El borrón del empleo en España: seis de cada diez contratos ya son a tiempo parcial

A pesar del triunfalismo de Moncloa, el mes de julio se ha llevado por delante 2.281 empresas y 6.800 autónomos

l triunfalismo del Gobierno y el optimismo de los sindicatos con los datos del paro y de la afiliación publicados este miércoles quedaron de inmediato en un segundo plano tras desencadenarse un gran número de reacciones, no necesariamente positivas. Patronales, partidos políticos, economistas y un sindicato como USO, subrayan el papel primordial que está teniendo el sector privado en el empleo y, la importancia de que las contrataciones se producen en un marco vacacional, lo que no ha evitado, sin embargo, que el volumen de afiliación sea el cuarto peor de los últimos 20 años; que la bajada del paro es la tercera peor de un mes de julio desde el año 2008 o, que —como señala a THE OBJECTIVE la Unión Sindical Obrera, USO—, el 61% de los contratos indefinidos no lo son a tiempo completo; es decir, que sólo 4 de cada 10 contratos indefinidos lo son a jornada completa.

De hecho, explica a TO el director del Gabinete de Estudios de USO, José Luis Fernández Santillana, en nuestro actual mercado laboral «se han realizado más contratos indefinidos que personas los han suscrito; concretamente, 32.555 trabajadores han sido objeto de más de un contrato indefinido». Y son contratos que están «implementado el pluriempleo y que tiene que ver con el incremento de la contratación a tiempo parcial, o bien, con personas a las que se les ha rescindido el contrato y se les ha vuelto a contratar». De manera que, colige, «la rotación en el empleo ha llegado a la contratación indefinida, que está dejando de ser sinónimo de tener y mantener un empleo estable, hasta el punto de que un trabajador puede llegar a tener hasta 30 contratos en un año, o 15 en siete meses, con los datos de ahora».

Este mes se han registrado 566.440 contratos de trabajo de carácter indefinido, lo que representan el 39,57% de todos los contratos (2,75 puntos menos que el mes anterior). Esta cifra supone un descenso de 119.552 (-17,43%) sobre igual mes del año anterior.

En magnitudes acumuladas, se han realizado 3.992.820 contratos por tiempo indefinido hasta julio de 2023. En este punto, USO se pregunta, si se han registrado 566.400 contratos de trabajo de carácter indefinido en julio, y más de 1,4 millones en total, ante este volumen de contratación, «¿cómo es posible que, realizándose esta cantidad de contratos, donde el 39,57% de losmismo son indefinidos, el paro sólo disminuya en 10.968 personas, y la afiliación media a la Seguridad Social se incremente solo en 21.945 personas, ya que si medimos en términos desestacionalizados, esta aumenta en 16.265 afiliados?» «¿Cuánto han durado estos contratos indefinidos? ¿Volvemos a tener ‘contratos cerilla’ ?», se cuestiona.

Así, en la actualidad, y según los datos del Servicio Público de Empleo (SEPE), los contratos indefinidos del mes de julio se dividen, en cuanto a la duración de su jornada, en 220.297 (38,9%) a tiempo completo, 125.284 a tiempo parcial (22,1%) y 220.859 (39,0%) fijos discontinuos.

Respuesta al mercado laboral

Este miércoles, la patronal de empresarios, CEOE, celebraba los últimos datos de empleo, aunque no sin dejar de señalar algunos aspectos como el papel primordial del sector privado como motor de la creación de empleo y la fortaleza del sector turístico.

Más allá de estas dos consideraciones, la Organización empresarial presidida por Antonio Garamendi —y esta vez representada por Rosa Santos, directora de Empleo, Diversidad y Protección Social de CEOE— muestra su preocupación por los indicadores de ralentización que se empieza a manifestar en el mercado laboral español, lo que les lleva a pedir un Gobierno que garantice estabilidad y seguridad jurídica.

Resaltando que la caída de la afiliación ha sido del 50% respecto a la etapa 2014-2019, y que el descenso del paro es de una cuarta parte menos que en esa etapa, CEOE deduce una situación inquietante que no explica como teniendo la tasa más baja de paro de 2018, España sea el país que lidera esta estadística en el conjunto de la Unión Europea por encima de Grecia.

Los autónomos, y en su nombre el presidente de ATA, Lorenzo Amor, también han ponderado la disminución del paro en julio y el aumento de la afiliación. Ahora bien, Amor advierte de la pérdida de trabajadores autónomos que tiene España, y que solo en este último mes ha visto como desaparecían 200 autónomos al día, 6.800 en total.

Cepyme, por su parte, llama la atención sobre los riesgos de desaceleración y la caída histórica en sectores como la agricultura. Y es que este sector agrícola suma ya 24 meses destruyendo afiliación y registra su nivel de empleo más bajo de los últimos 23 años, volviendo al nivel del año 2000.

Frente a esta situación, la patronal de la pequeña y la mediana empresa, que preside Gerardo Cuerva, pide responsabilidad a los partidos políticos para ayudar a crear un escenario de estabilidad política que no perjudique la actividad y reclama poner fin a las políticas de incremento de costes. Entretanto, señala Cepyme, «la empresa industrial hace un gran esfuerzo por mantener el empleo, a pesar de la debilidad de las previsiones del sector y los efectos de la crisis energética.

Fuente: The Objetive El borrón del empleo en España: seis de cada diez contratos ya son a tiempo parcial (theobjective.com)

Deja un comentario