«¿El trabajador de hoy ya no quiere ser clase obrera?» La que se nos avecina

En las propias palabras de sindicalistas avezados: «Los trabajadores de hoy ya no quieren ser clase obrera y no se ven como tal, se ven como clase media, ya no tienen esa conciencia de clase que existía antes. El conflicto social ya no tiene las aristas que tenía en otra época. El mundo de trabajo se ha modificado en estos años y tal vez se haya diluido esa conciencia de clase».

En las manifestaciones del 1 de Mayo hubo un momento en el que eran los propios sindicatos los que vetaban la presencia de políticos en la primera línea de la pancarta y los relegaban a posiciones gregarias para defender su autonomía respecto al gobierno de turno o los partidos de izquierda. Ayer, no solo se les invitó a ponerse en primer fila sino que se buscaron las fotos con los dirigentes. «Esa relación entre UGT y el PSOE y entre Unidas Podemos y CCOO no sé si nos ha venido bien», asegura un dirigente sindical con más de 30 años de trayectoria. «El Primero de Mayo es una jornada de reivindicación de los trabajadores y así debería proyectarse a la sociedad».

Por otra parte, mientras el número de asalariados ha crecido por encima del 3% anual desde el 2015, las cifras de delegados sindicales han pasado del máximo de 312.000 (en 2007, cuando se produjo el máximo nivel de ocupados en España) a los actuales 268.000 registrados ayer mismo. Parece que los sindicatos no convencen a los nuevos asalariados que han surgido durante la recuperación, algo que fuentes sindicales atribuyen a la alta precariedad de los nuevos ocupados (esta interpretación choca con los últimos datos de la EPA del primer trimestre de este año indicaban que en los últimos 12 meses el 80% de los casi 570.000 nuevos asalariados ocuparon un empleo indefinido).

Los sindicatos más representativos CC OO y UGT han sido, además, los más perjudicados. Antes de la crisis económica el 76% de los delegados sindicales que había ese año en España pertenecían a uno de estos dos sindicatos de clase. Sin embargo, el peso de UGT y CC OO en el conjunto de los delegados que hay en la actualidad ha bajado al 68%.

Esta pérdida ha ido en favor de otros sindicatos y organizaciones de trabajadores (hay del orden de 150 en toda España) que suman alrededor de casi 87.000 delegados lo que supone que casi 1 de cada 3 representantes sindicales pertenece hoy a una central que no es CC OO ni UGT.

Ninguna de estas dos organizaciones ha recuperado tampoco los afiliados que perdió durante la crisis. Desde el entorno de los 1,2 millones que llegaron a alcanzar ambos entre 2008 y 2010, CC OO contaba a finales de 2018 con menos de 935.000 afiliados y UGT con menos de 950.000 (cifras propias de imposible auditoría dado el ocultismo de ambas organizaciones).

Con este contexto y con los resultados electorales muy probablemente (¡o no!) en los próximos meses veremos un auténtico maremagnum legislativo en el ámbito laboral, algunas de estas medidas ya están en marcha (y publicadas en el BOE) y otras anunciadas en uno u otro momento:

  • Actualización del IPREM (anunciada y luego olvidada)
  • Eliminación definitiva del Factor de Sostenibilidad de las pensiones de jubilación (anunciada)
  • Legislar sobre la revalorización de las pensiones con el IPC ¿”real”? (anunciada)
  • Cotización de TODOS los becarios, sean o no retribuidos (anunciada en el BOE no desarrollada)
  • Remuneración y/o cotización por todo el tiempo trabajado (en marcha con lo del RD de control horario)
  • Cotización de los RETA por rendimiento real (dicho, y ya prenegociado el año pasado)
  • Causalidad de los contratos temporales, yendo hacia un paradigma de todos indefinidos (dicho…)
  • Preeminencia del convenio sectorial/territorial frente al descuelgue o convenio de empresa (dicho…)
  • Revisión de los TRADE y eliminación de los falsos autónomos (en parte dicho, en parte en marcha vía Inspección)
  • Subida generalizada de las remuneraciones salariales (dicho, incluso por parte de comisarios económicos de la UE)
  • Iniciar las labores para redactar una nuevo y actualizado Estatuto de los Trabajadores (anunciado,…)

Si las cosas se hacen de forma pautada y negociada (¿con qué representantes sociales, eh?), solo son de esperar posibles tensiones en algunos sectores de bajo valor añadido, muy dependientes de mano de obra poco productiva y mal remunerada (hostelería en general, servicios a los hogares, peonaje agrario, …).

AQUÍ PUEDES DESCARGARTE LA FICHA COMPLETA

Descarga la ficha en PDF

y sin marcas de agua

Deja tu comentario

avatar
  Suscribirme  
Notificarme de