En 2018 la Inspección detectó 91.325 infracciones a la legislación del orden social con un importe de sanciones superior a 300 millones de euros

Durante el año 2018 la Inspección detectó 91.325 infracciones a la legislación del orden social (incluyendo 2.455 requerimientos a la Administración), con un importe de las sanciones propuestas de 307.566.196,48 euros.

Así consta en los datos del Informe Anual de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social 2018. Éstos son algunos de los datos más relevantes:

En el año 2018, el número total de denuncias presentadas y admitidas a trámite ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha sido de 101.968, habiéndose finalizado 527.228 órdenes de servicio, de las que 264.595 tienen un origen planificado por la propia Inspección.

Durante 2018, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social han inspeccionado 370.318 centros de trabajo pertenecientes a 285.509 empresas, dando lugar a 1.020.068 actuaciones, de las cuales 513.757 lo han sido en materia de Seguridad Social, 311.234 de Prevención de Riesgos Laborales, 142.081 de Relaciones Laborales, 28.354 de Empleo y Extranjería, y 24.642 de Otras actuaciones.

De las 266.718 visitas efectuadas, el 67,52% se han realizado en el sector Servicios, el 17,47% en el sector de la Construcción, el 10,62% en la Industria, y el 3,67% en Agricultura y Pesca, y un 0,71% sin clasificar.

Durante el año 2018 se han detectado 91.325 infracciones a la legislación del orden social (incluyendo 2.455 requerimientos a la Administración), con un importe de las sanciones propuestas de 307.566.196,48 euros.

Asimismo, se han formulado 183.765 requerimientos (sin incluir los 2.455 requerimientos a la Administración), 3.621 consultas y asesoramiento, 120 paralizaciones de obras, trabajos o tareas y 1.410 informes sobre presunta responsabilidad penal.

Durante 2018, el importe de los expedientes liquidatorios de cuotas debidas a la Seguridad Social ha sido de 1.146.529.875,51 de euros.

Falsos autónomos

Durante el año 2018 se ha procedido a la regularización de 18.851 falsos autónomos, incidiendo en la comprobación del correcto encuadramiento de los trabajadores que prestan servicios en los diversos sectores de actividad, así como los que sirven de nuevas formas de organización social.

Tanto el número de actuaciones, como especialmente el número de regularizaciones suponen un importante incremento respecto de años anteriores.

Becarios

Uno de los grandes retos de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en materia de Seguridad social se centra en el control del trabajo no declarado de aquellos jóvenes que se encuentran bajo la figura del “falso becario”, en supuestos en los que la realización de prácticas no laborales se utiliza de forma indebida y fraudulenta, bajo la falsa apariencia de una actividad formativa, cuando realmente se está prestando servicios por cuenta ajena en el marco de una relación laboral.

Durante 2018 se ha ejecutado una campaña dirigida a corregir esos comportamientos fraudulentos, asignando las inspecciones provinciales a personal inspector y equipos especializados, con formación específica en la materia.

Los resultados obtenidos suponen un incremento del 2% en el número de empleos aflorados en esta materia, así como un notable incremento en el importe de los expedientes liquidatorios que alcanza el 49% con respecto al año anterior.

Plan Director por un Trabajo Digno

El Plan Director integra una serie de medidas operativas que persiguen dar un giro cualitativo a las actuaciones desarrolladas hasta ahora por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y en ámbito del empleo irregular.

Dentro de las medidas operativas del plan relacionadas con el área de Seguridad Social y economía irregular destacan:
– Luchar contra los abusos en la contratación a tiempo parcial
– Refuerzo de la lucha contra la economía irregular
– Afrontar las nuevas modalidades de prestación del trabajo.
– Regularizar la situación de trabajadores y trabajadoras que se encuentran bajo la figura del “falso becario»

Por último, y dentro de las medidas organizativas derivadas del Plan Director, se encuentra la potenciación de la Herramienta de Lucha contra el Fraude, que comenzó en 2015 y que resulta fundamental para una adecuada planificación de campañas de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, ya que permite, mediante la puesta en marcha de la denominada “minería de datos” o “explotación de datos”, detectar patrones de fraude, a partir del procesamiento y cruce masivo de información, optimizando así los recursos del Sistema y la eficacia de la actuación
inspectora, lo que ha posibilitado la consecución de los siguientes objetivos:

– La detección de situaciones de fraude conocidas y que vienen produciéndose de forma histórica.
– La corrección de estas situaciones mediante controles extensivos e intensivos.
– La detección precoz de nuevas situaciones de fraude, teniendo en cuenta que su detección incipiente incrementa las expectativas de su corrección.

Así, durante 2018 se ha procedido a incrementar e intensificar las actuaciones inspectoras planificadas a través de la Herramienta de Lucha contra el Fraude: se han diseñado nuevas reglas y se han utilizado, en particular, para la ejecución de los ´Planes de choque.

Fuente: sincro

Enlace al Informe completo

Deja tu comentario

avatar
  Suscribirme  
Notificarme de