LA ESPERANZA DE VIDA PRESIONA LAS PENSIONES DE JUBILACIÓN: UNO DE CADA SIETE PENSIONISTAS PASA DE 85 AÑOS

Desde el año 2005 se ha casi duplicado el número de pensiones que cobran jubilados con esa edad, y en los últimos diez años ha aumentado un 25%

 

El Gobierno de Pedro Sánchez  prefirió tratar de equilibrar el sistema público a través de los mayores ingresos y no de los recortar los gastos. Para ello, ha establecido desde principios de año el llamado Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI). El MEI no es más que el incremento temporal (hasta 2033) del 0,6% en las cotizaciones sociales que pagan empresarios y trabajadores destinado a cubrir las posibles desviaciones del gasto en pensiones sobre el PIB.

 

Con apenas cuatro meses de vigencia sería temerario empezar a poner en cuestión esta segunda fase de la reforma de José Luis Escrivá. Sin embargo BBVA Research ya lo ha hecho y señala que la reforma no garantiza la sostenibilidad futura del sistema porque incrementará el gasto entre 3,5 y 4 puntos de PIB, mientas los ingresos subirán en una horquilla de entre 0,8 y 1,7 puntos porcentuales.

 

Lo que si está claro es que, con los datos del Ministerio de Inclusión y Seguridad Social, las pensiones que perciben los mayores de 85 años, es decir, con veinte años de antigüedad en el sistema público son 916.000 (el 14,4% del total), cuando en el año 2005 representaban escasamente el 10%.

 

Se trata de la cuarta cifra más elevada por grupos de edad, por detrás del segmento de entre 65 y 69 años (los recién llegados al sistema), del comprendido entre los 70 y 74 años y del de entre 75 y 79 años.

 

Es cierto que las pensiones medias que perciben del sistema público este segmento de la población no están entre las más altas: los mayores de 85 años, 1.006 euros mensuales, cuando la media del conjunto de pensiones de todos los regímenes (general, autónomos…) se situó en 1.373 euros/mes.

 

Los datos hablan por sí solos del incremento de la esperanza de vida de los españoles en las últimas décadas, y el reto que supone mantener saneado el sistema público con una población en constante crecimiento. A principios del pasado siglo, algo más de la mitad de la población en España no llegaba a cumplir los 40 años. Hoy, y a pesar de que la pandemia la ha reducido, la media está por encima de los 81 años desde el nacimiento. Pero hay una dato aún más importante pues las personas que en la actualidad acaban de entrar en el sistema de pensiones tienen una esperanza de vida adicional de otros 19 años más en el caso de los hombres; y de 23, en el de las mujeres.

 

Le edad media de las altas en el sistema público de pensiones esta en 64,8 años, mientras que la edad media de los pensionistas se sitúa en 75 años

 

Deja un comentario