ESTOS SON LOS EMPLEOS QUE CREARÁ Y DESTRUIRÁ LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL EN ESPAÑA

La progresiva implantación de la inteligencia artificial (IA) creará 1,6 millones de puestos de trabajo en España y beneficiará a casi un 16% de los trabajos del mercado laboral español, especialmente los dedicados a la programación, a las actividades profesionales y científicas, y a las telecomunicaciones. Así lo certifica el nuevo informe sobre la inserción de este tipo de tecnología para los próximos diez años que ha elaborado Randstad, consultora dedicada a servicios de recursos humanos y empleos de carácter temporal en todo el mundo.

 

El análisis refleja cómo la llegada de esta tecnología afectará en gran medida al mercado de trabajo en España. A pesar de que el informe también declara que la IA supondrá una amenaza para dos millones de empleos y la pérdida neta de 400.000 puestos, esta supondrá asimismo la creación de otros, debido a las nuevas oportunidades de negocio que surgirán en ciertos sectores.

 

Tal y como declara  Valentín Bote, director de Randstad Research, la inclusión de esta herramienta va a ser “toda una revolución”, aunque es, todavía, un fenómeno incipiente: “Nos enfrentamos ahora a su asimilación, se puede utilizar para ser más productivos, para cambiar las rutinas de algunos empleos, para crear nuevas oportunidades, nuevos empleos… Ya hemos vivido revoluciones en el pasado y esta es una más”.

 

Este análisis, que ha tenido en cuenta únicamente las aplicaciones que puede general la inclusión de la IA en el mercado de trabajo español y ha eliminado otro tipo de variables, desde económicas hasta políticas, certifica que hasta un 15,9% de los trabajos en España se verán beneficiados por la utilización de esta tecnología.

 

Esto supone que hasta 3,24 millones de empleos experimentarán mejoras en su desarrollo, debido, sobre todo, a que verán incrementada su productividad mediante la aplicación de la IA. Según este análisis, su implantación, una vez que esté consolidada, hará que la productividad aumente concretamente hasta un 40% en el mundo de la programación y en el de consultoría. En las actividades de seguros, este incremento será del 37%; en los servicios financieros del 36% y en el sector de los medios y las publicaciones será del 33%.

 

En paralelo, el mayor grueso del mercado laboral español, 15,19 millones de trabajos, apenas sufrirá cambios significativos con su implantación y tan solo el 9,8% del empleo se verá amenazado debido a su paulatina automatización. “Aunque en ciertas profesiones puede ser un riesgo, con trabajadores teniendo que ‘recualificarse’ o ‘reprepararse’ para seguir siendo competitivos, la inteligencia artificial supone en realidad una gran oportunidad para el conjunto de la sociedad como lo fueron el resto de tecnologías del pasado”, añade Bote.

 

Algunos sectores se verán muy beneficiados

El impacto de la inteligencia artificial será, así, muy diferente en función del sector que se analice. Según esta consultora, algunos oficios se verán beneficiados, con un aumento de puestos de trabajo, mientras que otros verán como su peso en el mercado laboral cae.

 

El de la programación se alza, según este estudio, como el más beneficiado en cuanto a la implantación de esta tecnología. Su llegada a este campo creará un total de 157.000 nuevos puestos frente a los 80.000 que se perderán con ella, por lo que el balance, asegura el análisis, será finalmente positivo. Lo mismo ocurrirá en el sector de las actividades profesionales, científicas y técnicas, que sumará 170.000 nuevos puestos, un número por encima de los 122.000 empleos que se perderán.

 

Además de estos dos campos, el análisis detalla que el sector de las telecomunicaciones será otro de los grandes beneficiados. La IA en este campo hará que se pierdan 22.000 puestos de trabajos, pero su implantación creará otros 32.000 nuevos puestos. Por último, el sector de los medios de comunicación y las publicaciones ganará también 3.000 puestos de trabajo.

 

Comercio o administración, los más perjudicados

En el lado contrario, los campos en los que esta herramienta afectará en mayor medida serán el comercio, la hostelería, las actividades administrativas, y el sector del transporte y almacenamiento. El primero de ellos verá como la IA creará más de 250.000 empleos, pero, en cambio, se destruirán unos 400.000, por lo que el resultado arroja una perdida total de 150.000 trabajos. “Este sector tiene una exposición al público importante, uno debe pensar que no le debería afectar en exceso, pero la realidad es que detrás de muchas actividades comerciales hay enormes planes de marketing, de venta online, de atención al cliente, donde la tecnología tiene mucho que aportar”, expone Bote.

 

En cuanto a la hostelería, esta diferencia también es negativa. La IA creará en este campo más de 110.000 empleos, pero se automatizarán 220.000, lo que supone la eliminación total de 112.000 puestos en los próximos años. “Aunque no es exactamente inteligencia artificial, ya conocemos incluso restaurantes donde no hay empleados o donde la tecnología la desarrolla un robot, hay áreas donde ciertas tareas son susceptibles de ser sustituidas”, cuenta Bote.

 

El resultado es incluso peor en el sector de la administración, donde la perdida total de empleos se calcula en 147.000. Mismo efecto negativo que se dará también en el transporte y almacenamiento, con 47.000 trabajos destruidos. A pesar de ello, hay otro grupo de profesiones que no se verán ni perjudicadas ni beneficiadas por la penetración de esta herramienta. Estas las relacionadas con la agricultura, la ganadería, la pesca, las actividades asociativas, las industrias extractivas o el mundo de la construcción.

 

La mayoría de empresas no recurren a la IA

En cuanto a su penetración, el estudio reconoce que la IA no está todavía suficientemente adoptada en nuestro país. En España, el 54,5% de las empresas afirma que no utiliza esta herramienta. El 45% restante, en cambio, sí reconoce utilizarla. Esto se debe, según Bote, a la propia novedad del fenómeno, a los altos costes de implantarla y a que muchos trabajadores no han adquirido aún las competencias necesarias para utilizarla.

 

Sin embargo, como afirma Bote, la mayor recomendación que se puede hacer en torno a la IA es que hay que ser conscientes de que ha venido para quedarse: “Es un error tener miedo, todas las revoluciones tecnológicas han sido una oportunidad para las sociedades y han generado más beneficios que daños. En este caso no tiene por qué ser distinto. Hay que saber subirse a la ola”.

 

Fuente: 20 minutos Estos son los empleos que creará y destruirá la inteligencia artificial en España (20minutos.es)

 

 

 

Deja un comentario