El Gobierno activa su plan para la mayor renovación y contratación de empleados públicos de la historia

El Ejecutivo acometerá una nueva oferta récord ya desde este año y desplegará más durante el resto de la legislatura, desatando un boom del empleo público

El Ejecutivo ya tiene en marcha el ambicioso plan de contratación pública que quiere desarrollar durante la presente legislatura. El diagnóstico es claro: una parte muy relevante de los funcionarios se van a jubilar en los próximos años y, además, el Gobierno quiere ampliar las plantillas de trabajadores públicos para ofrecer, explican, mejores servicios a los ciudadanos. El resultado es que en los sucesivos ejercicios se va a producir un boom de empleo público empezando ya por la oferta de empleo de este año, que se mantendrá en niveles récord.

Diversas fuentes del Gobierno comparten no sólo el diagnóstico, que ya lo esbozó el propio ministro de Función Pública, José Luis Escrivá, recientemente en el Congreso, sino que confirman el plan. Recuerdan, por ejemplo, que en una década se jubilarán seis de cada 10 trabajadores de la Administración General de Estado. O, también, que el empleo público supone el 16% del empleo total mientras que la media de la OCDE es del 18%, lo que supone una diferencia de unos 400.000 potenciales nuevos funcionarios.

Además, medidas como la eliminación de la tasa de reposición anunciada por Escrivá no hacen más que incidir en la apuesta decidida del Ejecutivo por ampliar las plantillas. En ese proceso, además, el Gobierno quiere captar talento joven, con una alta cualificación y capacidad en la utilización de nuevas tecnologías, como por ejemplo la Inteligencia Artificial. En el Ejecutivo son conscientes de que el futuro pasa por ahí y que el sector público no puede ser ajeno a ello.

Por lo tanto, el plan del Gobierno no se va a limitar a convocar oferta de empleo público e ir aumentando las plantillas de funcionarios. También se quiere hacer de la Administración un lugar más atractivo, con itinerarios de carrera e incluso atraer a talento del sector privado, según exponen en Función Pública. En este punto, el efímero Miquel Iceta, que estuvo apenas seis meses al frente del Ministerio, llegó a señalar que se valoraría la opción de incrementar los salarios más allá de las subidas anuales pactadas, aunque posteriormente ni Montero ni Escrivá se han referido a esta cuestión

Pero el punto de partida, añaden desde el Gobierno, es ya positivo en cuanto a la demanda, porque han detectado que existe un interés inequívoco en una parte relevante de la sociedades y de los jóvenes por entrar a formar parte de la Administración Pública.

Todo este plan, sin embargo, elevará de manera muy sensible el número de trabajadores que dependen de l sector público. Y si se suma el igualmente creciente número de pensionistas, las cifras son muy relevante. Ahora mismo, según el último boletín estadístico del personal al servicio de las Administraciones Públicas, los trabajadores públicos llegan a tres millones. La Encuesta de Población Activa (EPA) va incluso más allá, y apunta que el dato de ocupados en el sector público es de 3,6 millones, y los datos del Ministerio de Seguridad Social muestran que el número de pensionistas supera los nueve millones.

Para que todo ello sea sostenible, y más si se quieren seguir aumentando estos número, el sector privado debe crear igualmente empleo a una importante velocidad. No sólo eso, sino que además ese trabajo debe ser de la mayor calidad posible para que las aportaciones en forma de cotizaciones e impuestos sean también más elevadas. Un reto formidable que forma igualmente parte de los objetivos del Gobierno, tal y como apuntó ayer el propio ministro de Economía, Carlos Cuerpo. Durante el acto de toma de posesión de altos cargos de su Ministerio, afirmó que trabajará para lograr el «pleno empleo» y elevar la «productividad» de las empresas.

SUBIDA SALARIAL

Pero lo más inmediato, dentro de la Función Pública, es el incremento de sueldo correspondiente a 2024 que todavía no se ha aplicado y los sindicatos están exigiendo. El Gobierno lo aprobará a través de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) que quiere tramitar antes de la próxima primavera, pero los representantes de los trabajadores públicos volvieron a pedir ayer que se aplique ya.

«El Gobierno debe arbitrar las fórmulas legislativas adecuadas para hacer efectiva la subida del 2024 sin tener que esperar a la ley de Presupuestos», expusieron desde UGT y CCOO. El temor a que Junts bloquee las cuentas públicas es evidente, y en el propio Ejecutivo ya contemplan opciones alternativas en caso de que los Presupuestos finalmente no salgan adelante. En cualquier caso, ese incremento del 2% se sumará al 3,5% que subieron los sueldos en 2023 y también en 2022, y se podría ver incrementado en un 0,5% adicional en función de la evolución de los inflación.

Fuente: El Mundo El Gobierno activa su plan para la mayor renovación y contratación de empleados públicos de la historia | Macroeconomía (elmundo.es)

Deja un comentario