ESTABLECER UN EFECTO DISUASORIO PARA LOS DESPIDOS INJUSTOS

En relación a la indemnización y a la protección frente al despido, España está por detrás de países como Alemania, Francia, Italia, Países Bajos o Portugal, entre otros. Además, las cuantías de las indemnizaciones por despido improcedente son muy escasas, para un contrato temporal la indemnización media está en 1.500 euros, para un contrato parcial indefinido, 4.642 euros, para uno fijo discontinuo, alcanza los 4.493 euros y para un indefinido, la indemnización media está en 9.512 euros.

 

Se trata de unas cantidades que no disuaden a nadie, por eso entendemos que hay que dar un paso más y proteger realmente el contrato de trabajo con arreglo a la Carta Social Europea e incrementar sustancialmente las indemnizaciones que se producen por el despido injusto. Asimismo hay que tomar medidas para evitar que los jóvenes y las mujeres sean también discriminados con las indemnizaciones por despido por tener salarios más bajos y menos antigüedad.

 

Es esencial recuperar los salarios de tramitación como parte de la indemnización, incorporar la facultad de opción a favor de la víctima en un despido injusto y que sea ella, en última instancia, la que elija entre readmisión o indemnización, como ocurre en Francia.

 

Además, es esencial reestablecer una indemnización mínima en todo caso y con independencia de la antigüedad y salario, algo de los que ya tenemos antecedentes en nuestra legislación donde en 1976 ya se fijaba una indemnización mínima de 6 meses de salario y recuperar los 45 días por año trabajado, que históricamente tuvimos en nuestra regulación desde 1980 hasta 2012.

 

Y si todo esto no compensa suficientemente a la víctima porque hay unos daños mayores, establecer una indemnización adicional atendiendo a la prueba del daño y con un tramo específico para atender la función disuasoria.

ENLACE AL ESTUDIO

informe coste del despido-16 – asumo cambio fuentes V3.indd (ugt.es)

 

Deja un comentario