Exigen compatibilizar al 100% el trabajo con la pensión

Un grupo de expertos que cuenta con personalidades distinguidas en materia de Seguridad Social y previsión social complementaria como Ignacio Conde-Ruiz, Profesor en la Universidad Complutense y Subdirector de FEDEA, Ángel de la Fuente Moreno, director de FEDEA e investigador del Instituto de Análisis Económico del CSIC o José Antonio Herce, director asociado de AFI reclama seis líneas de actuación:

En primer lugar los expertos de Santalucía instan a buscar un nuevo consenso en el Pacto de Toledo sobre las reformas necesarias para asegurar la sostenibilidad a largo plazo del sistema público de pensiones de una forma que no suponga trasladar el problema en su integridad a las generaciones más jóvenes.

En segundo lugar abogan porque el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones sea consistente con la sostenibilidad del sistema. “Para garantizar la compatibilidad de ambos objetivos, resulta necesaria una reforma estructural del sistema que garantice que las pensiones iniciales no entren con un déficit al sistema, lo que exigirá una reducción de la actual tasa de sustitución hasta niveles más realistas y en línea con otras economías”, explican augurando un merma de la cuantía de las futuras pensiones.

Además, como tercer aspecto, para compatibilizar la sostenibilidad del sistema con su suficiencia, es crucial aumentar la tasa de empleo e incrementar la productividad y con ella los salarios. “Las mejoras de empleo y especialmente de productividad son fundamentales para que la necesaria reducción de la tasa de prestación (ratio entre la pensión y el salario medios) no implique pensiones iniciales menores. Adicionalmente se deberían adoptar medidas que potencien la natalidad y diseñar una política migratoria de futuro”, apuntan desde Santalucía.

En esta línea, como cuarta propuesta, el Foro aboga por la plena compatibilidad del cobro de la pensión de jubilación y el trabajo remunerado, como ya existe en otros países de nuestro entorno y en el nuestro, en ciertos casos, para los trabajadores autónomos, y se opone a cualquier propuesta que suponga un avance hacia la jubilación forzosa. “Al contrario, propugnamos la adopción de políticas flexibles que permitan y estimulen una mayor participación laboral de las personas de mayor edad y el pleno aprovechamiento de la experiencia y el talento de la población senior”, espeta el documento.

Con respecto a la edad de jubilación, el Foro de Santalucía es partidario de ligar la edad mínima de jubilación a la esperanza de vida. El Foro de Expertos quiere resaltar que el retraso de la entrada en vigor del factor de sostenibilidad disminuye la equidad del sistema.

Y en sexto lugar se pide a los poderes públicos potenciar la previsión social complementaria, actualizando y mejorando los actuales incentivos fiscales para el ahorro de previsión a largo plazo de formas que respeten la neutralidad fiscal entre distintos activos

Fuente: El Economista

Deja tu comentario

avatar
  Suscribirme  
Notificarme de