IMV. ACTUALIZACIÓN DE SU CUANTÍA

  • Hay que esperar a que la Agencia Tributaria comunique los datos
  • Cualquier cambio en la renta del beneficiario varía su prestación

El Ingreso Mínimo Vital ha cumplido un año de vida y en la actualidad ya se ofrece a más de 300.000 hogares y 730.000 personas. Se trata de una renta dinámica que, en función de los ingresos de las personas a las que se concede, va variando. La actualización de la cuantía se produce solamente cuando la Agencia Tributaria transmite los datos al propio organismo, que es el que se encarga de tramitar los datos.

La Seguridad Social reconoce que es un proceso “minucioso” que puede llevar su tiempo, ya que primero las administraciones tributarias han de recopilar la información de la renta de los beneficiarios para así determinar posteriormente la cuantía final de la prestación.

Es preciso recordar que, al ser compatible con otros ingresos y prestaciones, la cuantía del IMV no es siempre la misma. Se establecen límites de renta en función de la unidad familiar de la que se forme parte (empieza con 469,93 euros mensuales para una persona y un máximo de 1.033,85 euros mensuales para los casos con mayores ayudas), perp estos límites marcan el tope máximo de la ayuda a la que se tiene derecho, y  para determinar la cuantía en loss casos de tener otros ingresos se calcula la diferencia entre dichos ingresos  y ese tope máximo de renta por tipo de unidad familiar.

Por eso, si los ingresos de esa unidad familiar varían (por ejemplo, que tuviese un empleo a tiempo parcial y fuese despedido, o dejase de tener derecho a una ayuda o, por el contrario, la consiguiese después de meses sin tenerla) la cuantía del IMV varía en consecuencia, y esos cambios han de ser comunicados por la Agencia Tributaria para actualizar la prestación.

Deja un comentario