EL GOBIERNO APRUEBA LA SUBIDA DEL SALARIO MÍNIMO INTERPROFESIONAL A 1.134 EUROS

La menor retribución posible crece un 5% y pasa en cómputo anual de 15.120 euros en 2023 a 15.876 en 2024. El incremento tiene efectos retroactivos desde el 1 de enero

 

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes una nueva subida del salario mínimo interprofesional (SMI): crece un 5%, de los 1.080 euros brutos en 14 pagas en los que se estableció en 2023 a los 1.134. Los trabajadores con la menor retribución posible, unos 2,5 millones según las estimaciones del Ejecutivo, ganan un punto y medio de poder adquisitivo, ya que la inflación media de 2023 cerró en el 3,5%. El acuerdo del Ministerio de Trabajo y los sindicatos, con el rechazo de los empresarios, fue anunciado a mediados de enero. Así culmina una subida del SMI del 54% desde 2018.

 

“Hoy España es un país mejor. Damos un paso decidido en la lucha contra la precariedad”, ha dicho la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. La también líder de Sumar ha indicado que esta subida da cumplimiento al acuerdo de Gobierno de PSOE y Sumar, en el que prometían acompasar el SMI al 60% del salario medio (como recomienda la Carta Social Europea) y a que no pierda poder adquisitivo. “Todavía estamos alejados de las medias salariales europeas, pero es verdad que se va estrechando esa desigualdad. Tenemos que hacer un esfuerzo colectivo como país para seguir incrementando los salarios, no solamente el SMI. Tenemos que hacerlo para competir por arriba, no por abajo”, ha comentado Díaz.

 

El Consejo de Ministros también ha aprobado una modificación en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF), pensada para amortiguar el impacto tributario que, de lo contrario, tendría en los contribuyentes de menos ingresos el alza del SMI. El incremento del salario mínimo se acompañará de un cambio legal para fijar el nuevo mínimo exento en 15.876 euros, un euro por encima del nuevo umbral.

 

El incremento llega al Boletín Oficial del Estado en febrero, de manera que la subida no se reflejó en la primera nómina del año. Pero esto no quiere decir que no se aplique a enero: el empresario debe abonar esos 54 euros de forma retroactiva. En cómputo anual, el salario mínimo mejora en 756 euros: pasa de 15.120 en 2023 a 15.876 en 2024.

 

“La subida tiene cara de mujer y cara de joven, es a quien más beneficia”, dijo en la presentación de la subida del SMI el secretario general de UGT, Pepe Álvarez. “Se están rompiendo de forma evidente los dogmas del neoliberalismo en la gestión de los mercados laborales”, comentó Unai Sordo, el líder de CC OO, en referencia al récord de ocupación que vive España (21,3 millones de trabajadores) a la vez que el SMI ha crecido un 54% desde 2018. La subida beneficia a 1,1 millones de trabajadoras y también mejora la situación de los jóvenes: el incremento se aplica a las nóminas del 27% de los trabajadores de 16 a 24 años, según cálculos de CC OO. También beneficia a uno de cada cinco empleados temporales y, especialmente, a los trabajadores del campo y del sector servicios.

 

En un comunicado, CEOE y Cepyme lamentaron “profundamente” el “escaso esfuerzo del Gobierno” para que participasen en el acuerdo. “Se ha tratado de plantear la subida del SMI en términos de premio o castigo a la adhesión o rechazo de los empresarios al acuerdo, lejos de adoptarla en función de criterios técnicos, tal y como indica la ley. Asistimos una vez más a una situación de arbitrariedad, que solo viene a incrementar la incertidumbre y la falta de confianza que ya percibimos en la economía, en los mercados y en los inversores”, indicó la patronal, que advirtió de posibles efectos negativos. “Confiamos ahora en que la subida del SMI pactada no genere efectos de segunda ronda y se acabe trasladando a la inflación, añadiendo así un nuevo factor de riesgo a la ya patente ralentización de la economía y el empleo”.

 

La última vez que los empresarios firmaron una subida del salario mínimo junto al Gobierno y los sindicatos fue en 2020. Desde entonces, Trabajo, CC OO y UGT han acordado cuatro subidas del SMI: de 950 euros a principios de 2020 a 965 en septiembre de 2021, de ahí a 1.000 en septiembre de 2022, de esa cifra a 1.080 en enero de 2023 y ahora hasta 1.134. Aquel incremento de 2020 fue el primero con Díaz como ministra de Trabajo, pero antes hubo otro acelerón, en diciembre de 2018. El entonces Gobierno en solitario del PSOE, que tomó las riendas tras la moción de censura a Mariano Rajoy, se comprometió con sus socios parlamentarios de Unidas Podemos a incrementar el SMI de 736 a 900 euros, pacto que cristalizó en el inicio de 2019.

 

Los cambios en el salario mínimo no exigen votación parlamentaria, es una competencia exclusiva del Ejecutivo, así que los grupos de la oposición no pueden tumbar esta medida.

 

Así es el SMI 2024 para los trabajadores eventuales

En el caso de los trabajadores eventuales y temporeros cuyos servicios a una misma empresa no excedan de 120 días, la cuantía del salario no podrá ser inferior a los 53,71 euros por jornada legal en actividad.

 

El sueldo mínimo para los empleados del hogar 2024

Para los empleados de hogar que trabajen por hora, la hora trabajada efectiva se pagará en 2024 a 8,87 euros, resultado de incluir todos los conceptos retributivos, gratificaciones extraordinarias, descansos y vacaciones.

En las cuantías del salario mínimo por días u horas fijadas se computa únicamente la retribución en dinero, sin que el salario en especie pueda, “en ningún caso”, dar lugar a la minoración de la cuantía íntegra en dinero de aquellas.

 

Nuevo sueldo exento de IRPF

El BOE también ha publicado este miércoles el Real Decreto que eleva el mínimo exento en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en 2024 desde los 15.000 euros hasta los 15.876 euros anuales, con el objetivo de actualizarlo a la subida del SMI, que justo supone esa misma cifra en su cómputo anual.

 

Este cambio en el Reglamento, aprobado también ayer por el Consejo de Ministros, permitirá que por debajo de esa renta ninguna persona pague el IRPF, pues quedarán exentos del pago. El Gobierno ha subrayado que esta modificación del reglamento supone también una rebaja fiscal para rentas inferiores a 22.000 euros dada la progresividad del impuesto.

 

En concreto, estima que esta medida de IRPF va a beneficiar a 5,2 millones de contribuyentes con rentas bajas que se van a ahorrar 1.385 millones de euros en el año 2024. Así, en el caso de una persona que gane justo el SMI de 15.876 euros anuales, mientras que en el año 2017-2018 tenía una retención del 7%, pagando 1.111 euros al año a Hacienda, ahora no tendrá que pagar nada.

 

En el caso de una persona que gane un salario de 18.500 euros, que corresponde al sueldo más frecuente del país, en 2024 pagará 1.128 euros frente a los 2.000 que pagaba en el año 2018. Igual ocurre con pensionistas que tienen prestaciones bajas y medianas, que van a también a pagar menos impuestos. Por ejemplo, un jubilado entre 65 y 75 años que cobra pensión de 1.214 euros -17.000 euros anuales- pagará 224 euros, mientras que en 2018 pagaba 1.462 euros.

 

Deja un comentario