EL SALARIO MEDIO EN ESPAÑA CRECE UN 2,9%, PERO EL MÁS FRECUENTE SE QUEDA ESTANCADO EN 18.500 EUROS AL AÑO

La brecha de género persiste: la retribución de los hombres supera en un 22% la de las mujeres.

 

SALARIO MEDIO, SALARIO MEDIANO Y SALARIO MÁS HABITUAL

La interpretación de los datos estadísticos que manejamos con frecuencia suele ser una fuente de errores conceptuales que nos puede llevar a una incorrecta comprensión de la realidad.

El salario medio se refiere al salario bruto medio anual de los trabajadores por cuenta ajena que hayan estado de alta en la Seguridad Social durante más de dos meses durante el año. Básicamente es la suma de todos los salarios de un país, por lo que introduce sesgos importantes. Incluye el total de percepciones salariales en dinero efectivo y remuneraciones en especie. Se computan los devengos brutos, es decir, antes de las deducciones de las aportaciones a la Seguridad Social por cuenta del trabajador o las retenciones a cuenta del Impuesto sobre la renta de las Personas Físicas (IRPF).

 

Una característica de las funciones de distribución salarial es que figuran muchos más trabajadores en los valores bajos que en los sueldos más elevados. Este hecho hace que el salario bruto anual medio sea superior tanto al salario mediano como al más frecuente (salario modal) por lo que no es una buena medida resumen del salario anual que plasme las diferencias entre distintos colectivos y actividades.

 

A modo de ejemplo, si imaginamos un país ficticio en el que un individuo A tiene un salario de 10.000€, un individuo B de 20.000€, un individuo C de 30.000€, uno D de 50.000€, y uno F de 1.000.000€, el salario medio del país sería de 222.000€. Obviamente es una estadística que sirve para tener una referencia a nivel país, pero no es cualitativa, ya que ni de lejos todos alcanzan ese valor.

 

El salario mediano es el que divide al número de trabajadores en dos partes iguales, los que tienen un salario superior y los que tienen un salario inferior. En el ejemplo anterior, el salario mediano corresponde con el individuo C.

 

El salario modal es el salario más frecuente. Se agrupa a los individuos en grupos de salarios, obteniendo cual de ellos tiene el mayor número de trabajadores. El salario modal es el salario más repetido entre los trabajadores.

 

El salario medio en España se situó en 25.897 euros brutos al año en 2021, un 2,9% más que la cifra que se registraba el ejercicio previo. Así se desprende de la Encuesta de Estructura Salarial que el Instituto Nacional de Estadística ha difundido el martes 18 de julio de este 2023. Un incremento muy similar al que registraron los precios de consumo en ese mismo ejercicio (3,1%).

 

Sin embargo, en España hay más trabajadores que cobran menos que esa cifra que asalariados con una retribución mayor. El salario que divide en dos mitades iguales a los españoles (entre quienes cobran por encima de esa cuantía y por debajo) se situaba, en cambio, en 21.639 euros brutos al año, un 3,4% más que en 2020.

 

Además, el salario más frecuente en España ronda los 18.500 euros, una cuantía que perciben 563.384 trabajadores y que apenas crece un 0,1% en comparación con 2020. El segundo salario más frecuente fue incluso menor, con una retribución bruta anual de 16.487 euros que ingresaron 560.000 personas en 2021.

 

Brecha de género

Una de las conclusiones más llamativas vuelve a ser la gran brecha de género que existe en la escala salarial. Así, los hombres cobran de media 28.389 euros brutos al año frente a los 23.176 que perciben las mujeres. Una diferencia del 18,4% que apenas se redujo tres décimas en comparación con el ejercicio anterior. Las mujeres cobran de media al año 5.213 euros menos que los hombres, o lo que es lo mismo, se embolsan 435 euros menos cada mes que su contraparte masculina.

 

 

Salario según actividad

Los sectores con mejores salarios fueron el suministro de energía eléctrica y gas, con una retribución de 52.986 euros brutos anuales, seguido por las actividades financieras y de seguros, donde el sueldo ascendió a 46.122 euros. La información y las comunicaciones (36.631 euros), las industrias extractivas (34.887) y la administración pública (34.010).

 

La otra cara de la moneda está en la hostelería, donde el salario medio bruto apenas alcanza los 14.633 euros. Las actividades administrativas (18.119 euros), las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (18.381 euros) o el comercio (22.215) son los sectores económicos con peor retribución.

 

En la escala profesional, directores y gerentes registran las retribuciones más elevadas (59.220), seguidos por técnicos y profesionales de la salud y enseñanza (36.101). Entre quienes menos cobran, se encuentran los trabajadores no cualificados en servicios (13.874), los empleados en restauración y comercio (16.311) o los trabajadores de los servicios de salud y cuidado de personas (17.435).

 

Salario según cada comunidad autónoma.

A nivel autonómico, País Vasco, con un salario medio de 31.064 euros, Madrid (29.512), Navarra (28.459) y Cataluña (28.145 euros) son las únicas comunidades donde se cobra por encima del salario medio nacional. En cambio, Extremadura (21.393), Canarias (22.466) y Andalucía (23.155) son las tres autonomías con sueldo más bajo. Las diferencias son muy significativas. Hasta el punto de que un trabajador vasco cobra, de media, un 45% más que un extremeño.

 

Salarios según jornada parcial o total

Por tipo de jornada, los asalariados a tiempo parcial ganan menos de la mitad que quienes trabajan a tiempo completo. El salario medio para un contrato de jornada completa ronda los 29.657 euros, frente a 12.049 que cobran de media los empleados a tiempo parcial. Una brecha similar, aunque bastante menos acentuada, se produce entre quienes trabajan con un contrato indefinido y uno temporal. Mientras los asalariados con contratos de duración determinada percibían de media 19.843 euros, los trabajadores indefinidos reciben 27.229 euros anuales.

 

Salarios de jóvenes y mayores

Las diferencias salariales también son acusadas entre mayores y jóvenes. Algo que no sorprende si se tiene en cuenta que a medida que avanzan las carreras laborales, las retribuciones tienden a ser cada vez más elevadas. En este aspecto, llama la atención que el salario medio de los menores de 40 años está por debajo de la media nacional de 25.896 euros brutos anuales. El grupo de edad con mejores condiciones son los hombres de entre 55 y 59 años, que perciben un salario de 32.299 euros al año.

 

Salario según nacionalidad

Finalmente, los asalariados de nacionalidad española reciben una mayor retribución en comparación con otras nacionalidades. Así, los españoles perciben un salario medio que supera en un 16% el de los nacidos en otros países de la UE, un 55% más elevado que el de los nacidos en África y un 58% más alto que el de los nacidos en América.

El salario mínimo español (SMI)

España es el país con el séptimo salario mínimo interprofesional (SMI) más alto de la Unión Europea, según los datos publicados este viernes por la oficina europea de estadística (Eurostat), que cifra en 1.260 euros en 12 pagas (o 1.080 euros en 14 pagas) la remuneración mínima pagada en España.

 

La marca española de 1.260 euros representa prácticamente la mitad del sueldo mínimo de Luxemburgo, que alcanza los 2.508 euros y es el más alto de toda la Unión Europea. Le siguen los de Alemania, Holanda, Bélgica, Irlanda y Francia, que oscilan entre 1.997 y 1.747 euros mensuales, superando todos ellos la barrera de los 1.500 euros.

 

Los últimos años el salario mínimo español ha crecido más que en los países con remuneraciones más altas. Según los datos de Eurostat, la cuantía española ha aumentado de media en torno a un 5% anual en los últimos diez años, dos puntos porcentuales por encima de los avances registrados en Luxemburgo, Holanda, Bélgica o Irlanda.

 

En España, las subidas del SMI se han concentrado especialmente en los últimos cinco años. En concreto, desde 2018 el Gobierno presidido por Pedro Sánchez ha elevado esta remuneración un 47%, pasando de 736 a 1.080 euros al mes en catorce pagas (401 euros más), bajo el compromiso de alcanzar el 60% del sueldo medio. El Ejecutivo de Mariano Rajoy también lo subió un 7% en 2017, aunque previamente había estado prácticamente estancado durante casi una década.

 

Las alzar en el salario mínimo acometidas en los últimos años no han sido exclusivas de España. Tras la llegada de la pandemia, muchos socios comunitarios tomaron medidas similares. Por ejemplo, en Alemania la cuantía ha subido un 27% en comparación con el segundo semestre de 2019, igual que en Portugal. En Bélgica ha crecido un 23% y en Francia, un 12,4%.

 

En España, el crecimiento ha sido de un 20% en comparación con 2019, tras la última subida de enero de este año. ”

 

Frente a las subidas de algunos países, hay otros en los que no existe un salario mínimo, como es el caso de Dinamarca, Italia, Australia, Finlandia y Suecia. Son 22 los Estados miembros que sí cuentan con esta herramienta, entre los cuales Bulgaria y Rumanía tienen las cuantías más bajas (399 y 604 euros mensuales, respectivamente). Fuera de la UE, en Estados Unidos el salario mínimo roza los 1.157 euros mensuales, 103 euros por debajo de la cifra española.

Deja un comentario