, pudiendo incluso a llegar a ser negativos si además se está cotizando a la Seguridad Social por un Convenio Especial con la Seguridad Social.

NOTA: Las normas sobre el rescate de planes de pensiones establecen la posibilidad de rescate en el caso de desempleo de larga duración poniendo como condición que el solicitante no tenga derecho al percibo de la prestación contributiva por desempleo (“el paro”) o lo haya agotado (art. 9.b) del Reglamento de planes y fondos de pensiones

Como las prestaciones de los Planes de Pensiones se integran en la Base General que tiene unos tipos impositivos progresivos, cuanto menores sean el resto de los ingresos de la base general, en el momento del rescate, menor será el tipo impositivo (porcentaje de impuestos), que se aplicará, y por tanto menos se pagará de impuestos.

NOTA: en principio, según el Artículo 11.5 del Reglamento de planes y fondos de pensiones (Incompatibilidades entre aportaciones y prestaciones):”La percepción de los derechos consolidados por enfermedad grave o desempleo de larga duración será incompatible con la realización de aportaciones a cualquier plan de pensiones, salvo las que resulten obligatorias o vinculadas a las del promotor de un plan de empleo.” Aunque en el plan de pensiones únicamente aparezca un titular, el cónyuge también puede realizar aportaciones al mismo hasta un máximo de 2.500 euros anuales (2.000 euros en el caso de Navarra y 2.400 euros en el País Vasco). Esto se produce cuando el partícipe del plan carece de rentas o sus rendimientos netos del trabajo y/o actividades económicas no superan los 8.000 euros anuales. 

FORMAS DE RESCATAR LOS PLANES DE PENSIONES

Se pueden rescatar en forma de capital, en forma de renta (fija o vitalicia) o de forma mixta (combinación de ambas). En la actualidad hay mucha flexibilidad para el rescate, pudiéndose, por lo general, cambiar las formas de rescates con el tiempo si se estimase conveniente. Eso da lugar a que no quede claro cuando se hace el rescate en forma de capital, de un mismo plan de pensiones, pues al poderse hacer varios rescates puntuales en diferentes años y con diferentes importes, estrictamente hablando no podrían considerarse como rescates en forma de renta, pero desde el punto de vista fiscal solo uno de ellos sería considerado como rescate en forma de capital.

Desde el punto de vista fiscal, el rescate en forma de capital de aportaciones realizadas antes del 1 de enero 2007 (incluidas sus revalorizaciones), tendrán una reducción del 40% de la base imponible, es decir solo tributarán por el 60%.

CASO DE RESCATE DE APORTACIONES ANTERIORES A 2007 (solo tributarán por el 60%)

Ese era precisamente el mayor incentivo fiscal de los Planes de Pensiones, ya que suponía una importante reducción en el impuesto sobre la renta en el momento del rescate. Las aportaciones efectuadas después de dicha fecha carecen de esta reducción. Pero si se tienen aportaciones con anterioridad a 2007, aún se pueden beneficiar de la reducción del 40% de la base en el momento el rescate si el rescate se hace en forma de capital, pero sólo uno de los rescates puntuales podrá ser considerado como rescate en forma de capital a efectos fiscales. 

Si se tienen varios Planes de Pensiones, Hacienda permite que pueda hacerse para cada uno de ellos un rescate en “forma de capital”, pero solo podrán beneficiarse de la reducción del 40% de la base los rescates que se hagan en un único ejercicio fiscal. Por otra parte es importante tener en cuenta que, si de un mismo Plan de Pensiones, se hacen dos o más rescates puntuales, sólo uno de ellos podrá beneficiarse de la reducción del 40%, aunque se hagan los rescates en un único año (ver consulta vinculante de la Dirección General Tributaria número V1626-14).

Para determinar qué se entiende por capital, debemos acudir a la normativa financiera. En concreto, el artículo 10.1 del Reglamento de Planes y Fondos de Pensiones, define el rescate en forma de capital como de “pago único” y a la vista de ello Hacienda considera que de cada plan de pensiones sólo se puede percibir un capital, bien por la totalidad de los derechos económicos del plan o bien combinado con rentas. Por tanto, cuando sólo existe un plan de pensiones, la reducción del 40 % sólo podría aplicarse a un pago, pero no a varios pagos percibidos a lo largo del año o de los años.

Pero esta limitación es solamente teórica (por no decir ridícula), ya que, en la práctica, nada impide la movilización de los derechos consolidados de un Plan a otro, pudiéndose por tanto en todo momento (salvo restricciones a las movilizaciones pactadas por la forma de contratación), convertir ese único Plan en cuantos se desee, que ya no estarían sometidos a esa limitación.

Resumiendo, las tres condiciones para poderse beneficiar de la reducción del 40%

• Solo un rescate en “forma de capital” de cada Plan de Pensiones

• Solo los que se hagan en un único ejercicio 

• Solo un rescate en “forma de capital” de cada Plan de Pensiones

Pero la determinación de cual o cuales de las prestaciones tendrá el beneficio de la reducción del 40%, o dicho de otra forma en qué años aplicaremos este beneficio, es una decisión personal del contribuyente, que puede elegir libremente a su conveniencia, como repetidamente lo ha indicado la DGT en numerosas consultas vinculantes (por ejemplo, la número V0589-10).

Las gestoras pasan por alto que es el beneficiario del Plan quien debe elegir el qué rescates son los que deben beneficiarse de la reducción del 40% y por eso es raro que en sus impresos de solicitud de rescate hagan mención a este aspecto, poniendo únicamente si el rescate será en forma de capital o renta. Si marcamos la opción de un rescate en forma de capital, y aún no nos hemos beneficiado de la reducción, la gestora, por lo general, omitiendo su obligación de aconsejarnos, aplicará el beneficio a ese primer rescate, nos practicará la retención considerando solo sobre el 60% del importe rescatado, y se lo comunicará a hacienda.

Por eso es importante que si al hacer un rescate en forma de capital, no deseamos que dicho rescate sea el que se beneficie de la reducción (por ejemplo, si hemos previsto dejar el beneficio para una mayor cantidad a rescatar en años siguientes), se indique claramente a la gestora esa elección, poniéndola bien visible y claramente escrita en junto a la marca de elección en forma de capital del impreso, y si no cupiese poniendo una nota en cualquier espacio disponible.

No obstante, es al hacer la declaración del IRPF cuando realmente debemos ratificar nuestra opción, diciendo en el apartado de rendimientos del trabajo, el importe de la reducción del 40% en la casilla correspondiente a “Reducciones de rendimientos irregulares…”. Lo que se indique en la declaración será lo que prevalezca.

Cuando existen derechos de aportaciones que pueden beneficiarse de la reducción del 40%, todos o la mayor parte de dichos derechos se deberán rescatarse en un único ejercicio, preferentemente en el que menos ingresos de la base general, por otros conceptos, se tengan.

La estrategia general sería pues, rescatar una gran parte (o la totalidad) de los derechos con el beneficio a la reducción del 40% en el año de menos ingresos o de mayores ingresos negativos; y el resto repartirlo entre varios ejercicios, tratando de equilibrar los unos con los otros, de forma que al sumarse con otros ingresos de la base general (prestaciones de desempleo, subsidios, cobro de solo en unos meses del año de la jubilación), se consigan que las bases liquidables generales de los diferentes años sean lo más parecidas entre ellas.

No obstante para saber si es mejor hacerlo antes de acabar el paro o después, cuando esté cobrando el subsidio, aunque te suspendieran un mes, habría que hacer simulaciones de la renta, que ahora es algo más complicado al no poder instalar el programa PADRE en el propio ordenador, aunque para hacerse una idea aproximada, puede valer algún programa PADRE antiguo, en la página WEB siguiente puede descargarlos (el último es de 2015)

VER: AEAT PADRE

SUBSIDIO DE DESEMPLEO . TRASPASO Y RESCATE DE PLANES DE PENSIONES.

Según el art. 7 del Real Decreto 625/1985, de protección por desempleo hay que tener en cuenta dos aspectos:

  1. El mes en el que se percibe el rescate del Plan. En ese mes se dividirá el importe percibido entre 12, y esa será la renta que deberá tenerse en cuenta para ver si se tiene derecho o no al subsidio en ese mes.
  2. Los meses siguientes, en los que se deberán tener en cuenta los rendimientos que pudieran obtenerse del capital rescatado por tenerlos por ejemplo en un depósito a plazo, o en una cuenta remunerada, o los dividendos de acciones que hubiésemos comprado, o las rentas presuntas en el caso de bienes con que tenga diferida su sujeción al impuesto de la renta de las personas físicas, tales como fondos de inversión.

NOTA: Los Planes de Pensiones NO rescatados no se consideran rentas a efectos del cálculo del límite de rentas de los subsidios de desempleo

Por lo general el punto 1º será el que más afecte, ya que, a poco que se rescate, seguro que se supera en el mes del rescate el límite de rentas máximas permitido. Si ese es el caso, en ese mes se debe solicitar una suspensión temporal del subsidio y volver a rehabilitarlo al mes siguiente.

Esta suspensión temporal tiene evidentemente un coste económico, que deberá ser considerado como un factor más a la hora de planificar los rescates de los Planes de Pensiones.

En los meses siguientes, dada la escasa rentabilidad actual de los depósitos y cuentas bancarias, es difícil que el capital rescatado llegue a generar ingresos suficientemente significativos como para hacer peligra el subsidio. En cualquier caso, lo que se deberá evitar es colocarlo en productos en los que se consideren rentas presuntas, ya que la presunción de rendimientos que hace hoy en día la administración, igual al interés legal del dinero fijado anualmente por el gobierno (del 3 % en 2019), supera con mucho a la realidad, entrando más bien en el campo de la ciencia ficción.

NOTA: Al solicitar una ayuda o subsidio, el trabajador desempleado se compromete a comunicar en todo momento cualquier variación de rentas que se produzca y que pudiera afectar al cumplimiento del requisito de carencia de rentas. Por ello, es obligatorio informar al SEPE de que se ha producido un rescate del Plan de Pensiones. Si no se comunica debidamente el rescate del Plan, al detectarlo el SEPE suspenderá el subsidio desde la fecha del rescate y habrá que devolver, como cobro indebido, todo lo que se haya recibido. Si han transcurrido más de 12 meses, el subsidio ya no se suspende, se extingue.

En febrero de 2016 el TS señaló que rescate de un Plan de Pensiones no supone un ingreso y únicamente supone la sustitución de un elemento patrimonial por otro, siendo sólo imputable como renta los rendimientos “rescatados” y no el capital. La literalidad de la sentencia indica que dicha plusvalía se aplicara como renta siempre que se pueda acreditar tanto su existencia como su cuantía

En consecuencia, en las oficinas del SEPE se debe analizar cuál es la rentabilidad real obtenida pues los Tribunales imponen al SEPE, conforme a las reglas generales que consagran el Art. 217 LEC, la carga de la prueba y en consecuencia es el SEPE quien debe demostrar la existencia real de la plusvalía en virtud de la cual suspenda o no la percepción del subsidio.

En lo relativo a los traspasos la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones define la posibilidad de “traspasar” los derechos consolidados de unos planes de pensiones a otros, y sería preciso certificar los datos “históricos” de las cantidades involucradas (capital y plusvalías) de esos traspasos.

En general (si no han existido traspasos previos) no habrá problema para conseguir el certificado de plusvalía, pero es prudente que nuestra oficina bancaria nos asegure que en un plazo de pocos días nos puedan emitir un certificado en el que se refleje, como mínimo, el total del Capital previo del Plan de Pensiones , el total del Capital rescatado, el rendimiento obtenido y el Capital restante.

En el caso de no facilitar el certificado solicitado, lo aconsejable antes de realizar el rescate, es realizar por escrito una reclamación al Defensor del Participe (figura obligatoria en las gestoras), y si no hay respuesta o esta es denegatoria (hay un plazo máximo para la contestación de 2 meses) se posibilita una reclamación a la Dirección General de Seguros y Planes de Pensión.

En la propia normativa del IRPF se regula que la certificación sobre plusvalías se debe realizar en la fecha de la imputación fiscal, es decir, en el año siguiente al ejercicio fiscal en el que se realiza la operación. Por eso es aconsejable incluir en la propia orden del rescate una nota solicitandoque en el mismo momento de realizar el rescate se nos facilite el certificado para su presentación al SEPE especificando los aspectos indicados anteriormente.

EXCESO DE APORTACIONES A UN PLAN DE PENSIONES

Es preciso tener cuidado con las aportaciones realizadas al cierre del ejercicio que buscan reducir nuestra factura fiscal y no han sido planificadas adecuadamente pues si aportamos cantidades por encima 8.000 € a un plan de pensiones, estamos ante una infracción así tipificada en la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones, y que es sancionable con una multa equivalente al 50% del exceso de la aportación sobre la citada cuantía máxima (art. 36.5 LRPP). Y todo ello sin perjuicio de la inmediata retirada del citado exceso del plan o planes correspondientes, salvo que dicho exceso sea retirado antes del 30 de junio del año siguiente al de la aportación.

Por otra parte, el art. 51 de Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (LIRPF) para realizar aportaciones a Planes de Pensiones y que así se reduzca la Base Imponible del impuesto vienen dado por la menor de las siguientes cantidades:

  • 8.000 € anuales (hasta 31.12.2014 eran 10.000 €) y, además, 5.000 € anuales para las primas a seguros colectivos de dependencia satisfechas por la empresa. Límite absoluto aplicable en todo caso.
  • Límite porcentual sobre los Rendimientos Netos del Trabajo y de Actividades Económicas percibidos individualmente en el ejercicio, se establece en el 30%, en todo caso (hasta 31.12.2014 se aplicaba el 30% con carácter general y el 50% para contribuyentes mayores de 50 años y 12.500 € absoluto).
  • Límite de reducción adicional por aportaciones a favor del cónyuge, cuando éste no obtenga rendimientos del trabajo o de actividades económicas superiores a los 8.000 € anuales, se fija en 2.500 € anuales (hasta 31.12.2014 era de 2.000 €)

El art. 52 de la LIRPF establece que las cantidades aportadas a un plan de pensiones que no hayan podido ser reducidas de la base imponible general del impuesto por insuficiencia de la misma o por exceder del 30% de los rendimientos netos del trabajo o de actividades económicas, pueden reducirse en los 5 ejercicios siguientes, aunque el partícipe vaya a estar jubilado en ellos. 

En estos casos si confluyesen, en una misma declaración de IRPF, aportaciones realizadas en el ejercicio con aportaciones de ejercicios anteriores que no hayan podido ser objeto de reducción por insuficiencia de base imponible o por exceder del límite porcentual, se entenderán reducidas en primer lugar, las aportaciones correspondientes a años los anteriores,

Cuestión distinta son los casos en que lasaportaciones realizadas excedan de la cuantía máxima establecida en el artículo 51 de la LIRPF (8.000 €);estos excesos no podrán reducir la base imponible ni en el ejercicio de la aportación ni en los siguientes (artículo 51.6 LIRPF), siendo objeto de infracción en los términos antes indicados.

Ver Tabla resumen en las Fichas

PLAN DE PENSIONES Y RÉGIMEN MATRIMONIAL

Un plan de pensiones normalmente es un asunto individual. Los elementos personales de un plan de pensiones son tres: el promotor del plan (la entidad gestora); el partícipe (se trata de la persona física que contrata el plan de pensiones, independientemente de que realice aportaciones o no) y los beneficiarios (aquellas personas con derecho a percibir las prestaciones). El contrato se constituirá con los primeros dos.

Los planes de pensiones tienen carácter privativo, aunque las aportaciones realizadas durante el matrimonio en régimen de  gananciales, tienen la presunción de carácter de ganancial.

Una de las dudas que surgen más a menudo cuando se produce la disolución del matrimonio (por ejemplo: separación o divorcio  en régimen de gananciales) es si los planes de pensiones tienen carácter privativo del cónyuge a cuyo nombre se ha constituido el plan, o por el contrario dicho plan es ganancial. La doctrina jurisprudencial ha venido señalando que en materia de planes de pensiones y seguros, la pensión o el capital son privativas al resultar de aplicación lo dispuesto en el artículo 1346.5 del Código Civil, pero las cantidades aportadas al plan efectuadas durante la sociedad de gananciales, deben ser reembolsadas a ésta, en cuanto se presumen realizadas con dinero de carácter ganancial, salvo prueba en contrario.

Es decir, el plan de pensiones no puede considerarse ganancial porque la titularidad del mismo es necesariamente individual, porque no cabe la titularidad compartida y porque los eventos que determinarán su pago (jubilación, muerte, incapacidad, desempleo, etc.,)  siempre han de referirse a una sola persona; sin embargo, las aportaciones que se hacen al mismo durante el matrimonio han de considerarse gananciales por estar afectas a la presunción de ganancialidad del art. 1361 del Código Civil . Es decir, los planes de pensiones tienen carácter privativo pero se considerarán gananciales todas las aportaciones que se hayan realizado a ese plan constante el matrimonio y estas aportaciones, en su caso, han de ser actualizadas al momento de la liquidación de la sociedad de gananciales.

Sin embargo, criterio distinto se sigue para los denominados Planes de empleo, es decir, cuando la aportación de las cantidades a ese Plan de pensiones se ha realizado exclusivamente por cuenta de la empresa empleadora del titular del Plan y que no conste esa cantidad que se aporta como salario.

EJEMPLO:  Uno de los cónyuges trabaja en una empresa y ésta le paga todos los meses su salario y además por convenio han acordado abrirle un plan de pensiones que va a ir pagando la empresa. En este caso las aportaciones a ese Plan de pensiones son privativas, ya que no han sido pagadas con dinero del matrimonio.

A modo de conclusión: Siendo el régimen matrimonial el de gananciales, las aportaciones al plan de pensiones que se hayan realizado durante el matrimonio con dinero  supondrán un crédito a favor de  la sociedad de gananciales cuando esta se liquide frente al cónyuge titular del plan de pensiones, por lo que las cantidades «actualizadas» deberán incluirse en el activo del inventario.

Fuente principal:“PEQUEÑA GUÍA FISCAL” Para parados al borde de … ¿la jubilación?

(Los posibles errores son propios y no de las fuentes utilizadas)

AQUÍ PUEDES DESCARGARTE LA FICHA COMPLETA

Descarga la ficha en PDF

12 comentarios en «SUBSIDIOS DE DESEMPLEO Y RESCATE DE PLANES DE PENSIONES»

  1. Hola, he acabado la prestación por desempleo el 21.01.2021 y voy a solicitar el Subsidio por desempleo el 22.02.2021. He realizado el rescate del Plan de pensiones con fecha 03.02.2021 en forma de capital por un importe de 25.000€, del que no consigo por ahora que la gestora me entregue el certificado de Plusvalías. (Es posible que estas superen los 712€, prorrateados), pero no consigo el certificado.
    ¿Que debo hacer? ¿solicitar el subsidio con fecha 22.02.2021, declarando que en el mes de febrero he rescatado el plan de pensiones? ¿esperar a abril y no declarar el rescate del plan de pensiones, ya que se produjo en febrero?
    Por favor, ayudenme. Gracias por su ayuda

    Responder
    • Las gestoras y entidades bancarias son reticentes al desglose (capital, rendimientos) en los rescates de planes de pensiones.
      En el caso de no facilitar el certificado solicitado, lo aconsejable es realizar por escrito una reclamación al Defensor del Participe (figura obligatoria en las gestoras), y si no hay respuesta o esta es denegatoria (hay un plazo máximo para la contestación de 2 meses) se posibilita una reclamación a la Dirección General de Seguros y Planes de Pensión.

      En la propia normativa del IRPF se regula que la certificación sobre plusvalías se debe realizar en la fecha de la imputación fiscal, es decir, en el año siguiente al ejercicio fiscal en el que se realiza la operación. Por eso es aconsejable incluir en la propia orden del rescate una nota solicitando que en el mismo momento de realizar el rescate se nos facilite el certificado para su presentación al SEPE especificando el total del Capital previo del Plan de Pensiones , el total del Capital rescatado, el rendimiento obtenido y el Capital restante.
      Dada la premura fechas de tu situación, parece que lo más prudente es solicitar el subsidio a partir del 03/03, pasado un mes desde el rescate (no entendemos el por qué dejarlo para abril como comentas, ya que en principio los meses no son meses naturales, sino que se computan desde la fecha de solicitud) En cualquier caso serían unos pocos día sin recibir el subsidio y te evitarás conflictos y litigios con la gestora/entidad financiera y con el propio SEPE.

      Responder
  2. Soy beneficiario del subsidio por desempleo mayores 52 años. No tengo mas rentas periodicas que dicha prestacion, casado y mi esposa no trabaja. Por tanto no se percibe ninguna otra renta ni real ni presunta. Para cumplimentar los recursos familiares, ya el pasado año hice una disposicion de un Plan de Pensiones procedente de plan empresa, por importe total de 8 mil euros, en un unico pago dando un plusvalia de 2500 Euros. Mi intencion es hacer este año por mismo motivo nueva disposicion de identicas caracteristicas, con lo que el plusvalia va a tener una variacion minima (no mas de 100 euros) Mi duda es, ¿Se debe aplicar el mismo criterio que el año pasado? Esto es, comunicar al SEPE la disposicion en el momento de hacer la disposicion, tener en cuenta el plusvalia y dividirlo por 12 con el fin de determinar si los ingresos totales de ese mes superan o no los 712,5 euros? Gracias de antemano por su informacion. Saludos.

    Responder
  3. Hola, Tengo 62 años. Estoy en paro de larga duracion , sin ningun ingreso por trabajo ni subvenciones por paro. Ademas estoy cotizando 1080 € a la Seguridad Social por el Convenio Especial.
    Me han comentado que podría rescatar 15000 € del plan de pensiones que tengo, ya que el aporte de ingresos (rendimientos por trabajo) son nulos y por lo tanto no pagaría los impuestos correspondientes.
    ¿ Es así, y por lo tanto el mejor momento para rescatar parte del plan de pensiones ?
    Muchas gracias.

    Responder
    • Como se indica en el propio artículo: “Estando en paro, no solo es conveniente, sino que es precisamente el mejor momento para efectuar rescates de los planes de pensiones. La razón es simple, cuando en un año se está en paro los ingresos por trabajo son nulos o reducidos, pudiendo incluso a llegar a ser negativos si además se está cotizando a la Seguridad Social por un Convenio Especial con la Seguridad Social.”

      Responder
  4. Buenos días. ¿La sentencia del TS de febrero de 2016 a la que hacen referencia es la STS621/2016?

    Si es así, agradecería me indiquen en qué punto exactamente se argumenta: “siempre que se pueda acreditar tanto su existencia como su cuantía”, porque no lo localizo. Lo más parecido es “Al no constar si han existido tales beneficios, plusvalías o rentas ni, en su caso, el importe de los mismos, la actora no ha cometido la infracción que el SPEE le imputa, a saber, no comunicar la obtención de las rentas
    y percibir prestación por desempleo indebidamente”

    Me encuentro en una situación de no poder justificar la plusvalía de un rescate de plan de pensiones y me interesa asesorarme bien antes de enfrentarme al SEPE.

    Gracias

    Responder
    • STS 621/2016 –
      Fundamentos de Derecho. Quinto.
      Pág 8:
      2…
      “En realidad con el rescate del Plan de Pensiones la actora no ha ingresado en su patrimonio nada que no tuviera ya, ha sustituido un elemento patrimonial (el Plan de Pensiones) por otro (el dinero obtenido por el rescate del citado Plan), siendo lo único relevante, a los efectos ahora examinados, la ganancia, plusvalía o rendimiento que le haya podido reportar el citado Plan”

      Pág 9
      3…
      “Aplicando la doctrina anteriormente consignada se concluye que las únicas rentas o ingresos computables de la actora son los rendimientos, plusvalías o beneficios que le haya podido generar el Plan de Pensiones durante el tiempo en el que el mismo subsistió, sin que quepa imputar como renta o ingreso el importe total del rescate del mismo, es decir 16.125#43 €.
      Al no constar si han existido tales beneficios, plusvalías o rentas ni, en su caso, el importe de los mismos, la actora no ha cometido la infracción que el SPEE le imputa, a saber, no comunicar la obtención de las rentas y percibir prestación por desempleo indebidamente.
      Por lo tanto, al no poder subsumirse la conducta de la actora en el tipo descrito en el artículo 25.3 de la LISOS , no ha cometido la infracción contemplada en dicho precepto y, por ende, no procede imponerle la sanción establecida en el artículo 47.1 b) de la LISOS”

      Enlace a la sentencia: http://www.poderjudicial.es/cgpj/es/Poder-Judicial/Noticias-Judiciales/El-Supremo-rechaza-quitar-el-paro-a-una-trabajadora-que-cobro-el-importe-total-de-un-plan-de-pensiones

      Responder
      • Gracias por la respuesta. El sentido de los párrafos que me indican es el mismo, y ya los conocía. Pero no encuentro la literalidad del texto “siempre que se pueda acreditar tanto su existencia como su cuantía”, que citan expresamente en el artículo. Y a eso en concreto se refería mi pregunta. Muchas gracias de nuevo, no obstante.

        Responder
        • Obviamente en los artículos de nuestros colaboradores se intenta explicar el concepto intentando no recurrir a la literalidad de la norma/ley/sentencia a la que se refiere. Cosa diferente es que esa redacción pueda (o no, depende del lector) producir cierta confusión en algunos lectores. No obstante, también, gracias por leerlos y suerte con su reclamación/demanda.

          Responder
          • Quizá por desconocimiento o ingenuidad por mi parte, tiendo a otorgar a ciertos foros un rigor excesivo y lo obvio no me lo parece tanto. Y lo que está entrecomillado pienso que es fiel reflejo del original. En ese sentido sí, ciertamente, soy ese tipo de lectora a la que estas inexactitudes producen confusión. Queda aclarado el malentendido. Gracias de nuevo.

          • La falsa e impostada modestia, y más si se le añaden unas “gotitas” de soberbia, suelen ser un cóctel insufrible. Simplemente lo ya dicho (sin entrecomillar): suerte con tus cuitas y puedes devolver lo que abonaste para recibir una contestación (¿o era gratuita?, la contestación digo, que NO la consulta). Sin más (ni menos) que te vaya bien con tus cuitas. CORTO Y CIERRO.

Deja un comentario