ECONOMÍA Y SUELDOS: ESPAÑA PUEDE DESCENDER A LA TERCERA DIVISIÓN

La semana pasada, el INE publicaba la estadística del Decil de Salarios del Empleo Principal que refleja cuánto ganan los más de 17 millones de asalariados que trabajan en nuestro país. Los resultados principales probablemente no hayan sorprendido a casi nadie: el salario medio mensual (en términos brutos) ascendió a 2.128,4 euros en 2022. Mientras tanto, el salario mediano se situó en 1.814 euros, es decir, la mitad de los españoles gana menos de 1.814 euros.

 

Las cantidades son en términos brutos (antes de retenciones del IRPF y cotizaciones a l Seguridad Social) y prorrateado a doce meses (es decir, esto equivale a un sueldo de algo más de 1.550 euros dividido en catorce pagas). Es preciso tener en cuenta que a un sueldo bruto de 1.800 euros hay que sumarle las cotizaciones sociales a cargo del empleador, que rondan el 32-33% de esa cifra, por lo que el sueldo bruto real estaría en el entorno de los 2.400 euros. El INE nos indica que decil 3 (es decir, el 30% de los trabajadores que menos cobran) termina en 1.440 euros al mes en doce pagas; y el decil 8 (el 30% de los que más ganan) comienza en 2.374 euros.

 

Los pertenecientes a los niveles inferiores podrían explicarse por jornadas a tiempo parcial o contratos de prácticas. En los tramos superiores están los profesionales con los que más he coincidido en mi carrera laboral (profesores de universidad, economistas, empleados del sector financiero o directivos de nivel medio), y lo primero que se deduce es lo ridículo de esas cifras (comparadas con el tipo de empleo que tienen, la responsabilidad o la carga laboral).

 

Según el INE, el decil superior en España comienza en los 3.629,74 euros al mes (repetimos, en bruto y prorrateados en doce pagas; poco más de 3.100 euros en catorce pagas; apenas 43.550 euros al año).

Por estudios, el desglose es igual de descorazonador: los que no tienen ningún título o sólo han completado la educación obligatoria ganan de media 1.465 euros; para los que tienen educación secundaria superior, hablamos de 1.680; para aquellos con titulación superior, el sueldo medio alcanza los 2.647,8 euros. Parece que nuestro sistema premia la mediocridad

En los salarios según el tamaño del centro de trabajo se concluye que las empresas más grandes pagan mucho más que las pequeñas. Más del 50% de los que trabajan en centros de más de 250 empleados ganan 2.373 euros o más, lo cual está vinculado con la productividad (esas empresas deben remunerar lo que sus empleados producen porque, si no lo hacen, otras lo harán y se los llevarán). Es decir, cobramos lo que cobramos porque producimos lo que producimos y creer como algunos >(incluso ministras de Trabajo) que los salarios los fijan los empresarios o la negociación colectiva o el Estatuto de los Trabajadores es absurdo. También se habla mucho de fuga de cerebros, de la nueva economía o de atracción de talento, pero con estos salarios no parece que mucho talento vayamos a retener ni a seducir.

 

En los años 50 asumimos que éramos un país de segunda fila en el terreno económico, comenzamos a trabajar y estuvimos a punto de subirnos al primer tren pero ahora somos una economía de segunda división junto a Italia, Portugal, Grecia, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Letonia, Chequia… . En la primera división juegan Alemania, Francia, Reino Unido, Holanda, Suiza, Dinamarca… Esperemos que nuestro gobernantes no nos hagan descender a la tercera división.

 

ENLACE A LA ESTADÍSTICA DEL INE

NP DECIL SALARIOS EPA 2022 (ine.es)

Deja un comentario