El trabajo no convencional y las pensiones

La última edición de “Pensiones at a Glance 2019” ha analizado las medidas relativas a las pensiones legisladas en los países de la OCDE entre septiembre de 2017 y septiembre de 2019. Este año, el informe se ha centrado en revisar en profundidad los diferentes enfoques para la organización de las pensiones de los trabajadores no convencionales.

Los trabajadores no convencionales son un grupo muy diverso, que incluye los empleados a tiempo parcial y temporal (como por ejemplo gig workers), así como los trabajadores autónomos, los cuales representan más de un tercio del empleo en los países de la OCDE en general. El desarrollo de nuevas formas de trabajo podría debilitar las perspectivas de ingresos de las generaciones futuras de jubilados.

Por regla general, los trabajadores autónomos pagan unas contribuciones al fondo de pensiones más bajas que los trabajadores por cuenta ajena con los mismos ingresos imponibles. Solo en diez países de la OCDE contribuyen de manera similar a los trabajadores por cuenta ajena.

El alto grado de discrecionalidad en la fijación de la base contributiva, la ausencia de requisitos para participar en los regímenes vinculados a los ingresos, unos incentivos reducidos para contribuir a los regímenes voluntarios y los tipos de contribución nominal más bajos son los factores más importantes que explican unas aportaciones al fondo de pensiones más reducidas. Esto puede tener graves consecuencias para las pensiones de jubilación de los trabajadores autónomos ahora y en el futuro, así como para la capacidad general de financiar unas pensiones adecuadas.

Al jubilarse, los antiguos trabajadores autónomos tienden a tener unas pensiones públicas más bajas que los antiguos trabajadores por cuenta ajena, y los trabajadores no convencionales tienen en general un acceso más limitado a planes de pensiones financiadas. En toda la OCDE, los trabajadores autónomos van a recibir una pensión de vejez un 20% inferior a la pensión de los antiguos trabajadores por cuenta ajena teniendo los mismos ingresos imponibles durante su vida laboral.

Muchos países pueden adoptar medidas para mejorar los resultados de las pensiones de los trabajadores no convencionales

Según el informe, las reformas de los sistemas de pensiones que mitiguen las disparidades entre los trabajadores convencionales y los no convencionales en términos de cobertura, contribuciones y derechos garantizarían una protección más justa, reducirían las desigualdades, agruparían los riesgos de la forma más amplia posible y facilitarían la movilidad de los trabajadores entre los distintos tipos de puesto de trabajo.

La necesidad de igualdad de trato de todos los ingresos laborales implica no excluir los contratos de trabajo temporales, independientemente de su duración, de la protección obligatoria de las pensiones y suprimir los períodos mínimos de antigüedad o de consolidación para la adquisición de los derechos de pensión.

Asimismo, incluir plenamente a todos los trabajadores no convencionales en las pensiones obligatorias en situación de igualdad que los trabajadores convencionales limitarían los incentivos financieros que pueden tener empleadores y trabajadores por cuenta ajena para abusar o hacer un mal uso del empleo no convencional.

Fuente: futuroafondo

0 0 vote
Article Rating
Suscribirme
Notificarme de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
¡Únete al debate! Ver comentariosx
()
x