La letra pequeña del decreto de subida de las pensiones

Noticia:

La revalorización del 0,9% alcanza a “más de 11,1 millones de pensiones públicas.

Se aplica de manera general a “pensiones y otras prestaciones abonadas por el sistema de la Seguridad Social, en su modalidad contributiva y no contributiva, así como de Clases Pasivas del Estado”. Queda pendiente para más adelante un mayor incremento de las pensiones mínimas, que prometió el presidente del Gobierno.

Pero hay algunos detalles y excepciones a la regla general.

Las reglas para recibir “la paguilla”

El Gobierno se ha comprometido a mantener “el poder adquisitivo de las pensiones en caso de que la inflación en 2020 sea superior al incremento previsto del 0,9%”. El decreto-ley desarrolla cómo se calculará la inflación para ver si procede este ajuste en las pensiones. La referencia es igual a la del año pasado: el valor medio de los IPC interanuales de los meses de diciembre de 2019 a noviembre de 2020.

Si este valor medio del IPC de todos estos meses es superior al 0,9%, el Gobierno se compromete a abonar la diferencia “en un único pago” antes de 1 de abril de 2021, recoge el decreto ley. Es lo que se conoce como “la paguilla” y que en este 2019 recibieron los pensionistas para ajustar una décima de inflación del año anterior.

Huérfanos de víctimas de violencia machista

El decreto establece algunas excepciones a la subida general del 0,9%. Por ejemplo, el incremento de las prestaciones de orfandad causadas por violencia contra la mujer y reconocidas durante el año 2019, que “experimentarán en 2020 un incremento igual al que se apruebe para el salario mínimo interprofesional para dicho año”.

El año pasado, el Congreso aprobó que todos los hijos de las mujeres asesinadas por violencia machista cobren pensión de orfandad. Fuentes de la Seguridad Social explican que se diferencia este incremento porque “esa pensión se calcula tomando como referencia el SMI”.

Otras excepciones al incremento del 0,9%

El decreto-ley enumera en su artículo 1.8 otras excepciones al aumento general del 0,9%. Entre ellas, las pensiones extraordinarias causadas por actos de terrorismo (reguladas en el título II del Real Decreto 851/1992, de 10 de julio), “que se adaptarán a los importes que correspondan conforme a su legislación propia”.

Tampoco aumentan el 0,9% las pensiones del extinguido Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI) “cuando entren en concurrencia con otras pensiones públicas”, excepto cuando concurran con pensiones de viudedad, prestaciones para menores desplazados al extranjero como consecuencia de la Guerra Civil y otras plasmadas en el apartado d) de este artículo del real decreto-ley.

Pensiones de incapacidad permanente total

Hay que destacar el incremento de una de las pensiones por incapacidad permanente total, aquella para personas con menos de 60 años causada

por enfermedad común. La cuantía mínima de estas pensiones aumenta por el momento un 0,9%, como el resto, pero antes su suelo estaba vinculado al SMI. El Gobierno anuló este vínculo el año pasado y, tras las quejas de Unidas Podemos desde la oposición, el Ejecutivo accedió a incrementarlas conforme al salario mínimo (aunque sin volver a vincularlas por ley).

Las cuantías mínimas de esta modalidad de pensión son las más bajas de las pensiones contributivas del sistema de la Seguridad Social. En el caso de los beneficiarios que tengan cónyuge a cargo y aquellos que no tengan cónyuge, el mínimo es de 7.054,60 euros anuales (503,9 euros al mes). Cuando los titulares de la pensión tienen un cónyuge que no está a su cargo económicamente, el mínimo alcanza los 6.993 euros anuales (499,5 euros al mes).

Fuentes del Ministerio de Seguridad Social explican que “la intención es incrementarlas más adelante, pero en el contexto de la elaboración de la Ley de Presupuestos”.

Sin subida en las ayudas por hijo a cargo

Tampoco se benefician del aumento del 0,9% las ayudas por hijo a cargo sin discapacidad para familias sin recursos, que quedan recogidas en el decreto con la misma cuantía de finales de 2019: 341 euros al año de manera general y 588 euros al año para las familias con ingresos situados bajo el umbral de la pobreza severa.

El Gobierno de Sánchez incluyó el incremento de estas ayudas contra la pobreza infantil en sus Presupuestos Generales para 2019, pero no salieron adelante. Los socialistas aprobaron finalmente la subida hasta los 341 y 588 euros mencionados –un alza del 17% y del 102% respecto a las cuantías de 2018– a través de un real decreto-ley en marzo.

Ahora el real decreto-ley de revalorización de las pensiones de este 2020 mantiene congelada la cuantía de estas ayudas, que no del máximo de ingresos para acceder a ellas (que sí crece un 0,9%). Desde el Ministerio de la Seguridad Social apuntan de nuevo que “la intención es incrementarlas más adelante” en el marco de los Presupuestos.

Te puede interesar ...

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Deja tu comentario

avatar
  Suscribirme  
Notificarme de