Trabajos “¿SOLIDARIOS?” en el campo

Son frecuentes las sanciones del Ministerio de Hacienda y del Ministerio de Trabajo a productores profesionales por la ayuda que les prestan familiares y amigos.

Es preciso diferenciar claramente entre tradición y cuando se trata de una actividad empresarial, en la que se pretende abaratar costes de mano de obra.

Este celo de inspección tiene su base jurídica establecida en el ET, y afecta solamente a las producciones para venta de agricultores y ganaderos profesionales, pues los cultivos para autoconsumo están evidentemente exentos.

En el artículo 1, apartado 3 del ET se establece que no estarán regidos por la normativa laboral, y por lo tanto podrán realizarse sin estar datos de alta en la Seguridad Social y sin exponerse a sanciones:

-Los trabajos realizados a título de amistad, benevolencia o buena vecindad.

-Los trabajos familiares, salvo que se demuestre la condición de asalariados de quienes los llevan a cabo. Se considerarán familiares, a estos efectos, siempre que convivan con el empresario, el cónyuge, los descendientes, ascendientes y demás parientes por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado inclusive y, en su caso, por adopción.

Por lo tanto, no habría problema para un agricultor o ganadero ante una inspección de trabajo en dos supuestos:

1- Trabajos a título de amistad o buena vecindad: en este supuesto podría ampararse un autónomo (RETA) agrario que está trabajando en la explotación de otro RETA puntualmente.

2.- En caso de trabajos familiares, pero en este caso la ley exige cumplir dos condiciones:

a) Convivencia en el mismo hogar.

b) Que exista relación familiar de hasta segundo grado. Es decir al titular de la explotación podrían  ayudarle sus padres/suegros, sus abuelos y sus nietos, su cónyuge, sus hermanos/cuñado, y sus hijos/yernos/nueras, siempre que no estén percibiendo prestación o subsidio de desempleo, y que residan en el mismo hogar. De lo contrario, el agricultor o ganadero podría ser sancionado por la Inspección de Trabajo y el familiar o amigo podría perder las prestaciones.

Y por supuesto, en ningún caso podrá haber retribución económica formal ni una relación laboral encubierta.

En los demás casos, que haya sanción o no dependerá de las circunstancias y del criterio del inspector pues hay que diferenciar claramente entre la tradición, en la que vecinos o familiares van a ayudar del trabajo realizado por auténticos temporeros, que deben estar asegurados tanto por bien del trabajador como del titular de la explotación

AQUÍ PUEDES DESCARGARTE LA FICHA COMPLETA

Descarga la ficha en PDF

y sin marcas de agua

Deja tu comentario

avatar
  Suscribirme  
Notificarme de