PRODUCTOS DE AHORRO PARA LA JUBILACIÓN

Para complementar la cuantía de la pensión pública puede ser interesante acogerse a algunos productos de ahorro. Intentamos resumir sus principales características desde el punto de vista de la rentabilidad y la liquidez de los más usuales. Cartera de productos de ahorro y porcentaje de su uso por parte de los ahorradores.

 

Depósitos bancarios

Son un producto sencillo y sin riesgo implícito más allá del remoto riesgo de quiebra de la entidad, en cuyo caso estarían cubiertos hasta 100.000 € por titular por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).

El funcionamiento es muy sencillo: se deposita en la entidad una determinada cantidad y recuperará a fecha de vencimiento del depósito la cantidad inicialmente invertida y unos intereses pactados, que también pueden ser abonados periódicamente durante la vida del depósito. El problema de este producto es su escasa o nula rentabilidad en entornos de bajos tipos de interés como el actual.

 

Planes de Pensiones Individuales y EPSV de empleo

Los Planes de Pensiones Individuales son ya conocidos por todos. Las EPSV (entidades de previsión social voluntaria) son productos análogos a los planes de pensiones disponibles en exclusiva para residentes en el País Vasco.

Cuentan con las mismas ventajas que los planes de pensiones individuales, con la diferencia de que el promotor es la empresa que los ofrece a sus empleados. Las aportaciones pueden ser realizadas tanto por el promotor como por el partícipe.

 

Los planes de previsión asegurados (PPAs)

Son productos homólogos a los planes de pensiones. Su regulación, fiscalidad, operativa, etc es la misma que la de los planes de pensiones y la diferencia fundamental es que los planes de pensiones se instrumentan a través de fondos de pensiones mientras que los planes de previsión asegurados lo hacen a través de una póliza de seguro, ofreciendo un interés mínimo garantizado.

 

Fondos de inversión

Los fondos de inversión son instituciones de inversión colectiva que aglutinan las inversiones de muchos ahorradores minoritarios para invertirlos en diferentes instrumentos financieros. Permiten, con volúmenes pequeños de inversión, alcanzar mercados o inversiones que de forma individual no sería posible o sería muy costoso. El funcionamiento es muy parecido al de un plan de pensiones, pero los fondos no cuentan con incentivos fiscales en el momento de la aportación, pero por el contrario gozan de gran liquidez para disponer del ahorro cuando sea necesario.

 

Inversión directa en renta variable y en renta fija

Esta modalidad consiste en comprar directamente títulos de renta variable (acciones) o títulos de renta fija (letras, bonos) de empresas o gobiernos. Los primeros tienen generalmente más riesgo, pero suelen ofrecer rentabilidades más elevadas y algunos de ellos dividendos periódicos. Los segundos pueden ofrecer un cupón implícito a vencimiento o cupones periódicos y también se pueden negociar antes de su vencimiento.

 

Inversión inmobiliaria

La inversión inmobiliaria está muy popularizada en España. Muchas familias cuentan con patrimonio inmobiliario que, sin dejar de ser ahorro, cuenta con la desventaja de su baja liquidez o los costes de mantenimiento.

AQUÍ PUEDES DESCARGARTE LA FICHA COMPLETA

Descarga la ficha en PDF

y sin marcas de agua

3
Deja tu comentario

avatar
0 Conversaciones
0 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Conversación más activa
0 Comment authors
Autores recientes
  Suscribirme  
Recientes Antiguos Más Votado
Notificarme de