“EL FACTOR DE SOSTENIBILIDAD” DE LAS PENSIONES INFLIGE AL GOBIERNO UNA DERROTA EN POLÍTICA SOCIAL

Los socialistas y Unidas Podemos acordaron una enmienda para revalorizar las pensiones y derogar el factor de sostenibilidad pero a última hora Ferraz se echó para atrás y el Congreso ha tumbado el texto. 

Antecedentes

La reforma de 2013 de las pensiones (más bien una modificación) utilizaba medidas de ajuste automático, como el Índice de Revalorización de las Pensiones (IRP) y el Factor de Equidad Intergeneracional (FEI), también conocido como Factor de Sostenibilidad (FS). Sin embargo en la aprobación de los presupuestos de 2018, por las presiones del PNV se revirtió esa modificación, a través de las siguientes medidas:

Revalorización anual de las pensiones. Fin del Índice de Revaloración anual de las Pensiones (IRP) Los PGE 2018 ya habían dejado en suspenso este índice para ese año (2018) y para el 2019. El RD -ley de 28 de diciembre 2018, mantiene la vigencia del título IV de la Ley 6/2018 (LPGE 2018), en tanto se apruebe la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2019 (cosa que no se llegó a producir) e indicaba que la forma en la que se actualizarán anualmente las pensiones a futuro sería la legislada en los PGE de 2019 (insistimos, sin aprobar en su momento).

• La aplicación del Factor de Sostenibilidad –que solo afecta a las nuevas pensiones de jubilación– se llevará a cabo una vez que, en el seno del Pacto de Toledo se alcance un acuerdo para garantizar la sostenibilidad del sistema; indicando que su entrada en vigor se demora como muy pronto hasta el 01/01/2023La aplicación de este FS supondría una reducción de la primera pensión del orden de un 0,7%.

En definitiva la modificación de 2013 y sus dos factores, el IRP y el FEI (o FS) no están legalmente derogados aunque sí se encuentran temporalmente y de momento en hibernación.

El Gobierno ha perdido una de las cuatro votaciones de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso. En concreto ha salido derrotado en el grupo de trabajo de Políticas Sociales, lo que supone un varapalo para las recetas que pretende aplicar el ejecutivo de coalición en este apartado para salir de la crisis. El motivo de la derrota es un nuevo problema con EH Bildu, el partido que en dos ocasiones ha provocado una rectificación del PSOE por la derogación de la reforma laboral. En este caso el problema ha venido por las pensiones y por el intento de acabar con el llamado factor de sostenibilidad.

Han sido negociaciones duras y hasta última hora que han acabado con la derrota del Ejecutivo en un asunto que comanda Pablo Iglesias en el consejo de ministros. El acuerdo estaba hecho con Bildu, según explicas fuentes de Unidas Podemos, que han participado en las conversaciones. Las tres formaciones, las mismas, precisamente, que firmaron el acuerdo de derogación de reforma laboral, habían pactado una enmienda para mejorar las pensiones en la que se incluía su revalorización de acuerdo al coste de la vida, el aumento de las mínimas y la derogación del factor de sostenibilidad.

Pero, a última hora, el PSOE se echó atrás, siempre según estas fuentes, lo que provocó el voto negativo de EH Bildu y, por tanto, la derrota en la votación. En el texto final no hay incluida ninguna enmienda de Bildu.

El resto de documentos sí han salido adelante. Especialmente significativo ha sido el acuerdo con el PP en el grupo de trabajo sobre Sanidad y sobre UE. El PP llevaba varias semanas solicitando la creación de una Agencia Nacional de Salud. Finalmente, el Gobierno lo aceptaba y cerraba, de paso, el sí de Ciudadanos. Sanidad también ha aceptado un plan de reactivación tecnológica de los centros sanitarios, que pedía el PP, y así quedará plasmado en el texto final. También ha salido adelante el documento de reactivación económica, aunque sin el apoyo del PP. Génova llegó a presentar hasta 70 enmiendas al Gobierno con la intención de incorporarlas al texto final pero el Gobierno ha tumbado todas.

La distancia entre Ejecutivo y primer partido de la oposición, en conclusión, es insalvable en vísperas de la gran negociación de Presupuestos del 2020, recuérdese que aún seguimos con los últimos PGE del Gobierno Rajoy de 2018

Detalles sobre el FS

En principio, según la Ley 23/2013 reguladora del factor de sostenibilidad y del índice de revalorización del sistema de pensiones de la seguridad social, a partir del 1 de enero de 2019 las nuevas pensiones tendrían una factor más de corrección que relacionaba la cuantía de la prestación con la esperanza de vida que se le supone a la generación del perceptor en el momento de cumplir los 67 años. Este factor se revisará cada cinco años en función de la evolución de la esperanza de vida cada lustro. Lo que aún no se sabe es cómo integrarán la diferencia de esperanza de vida que hay entre hombres y mujeres.

La fórmula del factor de sostenibilidad es

FSt = FSt-1 xe*67

-FSt es el factor de sostenibilidad en el año t

-FSt-1 es el factor de sostenibilidad en el año anterior. Para el año 2018, año anterior a la entrada en vigor e la aplicación de este factor, se considerará 1

-e*67 es la esperanza de vida a los 67 años calculada como la raíz quinta de la esperanza de vida de los años 2012 dividido entre la esperanza de vida a los 67 años en el año 2017. Esta esperanza de vida se aplicará por quinquenios, aplicándose el primer cálculo desde 2019 a 2023. Para el cálculo de la esperanza de vida en el años 2024 a 2028, se calculará la esperanza de vida como la raíz quinta de la esperanza de vida a los 67 años en el 2017 entre la esperanza de vida en el año 2022.

El problema que tenemos aquí es que esta esperanza de vida no se calcula sobre el total de la población, sino sobre la masa de la población pensionista de jubilación del sistema de la Seguridad Social. Ahora falta por ver cómo calculará la Seguridad Social esta esperanza de vida a los 67 años del grupo de la población.

Haciendo un ejercicio retrospectivo, simulemos este factor trasladado a los 65 años (no hay datos oficiales de esperanza de vida a los 67 años). En el año 2007, la esperanza de vida a los 65 años era de 19,79 y de 20,61 en el 2012. Suponiendo que este factor se aplicara en 2014, nos daría un resultado de 0,9919 (se toman 4 decimales), por lo que de facto, estamos disminuyendo la base reguladora de la pensión de jubilación en el 0,81% sobre la jubilación previa a la entrada en vigor de esta norma.

Este factor de sostenibilidad es un factor que siempre restará sobre el importe de la pensión puesto que la esperanza de vida va en aumento a lo largo del tiempo y el cociente entre las esperanzas de vida siempre será un número menor que 1.

Aunque mi hermano biólogo me dice que está convencido que la esperanza de vida va a descender pues con independencia de los avances médicos, entiende que las generaciones nacidas de los años 60 en adelante tendrían una esperanza de vida más corta al padecer trabajos más sedentarios, haberse alimentado con más colorantes y conservantes y haber sido sometidos a una menor selección natural (mortandad infantil reducida, atención sanitaria que prolonga la vida a los enfermedades crónicas antes “mortales”,…), esto es, que los mayores son muy resistentes a las penalidades y sus hijos y nietos lo serán menos. Me quedé con el argumento, sin debatirlo mucho (no opino demasiado cuando no lo tengo claro). Curiosamente el Consejo Económico y Social relataba hace poco, incluso antes de la maldita pandemia, que la esperanza de vida en España ha disminuido, si bien es de las más altas de nuestro entorno.

¡Si fuera así, que lo dudo, lo mismo se decide que ese factor no es tan importante!.

AQUÍ PUEDES DESCARGARTE LA FICHA COMPLETA

Descarga la ficha en PDF

0 0 vote
Article Rating
Suscribirme
Notificarme de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x