EL PAGO DE LAS PENSIONES CUESTAN AL MES YA UNOS 500 € A CADA TRABAJADOR EN ACTIVO.

El sistema de reparto intergeneracional de la Seguridad Social hace que, aunque los pensionistas hayan contribuido previamente con sus cotizaciones para ganar el derecho a una prestación contributiva, el dinero de las pensiones actuales se pague con las cotizaciones que pagan los empleados actuales. Es decir, que fomentar la creación de empleo es imprescindible para garantizar la sostenibilidad financiera del Sistema Público de Pensiones. Sin embargo la partida estatal de fomento del empleo cuesta 5.716 millones al año, casi la mitad de lo que se dedica en un solo mes a las jubilaciones.

Pero el mantenimiento de unas prestaciones por jubilación será una tarea imposible pues no sólo las pensiones serán más elevadas a medida que pasen los años (los nuevos jubilados perciben salarios más altos que los jubilados que están llegando al final de su vida) sino que serán percibidas por los pensionistas durante periodos de tiempo bastante más dilatados debido al avance de la tasa de envejecimiento. Una ecuación que nos lleva a un déficit creciente, incluso a pesar de hubiese unas buenas cifras en la creación de empleo.

La Seguridad Social ha destinado en el mes de octubre la cifra récord de 9.710,3 millones € al pago de las pensiones contributivas (un 4,9% más que en el mismo mes del año anterior). La subida de las pensiones es imparable como consecuencia del envejecimiento de la población y de la ausencia de reformas que garantice la sostenibilidad del sistema. Las pensiones están subiendo y seguirán haciéndolo en el futuro, según está recogido en el propio Plan Presupuestario que el Ejecutivo ha enviado recientemente a Bruselas

Para entender qué es lo que supone en realidad que las administraciones tengan que desembolsar cada mes una cuantía que roza los 10.000 millones € para hacer frente a las prestaciones de jubilación se puede hacer el siguiente cálculo: de media, el gasto en pensiones equivale a unos 500 euros por cada trabajador que hay en España (19,8 millones de ocupados, según el INE), lo que indica la elevada factura que suponen las pensiones para los asalariados y para las empresas.

Para entender la importancia del gasto de las pensiones en España también se puede comparar con el coste de otras partidas fundamentales del Estado del Bienestar. En un solo mes España se gasta más en pensiones (9.710 millones de euros) que en todo un año el Estado en Defensa (8.401 millones de euros) o en Seguridad Ciudadana e Instituciones Penitenciarias (8.418 millones de euros).

Mientras tanto, la subida de las pensiones de este ejercicio aprobada por el Gobierno (+1,6% con carácter general) también ha impulsado al alza la cuantía media de las prestaciones. La pensión media de jubilación se situó al inicio del presente mes en 1.141,63 euros mensuales, un 3,3% más que en igual mes de 2018. En cuanto a las nuevas altas, la pensión media de jubilación (septiembre) es de 1.327,09 euros en el conjunto del sistema y de 1.439,6 euros en el Régimen General.

Por su parte, la pensión media del sistema, que comprende las distintas clases de pensión (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares) se situó en octubre en 994,02 euros mensuales, lo que supone un aumento interanual del 3,7%.

AQUÍ PUEDES DESCARGARTE LA FICHA COMPLETA

Descarga la ficha en PDF

y sin marcas de agua

Deja tu comentario

avatar
  Suscribirme  
Notificarme de