LOS MEJORES Y PEORES PAÍSES EUROPEOS PARA OBTENER LA JUBILACIÓN Y DISFRUTAR DEL RETIRO

Los países nórdicos, con Países Bajos, Islandia y Dinamarca a la cabeza, disfrutan de los mejores sistemas de pensiones, en términos de financiación, sostenibilidad y protección.

 

Los generosos Estados del bienestar del centro y norte de Europa proporcionan a sus jubilados las pensiones más suntuosas y garantistas, según el Índice Mercer CFA Institute Global Pension que compara 47 sistemas de ingresos por retiro laboral en todo el mundo.

 

El índice está compuesto por tres subíndices: el de adecuación, que tiene que ver con el diseño del sistema, su capacidad de ahorro, sus beneficios y el respaldo gubernamental y que aporta el 40% a la nota final; el de sostenibilidad, que mide el grado de cobertura de las pensiones, sus activos totales y la deuda que contraen los Estados y añade otro 35% a la valoración general, y el de integridad, que calcula el 25% restante con el análisis de su regulación, modelos de protección o costes operativos.

 

Del análisis de los más de 50 indicadores que maneja el estudio, los expertos del ranking sitúan de nuevo al frente de la clasificación a Países Bajos, que obtiene una calificación de 85 puntos y una nota A, desplazando por dos décimas a Islandia, al que devuelve al segundo puesto y ambos por delante de otro clásico del informe, Dinamarca, con un 81,3.

 

Aunque, de forma aislada, los subíndices marcan otros pódiums. El de idoneidad, por ejemplo, que determina la cantidad que se percibe en función de los gastos per cápita, lo lidera Portugal, por delante de Países Bajos e Islandia; el de sostenibilidad, que se cuestiona la pervivencia del sistema, lo componen Islandia, Israel y Dinamarca, y el de integridad, que determina el grado de confianza en el modelo, Finlandia, Bélgica y Noruega.

 

“Los tres países mejor calificados han dominado el indicador desde 2021 y todos ellos disponen de amplios recursos definidos a partir de un claro baremo de contribuciones de empresarios y trabajadores y que, además, se benefician de unas bien engrasadas economías de escala que se contraponen a los mercados más fragmentados como el de Reino Unido y que deterioran la cota final de las pensiones”, explica Eimar Walsh, responsable de inversiones de Mercer.

 

Líderes en nota global y en los tres exámenes parciales

Países Bajos ha recuperado el cetro europeo gracias a sus magníficos beneficios, a la fortaleza de su base de activos y a una flexible regulación, mientras Portugal domina el subíndice de más aportación, el de idoneidad, por el incremento de las ganancias de su sistema de pensiones, al tiempo que se convierte, además, en el principal destino para disfrutar del retiro.

 

El sistema luso -como el holandés- dispone de una tasa mínima de pensión y crea una red de seguridad sobre los grupos sociales de menor renta. Polonia tiene el peor registro de entre los socios europeos.

 

En materia de integridad, el Indicador Mercer evalúa, por un lado, la confianza en los sistemas públicos y el papel de estabilidad que aportan los planes privados, con Finlandia a la vanguardia (con 90,9 puntos) y Francia como furgón de cola en Europa, con 54,4 también por debajo de la nota que obtiene EEUU -59,5- en esta categoría.

 

Finlandia fue catalogado como el lugar más feliz para retirarse con otro índice, el del banco de inversión Natixis, por su “alta calidad de vida y los elevados niveles del aire, del agua y de los servicios sanitarios y, en general, de biodiversidad”.

 

Noruega lidera en este ámbito el indicador Natixis 2023 por segundo año consecutivo, con Suiza a su rebufo por la “importante cuantía financiera destinada a los retiros”.

 

Sobre sostenibilidad, la consultora Mercer valora especialmente el dinamismo del país, su poder de atracción de talento y fuerza de trabajo, así como la cantidad que se destina al ahorro de las pensiones o el montante de la deuda soberana que contribuyen, de lograr resultados positivos, a la salud general del sistema.

 

Dinamarca y Países Bajos lideran la posición de los socios europeos con 82,5 y 82,4 puntos, cuyo ranking cierra Italia, con 23,7 por detrás de España con 28,5 puntos. Precisamente la tercera y cuarta economías del euro son dos de los tres destinos preferenciales para pasar la jubilación.

 

Walsh explica esta circunstancia: Hay una serie de factores que el Índice Mercer no tiene en cuenta en este punto: “Nosotros nos focalizamos esencialmente en los sistemas de pensiones”.

 

“Pero también hay otros aspectos como el modelo de fiscalidad, los avances contra la crisis climática, la cultura o si la gente puede realmente ser feliz allí” que se deberían incorporar al análisis, aclara la analista de la consultora.

 

“Los sistemas de retiro en todo el mundo están bajo presión como nunca con anterioridad”, avisa el autor principal del estudio y socio de Mercer, David Knox.

 

Las potencias poseen tasas de envejecimiento demasiado elevadas y una natalidad en mínimos

 

Por varios factores entre los que ha emergido con fuerza los efectos sobre su eficiencia financiera a largo plazo, debido a los cambios en las estructuras demográficas de la mayoría de las potencias industrializadas, que evolucionan con unas tasas de envejecimiento demasiado elevadas y que contrastan con unas reducidísimas ratios de nacimientos.

 

“La mayoría de sus gobiernos deberán combatir este espinoso asunto y tomar una decisión draconiana: o reducir los beneficios o incrementar la edad de jubilación”.

 

Los pensionistas ricos del norte prefieren el sur cálido

Entretanto, Portugal, España e Italia se erigen, por ese orden, en los destinos preferenciales para gastar los beneficios de la jubilación. El Índice 2023 de Moving to Spain, firma de consultoría que se ha especializado en recolocar expatriados en el sur de Europa y que tiene su sede en Madrid, así lo constata a partir de una multiplicidad de esos factores, que desde Mercer apuntaban para justificar el atractivo de los socios meridionales europeos para ganarse nuevos turistas de retiro.

 

Entre otros, la demografía, las expectativas y los costes de vida, los precios de la vivienda o la seguridad y la calidad de sus sistemas sanitarios. Portugal logra un 7,83 sobre 10 frente al 7,31 de España e Italia que empatan en el segundo peldaño.

 

La seguridad, el alto porcentaje de mayores de 65 años, las largas horas de sol, la calidad de sus playas y su razonablemente bajo nivel de vida otorga el cetro a Portugal. Además de por el vino, sus áreas portuarias y sus espectaculares cursos de golf, que completan paquetes vacacionales de elevado atractivo.

 

España es, sin embargo, el destino más consistente en las once categorías. Las expectativas de vida, solo por detrás de Suiza; y su excelente sistema de salud; unido al amplio censo de playas con banderas azules, más que ningún otro país del planeta, o las facilidades de su modelo de visado por retiro otorgan a España plenas garantías de éxito para quienes decidan emplear en su territorio sus beneficios por pensiones.

 

De Italia, el estudio resalta que concentra más que cualquier otro país europeo el mayor número de mayores de 65 años y que La Dolce Vita es una realidad en la mayor parte de sus latitudes. La gastronomía, la cultura y sus parajes naturales, además de ciudades icónicas como Florencia, Roma o Venecia o sus tranquilas villas rurales contribuyen decididamente a que los expatriados barajen largas estancias en la nación trasalpina.

 

Fuente: Público Los mejores y peores países europeos para obtener la jubilación y disfrutar del retiro | Público (publico.es)

Deja un comentario