LA REFORMA DE LAS PENSIONES. LABORAL PENSIONES “SE MOJA” Y OPINA

Todos conocemos (o deberíamos conocer) los principales aspectos de la reforma de la pensiones que, “respetando” las laxas recomendaciones del Pacto de Toledo, el actual Gobierno está intentando consensuar con los agentes sociales (sindicatos y empresarios, fundamentalmente) antes de hacer las propuestas de leyes correspondientes al Parlamento para su aprobación. Y todo ello bajo el calendario impuesto por la UE para poder acceder a los Fondos de Recuperación (Next Generation) que están condicionados por el rigor de dichas reformas.

Sin ningún ánimo proselitista, desde el absoluto respeto a otras opiniones diferentes, Laboral Pensiones comparte su propio criterio sobre los aspectos generales más importantes del debate, telegráficamente:

1.- Nueva fórmula de revalorización anual de las pensiones

PROPUESTA: El Gobierno ya ha presentado a sindicatos y patronal el nuevo mecanismo de revalorización anual de las pensiones y su vinculación al IPC. La propuesta es un deflactor que se basará en datos del IPC de periodos anteriores y, a su vez, en estimaciones de cómo puede evolucionar en el futuro.

LABORAL PENSIONES: Parece adecuado para compensar las ganancias de poder adquisitivo que pueda haber en un ejercicio con las pérdidas que pudiera darse en otro, para que el gasto no se desboque en demasía ni se pierda poder adquisitivo acumulado “medio”.

2.-Periodo de cálculo de la pensión de jubilación.

PROPUESTA: Aunque la propuesta inicial de aumentar de 25 a 35 años el periodo para el cálculo de la Base Reguladora está “formalmente” hibernada para una segunda fase de reformas pues es una medida que supone, en general, un recorte de las pensiones, tiene por objetivo que las pensiones sean más contributivas: “tanto pagas a lo largo de tu vida laboral tanto cobras de pensión

LABORAL PENSIONES: Esta medida pretende igualar el sistema de pensiones español al de otros países del entorno europeo que desde hace tiempo computan toda la vida laboral para calcular la pensión.

Pros:Mejora la equidad actuarial de los contribuyentes, “Pensión en función de lo aportado”. Evita algunos fraudes, basados en empezar a cotizar cuando llega a los 50 años con el resultado es que consiguen una pensión complementada a mínimos. Algunos trabajadores se ven perjudicados por la bajada de los salarios (y cotizaciones) en tiempos de crisis vida laboral.

Contras: Las pensiones descenderán una media del 20%. (un aumento de 10 años en el modelo implicaría una rebaja cercana al 10%), ya que afectará de forma negativa debido a que la evolución normal de la vida laboral hará que se tengan en cuenta periodos de cotización más remotos en el tiempo y en los que los salarios suelen haber sido inferiores.

3.- Destope de las bases de cotización y de la pensión máxima

PROPUESTA: Consiste en eliminar el límite máximo de las bases de cotización, de manera que cada trabajador cotice por los ingresos reales que obtiene. Esta medida afectaría también a las empresas empleadoras aumentando el coste salarial, ya que éstas se hacen cargo de una parte de la Seguridad Social de sus trabajadores (en concreto, el 23,6 % de la base, frente al 4,7% de los trabajadores)

LABORAL PENSIONES: Eliminar el tope máximo de cotización sería una forma de aumentar la recaudación tocando directamente a las rentas más altas, que contribuirían en mayor medida al sistema de la SS.

Pero, en aras de la contributividad este mayor desembolso tendría qué corresponderse con una eliminación ( o al menos mayor subida) del  límite de la pensión máxima (“el tope” de las pensiones)

4.- La jubilación forzosa

PROPUESTA: El Gobierno quiere acabar con la jubilación obligatoria o forzosa que sigue presente en los convenios colectivos de sectores como la construcción, el metal y también en los de muchas de las grandes compañías. . La justificación de los empresarios es que permite la renovación de plantillas, sobre todo en sectores como el industrial o la construcción.

LABORAL PENSIONES: la jubilación debería volver a ser un derecho y no una obligación, como lo era antes de la reforma de este mismo Gobierno por medio del RD ley 28/2018. El paro juvenil no se combate, como algunos ingenuos pretenden, obligando a la jubilación.

5.- Coeficientes reductores por anticipar la jubilación

PROPUESTA: El Gobierno estudia, baja el “mandato” del Pacto de Toledo la reforma de los coeficientes reductores de la base reguladora en los casos de las Jubilaciones Anticipadas Voluntarias (JAV) como en el de las Jubilaciones Anticipadas Involuntarias (JAI)

LABORAL PENSIONES: Si se accede a cualquier modalidad de jubilación anticipada se afecta en doble medida a la SS: se adelanta la pensión (aunque reducida) y por lo tanto aumentan los gastos y además se deja de cotizar, y por lo tanto, se disminuyen los ingresos.

Es preciso separar esta cuestión según la modalidad de anticipación que se analice. En el caso de las JAV, simplemente habría que eliminar esta modalidad pues no deja de ser VOLUNTARIA, o alternativamente aumentar los coeficientes reductores para que sea menos tentadora.

En el caso de la JAI sería preciso un análisis más profundo con datos reales (algunos hablan de medio millón de afectados y otros de más de 2 millones) pues estos trabajadores usualmente no cotizan ya a la SS (aunque pueden hacerlo si están aún cobrando la prestación contributiva de desempleo o tienen suscrito un Convenio Especial con la SS). En cualquier caso, el análisis de los coeficientes reductores debe ser independiente de los años cotizados las cotizaciones de los trabajadores no sirven solo para “pagar” (generar el derecho a recibirla) su propia pensión y los “excesos” de cotización de algunos permiten compensar a otros jubilados de forma solidaria.

6.- La pensión de viudedad

PROPUESTA: La 13ª recomendación del Pacto de Toledo señala que las pensiones de viudedad deben concentrarse en quienes tienen 65 o más años y esta prestación sea su principal fuente de ingresos. No hay ninguna propuesta, que se sepa, concreta sobre esta cuestión tan “espinosa”

LABORAL PENSIONES: La pensión de viudedad vitalicia y compatible con cualquier otra renta es una excepción en todos los países de nuestro entorno, simplemente porque “las pensiones no se heredan” a no ser en casos de necesidad social. Tampoco en cónyuge supersite hereda el patrimonio de cónyuge fallecido.

7.- Sustituir el factor de sostenibilidad por otro de “equidad intergeneracional” 

PROPUESTA: El Gobierno apuesta por “un nuevo mecanismo que persiga la preservación de la equidad intergeneracional”, teniendo en cuenta la evolución de la esperanza de vida, para liberar a las generaciones más jóvenes de un ajuste provocado por la llegada a la edad de jubilación de los ‘baby boomers’. De momento no hay ninguna propuesta concreta que se pretende negocial en el segundo semestre del año. 

LABORAL PENSIONES: Aunque no hay ningún borrador de propuesta, es una cuestión que aunque no parezca “urgente” es fundamental para la sostenibilidad de nuestro sistema pues, un sistema de Seguridad Social dependiente de transferencias del Estado para afrontar el pago de las pensiones detraería fondos a otras partidas sociales: la Educación, la Sanidad, la asistencia social, y la inversión en investigación y desarrollo para mejorar la competitividad de nuestra economía y de nuestras empresas.

Mal va un país si los jubilados cobran más que los jóvenes pues hace más de una década, antes de la crisis económica del 2007, el sueldo medio mensual de un trabajador joven (de 16 a 24 años) era de 1.138 € y la jubilación media era de 938 €. En el año 2011, la pensión media de jubilación supero el sueldo medio de los jóvenes españoles. La pensión media de jubilación ha subido un 43 % (unos 400 €) en esta última década y el sueldo de los trabajadores más jóvenes sólo ha aumentado un 4%% (menos de 50 euros).

8.- Impulso de los sistemas complementarios de pensiones 

PROPUESTA: Impulsar los planes de pensiones de empleo en el ámbito de la negociación colectiva, preferentemente el sectorial. El Gobierno ya ha comenzado a hacerlo en los Presupuestos de 2021, así como reducir las ventajas fiscales de los planes individuales de pensiones, que también se notifica a Bruselas. 

LABORAL PENSIONES: esta podría ser la verdadera reforma en profundidad de nuestro sistema de pensiones, pues en la actualidad es casi un sistema de reparto “puro” (“las pensiones actuales las pagan los trabajadores actuales con sus cotizaciones”) y el “invierno demográfico” (bajas tasas de natalidad e incremento de la esperanza de vida) hace que cada vez haya menos cotizantes y más jubilados.

Es preciso “hilar muy fino” para la implementación de este Fondo de Pensiones Público y no caer en un nuevo Fondo de Reserva de la SS como medio de financiación del propio Estado. En cualquier caso las pensiones de los españoles, al ser casi exclusivamente públicas de reparto, dependen demasiado de los Gobiernos de turno y de las medidas electoralistas a corto plazo de los distintos partidos en liza, y quizás con complementos de capitalización pública (como estos Planes de Empresa o las “cuentas nocionales”) sí se evitaría el manoseo continuo de las pensiones (públicas en todo caso), objetivo en el que evidentemente ha fracasado el Pacto de Toledo.

AQUÍ PUEDES DESCARGARTE LA FICHA COMPLETA

Descarga la ficha en PDF

2 comentarios en «LA REFORMA DE LAS PENSIONES. LABORAL PENSIONES “SE MOJA” Y OPINA»

  1. 1.- El destope de la base máxima de cotización no tiene porqué conllevar aumentar el tope máximo de la pensión. Hoy en día una persona que ha cotizado siempre por el tope pierde alrededor del 10 % en su pensión de jubilación.
    2.- Que los autónomos societarios coticen en el Régimen general (quizás asimilados) y se deje el RETA para las personas físicas. Seguro que los consejeros, administradores, etc. cobran mucho y cotizarían por el tope máximo.

    Responder
    • Nos hemos dejado infinidad de detalles de todo tipo “en el tintero”. El artículo, como se indica, es “telegráfico”, de lo contrario nos hubiera salido un “tocho infumable” (como nos sucede a veces)

      Responder

Deja un comentario