En total, los datos de la Seguridad Social indican que hay una treintena de oficinas del INSS cerradas, la gran mayoría de ellas “en 2020 y 2021”, según fuentes del organismo. Junto a las tres mencionadas que se han clausurado de manera definitiva, otros muchos centros –14 de ellos– por el momento cuentan con cierres “temporales”, como Amurrio, Xixona y Sigüenza, entre otras localidades. Seis oficinas solo abren algunos días, porque comparten ya trámites con otros centros y, por último, siete oficinas están cerradas a la atención presencial y atienden “telefónicamente”.