VARIOS “QUIZÁS” SOBRE EL INGRESO MÍNIMO VITAL (IMV)

“Quizás”, después de ser cansina e insistentemente publicitado, el Consejo de Ministros aprobará el martes 26 de mayo el Ingreso Mínimo Vital (IMV) que proveerá, “quizás”, a las familias una cantidad que irá desde los 462 € mensuales para los hogares unipersonales hasta los 1.015 € en el caso de dos adultos con dos menores a cargo. “Quizás” llegará a un millón de hogares (unos 3 millones de beneficiarios) de los cuales el 18% serán extranjeros con residencia legal en España.

Quizáseste tipo de IMV ha sido bien visto incluso por economistas liberales y hasta por el ‘Financial Times’ que, en un reciente editorial, decía que “las políticas hasta hace poco consideradas excéntricas, como una renta básica e impuestos sobre el patrimonio, tendrán que tomarse en cuenta”.

Quizás dar a todo el mundo una cantidad vital para que pueda sobrevivir es algo que todo el mundo ha pensado alguna vez, aunque sea en forma de caridad. “Caritas in veritate” es como se llamó la tercera encíclica del papa Benedicto XVI, que trataba de aliviar la pobreza y desigualdad en el mundo tras la crisis de 2008. Y el papa Francisco es un fan de la renta mínima universal. Milton Friedman proponía la teoría del helicóptero: combatir las crisis inundando de dinero al pueblo para impulsar la economía, pues se incentiva la compra de alimentos, el pago de suministros básicos y “mueven” la economía local.

En Finlandia se hizo un experimento peculiar: escogieron a 2.000 parados jóvenes y les pasaron mensualmente 560 € que se sumaban a otras rentas estatales. Al cabo de los dos años (en 2018) “quizás” descubrieron que la inmensa mayoría no había sentido ganas de buscar empleo. Allí acabó el experimento Finlandia. En Holanda, el profesor Ive Marx hizo un estudio del impacto de la renta mínima universal en varios países, de EEUU a Finlandia, y concluyó “quizás” lo mismo: es ineficiente porque no incentiva a la gente a buscar empleo.

No dejar a nadie atrás “quizás”, así planteado, es un objetivo muy loable. Como filosofía social, el ingreso mínimo vital intenta afrontar el desempleo causado por la rápida irrupción de nuevas tecnologías. Quizás sea una forma de compensar a los trabajadores por arrebatarles los medios de producción

Pero “quizás” tiene cuatro grandes “quizás”: el primero es que, a la larga, acabe en una bolsa de fraude plagada de rentistas ociosos, como los hijos que reciben la paga semanal de los padres generosos, o los parados del PER que viven de las peonadas, falsas o no. De hecho, para recibir el ingreso mínimo vital “quizás” (aunque hay cambios constantes en los borradores) no hará falta que el beneficiario mantenga una búsqueda activa de empleo exigible para otras ayudas de desempleo. Además “quizás” será compatible con las rentas asistenciales que en España conceden las comunidades autónomas y que llegan en la actualidad a 300.000 familias. “Quizás” se exigirá realizar un “¿test de renta?” y no superar unos ingresos máximos y un patrimonio límite

El segundo “quizás”, es que “quizás” pueda degenerar en clientelismo electoral, como sucede en Venezuela, donde los pobres dependen de las bolsas de comida del gobierno, quien pasa lista para ver quién le vota y quién no.

El tercer “quizás” es que el IMV (y esto NO es un “quizás”) supone aumentar el gasto del Estado, “quizás” en una cuantía de 3.000 millones. Y como España no tiene dinero, y menos ahora tras la pandemia que ha incrementado sus gastos y reducido sus ingresos de forma espectacular, el Gobierno está pidiendo al resto de la UE un paquete de ayudas ‘gratis’ o subvenciones (Plan SURE entre otros). “Quizás” es difícil creer que los llamados “Frugal Four” (los Cuatro Tacaños, por decirlo así), que son Austria, Países Bajos, Dinamarca y Suecia, apoyen con facilidad el paquete de ayudas para los españoles si se sigue aumentando el gasto público. Además (y tampoco es un “quizás”) en el Plan de Estabilidad que España envió a Bruselas no contenía la propuesta del IMV ni, por lo tanto, su coste

Y por último, el cuarto “quizás” es que “quizás” se pueden sentir injustamente tratados quienes trabajan, pagan impuestos y sostienen el sistema social. Unos trabajarán y otros vivirán (“sobrevivirán”) del IMV y no hay que olvidar que “trabajar por el bien público es un deber religioso“, decía Tomás Moro en su Utopía.

¡ “QUIZÁS” PRONTO VEREMOS COMO “FUNCIONA” EL EXPERIMENTO!

Fuente: La Información

AQUÍ PUEDES DESCARGARTE LA FICHA COMPLETA

Descarga la ficha en PDF

3
Deja tu comentario

avatar
2 Conversaciones
1 Respuestas
3 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Conversación más activa
3 Comment authors
JIHGAvatarAvatar Autores recientes
  Suscribirme  
Recientes Antiguos Más Votado
Notificarme de
Avatar
Invitado
ana

Lei por ahi que no puedes tener una propiedad de 100 mil euros pero a que se refiere, valor catastral o de mercado o valor de compraventa? y si tengo dos propiedades de 50 mil por ejemplo?

Avatar
Invitado
Fernando

Quienes no tengan grandes objetivos en la vida, como tener un coche o ir de viaje etc, tan sólo comer y pasar las horas en el bar, es todo un chollo, que les sobra para vivir y nunca buscarán trabajo.