Escrivá propone bonificar de hasta 12.000 euros por cada año que se atrase la jubilación

El ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá, presentó este lunes varias propuestas para retrasar la edad de jubilación. La principal de ellas fue la de premiar con un bono de hasta 12.000 euros que se pagaría a cada trabajador por cada año que retrase su jubilación.

Uno de los principales objetivos de estos cambios, que se están negociando con los agentes sociales, es “alinear la edad legal de jubilación” con la “efectiva” porque el nivel de población activa en España es menor al de la UE a partir de los 55 años.

Así, una de las opciones es es establecer “incentivos a la jubilación demorada” para premiar a los trabajadores que opten de forma voluntaria alargar su vida laboral.

Este sistema de bonos consta de el pago de una cantidad que se abonaría al trabajador cada año que retrase su jubilación. Sería de 12.060,12 euros en el caso máximo, es decir, personas con una cotización mayor de 44 años y medio y que le toque una jubilación de 37.567 euros anuales.

Esta cantidad bajaría en proporción a lo que el trabajador le toque  cobrar. Por ejemplo, en un cálculo hecho por el Ministerio, una persona a la que le corresponda una pensión de 9.569, se le asignaría un bono de 4.786,27 euros cada año que opte por no retirarse.

Este bono es solo una propuesta que el Gobierno está negociando con los agentes sociales en el Pacto de Toledo. Y no es la única, pues Escrivá desveló que se barajan otras opciones para impulsar el retraso de la jubilación.

Otra de las propuestas para por elevar en un porcentaje cercano al 4% el monto de la jubilación por cada año que el trabajador opte por no retirarse. Esta opción supone una mejora de los aumentos que actualmente están en vigor, que se sitúan entre un 2% y un 4%. 

De hecho, Escrivá afirmó este lunes que muy pocos trabajadores, solo un 7% de los encuestados por el Ministerio, está bien informado sobre estos incentivos actualmente en vigor.  Así, Seguridad Social pretende mejorarlos acercando la pinza de 2%-4% más hacia el 4%.

Finalmente, Escrivá señaló que una tercera posibilidad pasa por combinar las dos cosas: un aumento porcentual en el monto de la pensión por cada año que se retrase la jubilación con un bono anual.

Fuente: 20 minutos

Deja un comentario