RECETAS DE BRUSELAS ANTE EL RETO DE LA EUROPA ENVEJECIDA: TRABAJAR MÁS AÑOS Y JUBILACIÓN PARCIAL

El Grupo de Alto Nivel sobre el Futuro de la Protección Social de la UE, creado por la Comisión Europea para reflexionar sobre el alcance y la financiación del Estado de bienestar en una Europa envejecida, propone fórmulas flexibles que permitan mantener activos durante más tiempo a los empleados y desarrollar más y mejores sistemas legales que incentiven el trabajo y la jubilación parcial

 

Este Grupo de Alto Nivel avisa a los Estados de la UE de que “satisfacer las crecientes necesidades de una población que envejece podría requerir cotizaciones o impuestos adicionales, o la prolongación de la vida laboral”, lo que supone elaborar políticas específicas para los trabajadores de más edad, como medidas de prevención, edades diferentes de jubilación, vinculadas a cuándo comenzaron a trabajar las personas o a la penosidad y dureza de sus empleos.

 

El informe de este organismo hace recomendaciones estratégicas clave tanto debe permitir un paraguas de protección, donde los ciudadanos cobren pensiones adecuadas y el Estado costee cuidados de larga duración.En el campo de las pensiones, aconseja a los países miembros que consideren “incentivos específicos que faciliten a las personas la transición gradual hacia la jubilación, y a una edad más tardía”.

 

Argumentan que las transiciones graduales, como la jubilación parcial, flexible y activa, existentes en España aunque poco utilizadas, podrían permitir que las personas trabajen más tiempo a medida que su carga de trabajo se reduce gradualmente. “Cada vez más, hay una tendencia hacia los jubilados que trabajan a tiempo parcial, que les permite ingresos adicionales, por ejemplo, a quienes cobran pensiones insuficientes. Trabajar más allá de la edad legal de jubilación debe ser posible de forma voluntaria”.

 

Tal y como ha reconocido en varias ocasiones la Comisión Europea, y se está produciendo ya en España, el envejecimiento de la población aumenta la necesidad de cuidados de larga duración, que resultan costosos para las familias, lo que confirma “la importancia de una protección social para los cuidados de larga duración, que asuma los costes a través de una prestación pública contributiva, o financiada mediante impuestos. El reconocimiento de las labores de cuidado también es importante para garantizar unas pensiones adecuadas, en particular para las mujeres”.

 

Una de las conclusiones de este informe es que el mantenimiento de los niveles de vida actuales en la vejez requerirá “extender aún más la vida laboral, aumentar las tasas de cotización y la tasa de ahorro y/o implementar medidas para garantizar el acceso a servicios asequibles en la jubilación”.

 

En la última década, muchos Estados de la UE han tomado medidas para cerrar la vía de la jubilación anticipada y endurecer las condiciones de elegibilidad, al tiempo que elevan la edad de jubilación. Como resultado, cada vez más personas pueden tener dificultades para seguir trabajando hasta la edad de jubilación. Según el diagnóstico efectuado por el Grupo de Alto Nivel de la Comisión Europea, en lugar de una jubilación anticipada generalizada, se necesita un enfoque más específico, a medida que los trabajadores se acercan a la vejez, a través de “condiciones laborales más flexibles, empleos subvencionados”, e incluso edades de jubilación diferentes según la duración de las carreras profesionales o la característica del empleo desempeñado.

 

Además, los autores de este informe proponen como opción “la reducción de la jornada laboral, que puede ayudar a las personas a tener carreras más largas en condiciones saludables. Es necesario evaluar los efectos de los sistemas mixtos, entre los esquemas de jubilación anticipada y los esquemas de pensiones parciales, en términos de cómo afectan las estrategias de envejecimiento activo y los objetivos de la política de pensiones, y cómo afectan a las personas involucradas”.

 

Insisten asimismo en que el riesgo laboral tiende a aumentar a medida que la gente se acerca edad de jubilación, motivo por el cual, es necesario “poner en marcha medidas preventivas para evitar que las personas se retiren del mercado laboral prematuramente”.

Deja un comentario