El bluf del Gobierno con el éxito del Ingreso Mínimo Vital

BLUF (RAE): 1.  Montaje propagandístico destinado a crear un prestigio que posteriormente se revela falso.

 

El Ingreso Mínimo Vital (IMV) es una prestación de la Seguridad Social que garantiza un nivel mínimo de renta a aquellos que se encuentran en situación de vulnerabilidad económica. No obstante, aunque esta ayuda tiene el objetivo de “prevenir el riesgo de pobreza y exclusión social” de las personas que carecen de recursos económicos para cubrir sus necesidades básicas, esta tan solo llegó a 589.948 hogares en el pasado mes de abril –en los que viven 1,7 millones de personas–, cifras que están muy alejadas de los 850.000 hogares y 2,3 millones de personas que preveía el Gobierno en 2020. Por tanto, la realidad es que cuatro años después de su aprobación, sólo se ha alcanzado el 46,2% de cobertura de la pobreza severa, tal y como explican desde la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales. Por otra parte, la cuantía media mensual del IMV por persona beneficiaria es de 164 euros y de 494,40 euros por hogar.

Asimismo, el Ingreso Mínimo Vital engloba tanto la renta básica de subsistencia, para familias con ingresos por debajo de la renta garantizada, como el complemento de ayuda para la infancia que permite completar las rentas inferiores a tres veces la renta garantizada. En este sentido, tan sólo 392.902 hogares (1.006.763 personas) perciben la renta básica de subsistencia, el 2,1% de la población española y menos de la mitad de la previsión inicial del Gobierno

“Es necesario un impulso aún mayor para incorporar el IMV en la gestión a los servicios sociales de atención primaria. El Gobierno no ha cumplido con el objetivo que se planteó de que en unos meses llegaría el IMV a las 850.000 familias que malviven en la pobreza extrema en nuestro país“, denuncia el presidente de la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, José Manuel Ramírez Navarro.

Además la Asociación añade que la persistencia de las “colas del hambre” deberían “avergonzar a los gobernantes” y tendrían que ser “la denuncia continua de la impericia del Gobierno en la gestión de la “vacuna contra la pobreza”, que es como calificaron el Ingreso Mínimo Vital“.

Aunque en comparación con el anterior sistema de rentas mínimas, el IMV llega a 309.000 personas más, esta prestación no ha superado a los beneficiarios de la Renta Mínima de Inserción (RMI) en siete comunidades autónomas: País Vasco, Cataluña, Navarra, Baleares, Asturias, Aragón y Cantabria. Y es que esta prestación solo ha superado en cuatro puntos la cobertura respecto de las personas bajo el umbral de la pobreza del RMI.

En esta línea, el IMV no ha alcanzado el nivel de cobertura sobre las personas bajo el umbral de la pobreza frente a los sistemas previos en cinco autonomías: Navarra (-35,1%), País Vasco (-27,6%), Cataluña (-6,5%), Asturias (-6%) y la Comunidad Valenciana (-0,4%).

Bruselas desmonta el éxito del Ingreso Mínimo en España: cubre sólo al 20% de la población en riesgo de pobreza

El riesgo de pobreza o exclusión social ha empeorado en España y muestra “poca o ninguna” convergencia con la UE, alerta la Comisión Europea

La Comisión Europea ha difundido un duro informe en el que cuestiona la eficacia del Ingreso Mínimo Vital (IMV) en la lucha contra la pobreza justo cuando la actual ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Elma Saiz, celebra los logros del Gobierno con esta medida.

En un análisis detallado sobre los ámbitos del empleo, las capacidades y la inclusión social de España, los técnicos de Bruselas señalan que “la tasa de riesgo de pobreza o exclusión social (AROPE) aumentó hasta el 26,5% en 2023, mostrando poca o ninguna convergencia con la media de la UE desde 2015”.

En este contexto, consideran que “la aplicación del Ingreso Mínimo y del nuevo complemento por hijo a cargo (CAPI) avanza, aunque persisten retos en relación con la adecuación, la cobertura y la accesibilidad”.

“A finales de 2023, la renta mínima alcanzaba al 86% del grupo objetivo previsto inicialmente. No obstante, en la actualidad la cobertura sólo alcanza al 20% de las personas AROPE en España (según datos de 2022)“, reza el documento.

Según los últimos datos publicados por el Gobierno, desde 2020 un total de 800.000 familias han recibido esta prestación, que ha protegido a los 2,4 millones de personas que forman parte de ellas, un millón de las cuales son niños, y en ese tiempo se han invertido 10.000 millones de euros.

Sin embargo, en 2023 había ya alrededor de 12,7 millones de personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social (26,5% de la población, superior al 26% en 2022). De esta forma, el Ingreso Mínimo Vital sólo alcanzaba al 20% que cita la Comisión Europea.

Además, la manera de difundir los datos durante los primeros años de la medida y hasta el pasado mes de febrero, con José Luis Escrivá al frente del Ministerio, fue criticada por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), quien advirtió en junio de 2023 de que, según sus cálculos, había 284.000 beneficiarios, frente a los 627.957 hogares que cuantificaba el Gobierno.

Este baile de cifras se debía a que, tal y como desveló la presidenta de la AIReF, Cristina Herrero, el Ministerio acumula todos los hogares que en algún momento se han beneficiado del IMV. Desde febrero proporciona también la cifra de beneficiarios actuales, que el Gobierno sitúa en 590.000 hogares y 1,8 millones de personas.

De esta forma, el porcentaje de población en riesgo de pobreza que estaría cubierta por el Ingreso Mínimo Vital podría ser incluso inferior al 20% que calcula la Comisión Europea. Sus estimaciones muestran que la plena aplicación de la renta mínima y del Complemento de Ayuda a la Infancia podría reducir la pobreza severa en un 21%.

“Obstáculos burocráticos” en el Ingreso Mínimo

En su análisis, el Ejecutivo comunitario pone el foco en que “el sistema se enfrenta a obstáculos burocráticos que dificultan su acceso, especialmente para determinados grupos vulnerables, como las personas sin hogar” y cita las conclusiones alcanzadas por la AIReF.

La Autoridad Independiente constató que existe una elevada tasa de no aceptación, con un 58% de hogares que podrían ser potenciales beneficiarios de las prestaciones de ingresos mínimos pero que no las han solicitado; y un 76% en el caso del componente infantil.

Además, tal y como identificó la AIReF y ahora recoge Bruselas, “al 69% de los solicitantes se les denegó el IMV en 2022, en parte debido a que los controles de admisibilidad se basan en los ingresos y el patrimonio del año anterior, y no en los del año en curso”.

Finalmente, advierte de que “las regiones no han introducido cambios importantes para completar y complementar el régimen con los suyos propios, mientras que algunas de ellas incluso han reducido sus propios sistemas de garantía de ingresos, limitando así la protección global proporcionada”.

España es uno de los siete Estados miembros en los que la Comisión Europea ha identificado “riesgos potenciales” para la mejora de la convergencia social, según recoge el informe que publicó el pasado mes de noviembre el Ejecutivo comunitario y ahora analizan sus técnicos en profundidad.

Fuentes:

Vozpopuli Bruselas desmonta el éxito del Ingreso Mínimo en España: cubre sólo al 20% de la población en riesgo de pobreza (vozpopuli.com)

La razón Sólo una de cada diez familias bajo el umbral de la pobreza en España se beneficia del Ingreso Mínimo Vital (larazon.es)

Deja un comentario