La reducción de la jornada laboral y los contratos a tiempo parcial

El anteproyecto de ley que articulará la reducción de jornada del máximo legal de 40 horas semanales a 38,5 horas en 2024 y 37,5 en 2025 afectará también a los contratos a tiempo parcial: el tiempo de trabajo y la nómina deberá ser proporcional al porcentaje de reducción de la jornada completa máxima equivalente.

La jornada máxima legal en España está establecida ahora en 40 horas semanales desde 1983, año en el que se modificó el Estatuto de los Trabajadores que hasta entonces contemplaba 43 horas en jornada partida y 42 horas en jornada continuada. El anteproyecto de ley que está negociando el Gobierno con los agentes sociales que contempla reducir la jornada laboral máxima legal de forma progresiva desde las 40 horas a 38,5 en 2024 y 37,5 en 2025 también supondrá modificaciones para los contratos a tiempo parcial, la gran mayoría firmados por mujeres.

Según los últimos datos de la estadística europea comunitaria, Eurostat, en 2022 los españoles trabajaban ya 37,8 horas efectivas de media a la semana, por debajo de las 40 horas semanales máximas que fija el Estatuto de los Trabajadores y que se aplica a las empresas no sujetas a convenio que contemplan un número de horas semanales por debajo del máximo legal. En este último caso, lógicamente la reducción de la jornada legal máxima también supondrá modificar los contratos no sujetos a convenio aunque se esté trabajando a tiempo parcial.

Cuando se instaure la reducción de la jornada laboral este año, como es la intención del Gobierno, “las horas de trabajo serían las mismas que se desempeñen a tiempo parcial, pero aumentaría el salario mensual porque la jornada supone un porcentaje de la jornada completa equivalente. Si ese porcentaje sube, debe crecer también el salario para mantener la equivalencia·, según recuerda el sindicato Comisiones Obreras (CCOO).

Por ejemplo, “si tienes la jornada máxima legal, 40 horas semanales, pero trabajas 20 horas y la jornada se reduce a 37,5 horas, tu jornada pasaría del 50% al 53,3% por lo que cobrarías un 3,3% más. “Tu empresa te podrá decir que te reduce el tiempo de trabajo para no pagarte más, pero no te lo podrá imponer”, recuerda CCOO, ya que las personas que trabajan a tiempo parcial tienen los mismos derechos que las que trabajan a tiempo completo y las condiciones laborales se vinculan a lo que se acuerde para las personas con jornada completa.

Contratos a tiempo parcial y horas pactadas

El anteproyecto de ley para la transposición de la directiva europea sobre condiciones laborales transparentes y previsibles aprobado este martes por el Consejo de Ministros también contempla, entre otras, nuevas medidas que refuerzan la protección de los trabajadores contratados a tiempo parcial: prohibirá que una empresa pueda reducir la jornada y el salario a un empleado a tiempo parcial de forma unilateral y por tanto la empresa no podrá imponer al trabajador el aumento o disminución de horas en el empleo tiempo parcial.

El texto de la nueva norma traspuesta por la directiva de la UE, que aún tiene que superar la fase parlamentaria, introduce el reconocimiento en el artículo 4 del Estatuto de los Trabajadores del derecho a que las condiciones de trabajo sean previsibles, lo que implica que el empleado debe conocer de antemano su pauta de trabajo y, en su caso, los criterios en virtud de los cuales esas condiciones puedan cambiar.

Por tanto, “la empresa tendrá que hacer constar por escrito los contratos de trabajo independientemente de su duración y la modificación de los elementos esenciales de la relación laboral, obligación que si se incumple conlleva que el contrato se presuma indefinido a tiempo completo”, señala el anteproyecto.

En el caso de las horas complementarias pactadas, deberá constar en el acuerdo el número de horas, los días y las horas de referencia en los que se pueden solicitar los servicios de la persona trabajadora con un preaviso mínimo de tres días, plazo que no se podrá rebajar mediante convenio.

De acuerdo con la norma, las empresas deberán registrar la jornada de los trabajadores con contrato a tiempo parcial, de forma que tendrán que registrar día a día su jornada, incluyendo el horario concreto de inicio y de finalización.

“La conversión de un trabajo a tiempo completo en un trabajo a tiempo parcial o viceversa, así como el incremento o disminución de horas en el trabajo a tiempo parcial, tendrá carácter siempre voluntario para el trabajador, “sin que, en ningún caso, se pueda imponer de forma unilateral por la empresa”, señaló ayer la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y “no se van a poder modificar las jornadas laborales de las mismas en los contratos a tiempo parcial como mecanismo para bajar sus salarios”.

EL 75% DE LOS CONTRATOS A TIEMPO PARCIAL ES PARA MUJERES

Las mujeres suponen el 75% de la población asalariada a jornada parcial, en gran parte lo hacen de forma involuntaria por asumir tareas de los cuidados familiares, destaca un informe publicado este martes por Comisiones Obreras. También pesan los complementos salariales y la mayor inactividad de las mujeres por cuidados con 1,9 millones que no trabajan por este motivo, unas diferencias que comienzan a abrirse con la maternidad.

“Para las mujeres la existencia y números de hijos está directamente relacionada con un marcado descenso en la tasa de empleo”, subraya el informe. El empleo a tiempo parcial también explica el 70% de la brecha salarial de género que en 2022 se sitúo en el 18,6%, según Las mujeres ganan una media de 4.300 euros menos al año que os hombres, fundamentalmente porque reducen su jornada para hacerse cargo de los cuidados.

En cifras absolutas, la brecha salarial es de 4.341 euros. Para un salario medio anual del empleo principal de 27.642 euros entre los hombres y 23.301 euros entre las mujeres en 2022, según los últimos datos de salarios de la Encuesta de Población Activa (EPA): una diferencia de 4.341 euros entre la ganancia media anual de mujeres y hombres. Una brecha del 18,6%, el nivel más bajo en 15 años, paliado los consecutivos aumentos del salario mínimo interprofesional (SMI).

CCOO reclama una nueva regulación del empleo parcial que incida en el uso de las horas complementarias para que cuando superen un determinado porcentaje en un periodo de tiempo establecido pasen a formar parte de la jornada ordinaria elevando horas de esa parcialidad o pasando a jornada completa.

Fuente: Expansion Cómo le afectará la reducción de la jornada laboral si tiene un contrato a tiempo parcial | Economía (expansion.com)

Deja un comentario