EL RESCATE DE LOS PLANES DE PENSIONES Y MODALIDADES DE JUBILACIÓN

Jubilación y planes de pensiones son conceptos estrechamente unidos. Esa sigue siendo la esencia de los planes, si bien con el objetivo de facilitar a los partícipes el acceso a su ahorro en situaciones que pudieran generar vulnerabilidad económica, se fueron ampliando los supuestos que permiten su rescate, entre ellos, incapacidad laboral, enfermedad grave o desempleo de larga duración. Además, desde 1 de enero de 2025 será posible rescatar aquellas participaciones con al menos 10 años de antigüedad sin necesidad de acreditar ninguna circunstancia más allá que la mencionada antigüedad.
La inmensa mayoría de los rescates se producen por la contingencia de jubilación. No obstante, es importante matizar que existen diversas modalidades de jubilación, y cada una de ellas tiene una serie de implicaciones respecto al rescate del plan o planes de pensiones.
La contingencia de jubilación se entiende acaecida con el acceso efectivo a la jubilación en el Régimen de Seguridad Social correspondiente. Vamos a analizar los distintos casos.

JUBILACIÓN ORDINARIA

En este caso no caben dudas: el trabajador ha accedido a la jubilación de forma definitiva y acredita la condición de jubilado ante la Seguridad Social a todos los efectos. Es posible por tanto el rescate del plan de pensiones por la contingencia de jubilación.

JUBILACIÓN DEMORADA

En este caso, el trabajador continúa trabajando más allá de la edad ordinaria de jubilación. No se entiende producida la contingencia de jubilación, por lo que mientras se mantenga esta situación, el trabajador no podrá rescatar su plan de pensiones pese a haber alcanzado la edad ordinaria que le corresponde. Podrá rescatarlo una vez acceda a la jubilación definitiva.

JUBILACIÓN ANTICIPADA

La jubilación anticipada, que puede ser por cese voluntario o involuntario, además de en base a otras circunstancias como acreditar determinadas discapacidades y otros requisitos, o haber trabajado en sectores que por su peligrosidad, penosidad o toxicidad permiten jubilarse anticipadamente, tiene las mismas implicaciones en cuanto al rescate del plan de pensiones que la jubilación ordinaria. Se considera jubilación definitiva y es posible por tanto solicitar el rescate de los planes de pensiones.

JUBILACIÓN ACTIVA

Permite, alcanzada la edad de jubilación ordinaria y habiendo alcanzado el 100% de la base reguladora, compatibilizar el 50% (incluso el 100% en el caso de los RETA con un empleado en el RGSS) de la pensión con trabajos por cuenta propia o ajena a tiempo parcial o completo. El jubilado activo tiene la consideración de jubilado a todos los efectos y podrá rescatar su plan de pensiones.

JUBILACIÓN FLEXIBLE

Es el caso de un trabajador que, estando jubilado, retorna a la actividad laboral con un contrato a tiempo parcial. En este caso es posible también el rescate del plan de pensiones.

JUBILACIÓN PARCIAL

Permite compatibilizar un porcentaje de la pensión de jubilación con la realización de un trabajo a tiempo parcial entre el 25% y el 50% de la jornada completa. En función de la modalidad (antes de la edad de jubilación ordinaria o no), puede celebrarse o no un contrato de relevo.
Para cobrar el plan de pensiones por jubilación parcial se requiere que se contemple en las especificaciones de los planes de pensiones como opción de cobro, y es el partícipe quien decide cobrar, bien por jubilación parcial, bien por jubilación definitiva.
¿Y qué ocurre con el plazo de dos años que ofrece la ley para aplicar la reducción del 40% en rescate en forma de capital de participaciones hasta el 31/12/2006 inclusive y con la posibilidad de seguir realizando aportaciones?
Si opta por solicitar el cobro por jubilación parcial
• Dispone de los dos años siguientes para tener derecho a la reducción del 40%.
• Si el plan le permite continuar efectuando aportaciones las mismas quedarán para fallecimiento o dependencia.
• Pasados los dos años, sin haber llegado a la Jubilación definitiva, podrá solicitar el cobro de la prestación, pero sin derecho a la reducción.
Si opta por solicitar el cobro al llegar a la Jubilación definitiva
• Dispondrá de los dos años siguientes para tener derecho a la reducción del 40%.
• Si el plan le permite continuar efectuando aportaciones desde que se jubiló parcialmente, las podrá recuperar llegado a la Jubilación definitiva.

AQUÍ PUEDES DESCARGARTE LA FICHA COMPLETA

Descarga la ficha en PDF

y sin marcas de agua

 

 

Deja tu comentario

avatar
  Suscribirme  
Notificarme de