El Gobierno, cada vez más incómodo por las preguntas sobre los fijos discontinuos inactivos: “Es una falsa polémica”

Dan por zanjada la polémica con el dato que dio Yolanda Díaz de 55.300 y que no cuadra con los cálculos de las casas de análisis.

Lejos de apaciguar las aguas con el dato dado hace solo dos semanas en la Cámara Alta por la ministra de Trabajo, el Ejecutivo crea más inquietud entre los analistas que se preguntan por qué no dan de una manera transparente el número de españoles con contrato fijo discontinuo en periodo de inactividad. Una cifra que habría que sumarla al dato de paro, puesto que habría miles de trabajadores que se quedarían en un limbo, fuera de la estadística oficial. Lo que comúnmente se viene a llamar “maquillaje“.

“Hemos pedido al INE que nos de con sus microdatos a partir de la EPA los datos de los fijos discontinuos inactivos: son exactamente 55.300 personas de 18 millones de asalariadas“, dijo la vicepresidenta segunda del Gobierno en el Senado el pasado 20 de marzo a la pregunta formulada por la senadora popular María del Rocío Divar, quien le recordó que ha pasado un año desde que el ministerio de Trabajo se comprometió a hacerlos públicos. Desde entonces y hasta ahora, mes a mes, cuando conocemos los datos de paro registrado en los servicios públicos de empleo, es normal que los periodistas les preguntemos a los secretarios de estado de Empleo y Seguridad Social por el ansiado dato que pondría negro sobre blanco en esta cuestión. Lo que ocurre es que el secretario de Estado de Empleo nos ha dicho a lo largo del tiempo que su ministerio no es competente para dárnoslo, sino que depende de las comunidades autónomas. Pero también han llegado a decir que no podían ofrecérnoslo porque no lo tenían depurado y era complejo.

Y aquí es donde sorprende que Díaz haya querido dar el dato extraído de la Encuesta de Población Activa. ¿ Por qué ahora? Según Pérez Rey por la pregunta expresa de la senadora del PP. Lo que demuestra que no hay voluntad de dar el dato mes a mes desde el Ministerio de Trabajo. Porque no está de más recordar que no es la primera vez que el ministerio de Díaz da explicaciones sobre los fijos discontinuos inactivos. En marzo de 2023 aseguró también en el Senado y a la pregunta de una senadora del PP que había 440.000. El desfase de un dato a otro (con una diferencia del 87,5%) es realmente llamativo, pero lo es más el hecho de que ahora, este martes, digan que “los datos son los que son”.

“El paro real es el que decimos aquí y el paro que da la EPA es el que tiene que ver con otro método de análisis validado por Eurostat, la Organización Internacional de Trabajo y que cumple con todos los estándares internacionales”, ha reclamado Pérez Rey en rueda de prensa para zanjar el asunto.

El Ejecutivo presume ahora de transparencia

La propia Díaz en el Senado aseguró sin ningún tipo de rubor el mes pasado que ningún gobierno “desde hacía 45 años” había sido tan transparente con estos datos. Una afirmación a la que hay que sumarle la de su número dos de este martes: “no hay ningún elemento en España que impida conocer cuantos fijos discontinuos hay y cómo se comportan”. Pero que se lo digan a los propios Servicios Públicos de Empleo (SEPE) que contradicen el dato amable de la EPA dado por Díaz. Según el SEPE a cierre de febrero había 149.655 trabajadores con contrato fijo discontinuo inactivo que estaban cobrando el desempleo. Por tanto, hay casi 150.000 empleados (el triple que lo dicho por la ministra) que cobran una prestación contributiva por desempleo y que no están reflejados en el registro.

Ni es fácil conseguir el dato ni el Gobierno está siendo transparente con este tipo de contratos que, recordemos, han aumentado de manera exponencial desde la última reforma laboral que penalizaba el contrato temporal. Han pasado de suponer el 11,4% de los firmados antes de la reforma, a un 29%, casi el triple. Los contratos indefinidos se han triplicado frente a antes de la pandemia y según los datos de empleo y afiliación de marzo, la tasa de temporalidad se sitúa en el 12,7% (en el sector privado), su mínimo histórico. De ahí la importancia de publicar un desglose de la situación de los fijos discontinuos. Pero en el Gobierno insisten en que se contabilizan igual que se ha hecho siempre, incluso con gobiernos del Partido Popular. Lo que no dicen es que ahora es mucho más relevante conocer las cifras exactas, por el aumento cuantitativo. Sin embargo, el secretario de Estado de Seguridad Social, Borja Suárez, ha añadido, como hiciera con los datos de empleo de febrero, que los fijos discontinuos se han estabilizado. “Representan dentro de los afiliados al régimen general el 5,46%” ha explicado, mientras el año pasado, en marzo del 2023, representaba el 5,52%. “Esta modalidad de contrato se ha estabilizado. Deberíamos concentrar los esfuerzos en otras cosas”, ha zanjado molesto ante la insistencia de Libre Mercado.

Incluso Pérez Rey ha añadido que “seguir mes tras mes intentando generar una sombra de duda sobre los resultados de empleo y afiliación más espectaculares del mercado de trabajo español, es un intento fútil de poner en evidencia la buena marcha de las reformas”. Lo hacía en referencia al Partido Popular, al que acusa de crear “una falsa polémica cargada de intencionalidad política”.

Fuente: libre mercado El Gobierno, cada vez más incómodo por las preguntas sobre los fijos discontinuos inactivos: “Es una falsa polémica” – Libre Mercado

Deja un comentario