Mujer, mayor de 45 años, cuidadora de persona dependiente, abandona su empleo. Ya hay 595.000 así en España

Noticia:

En el último año, 56.700 profesionales se han retirado del mercado laboral para ocuparse directamente de un familiar dependiente o con discapacidad. 

Hoy, los inactivos por este motivo ya superan el medio millón (595.700), lo que supone un incremento del 10,5% con respecto a 2017 (539.000) y un crecimiento del 22% con respecto a hace dos años.

Son datos del octavo informe Discapacidad y Familia, elaborado por la Fundación Adecco, en colaboración de Previsora Bilbaína  y Cidetec, en el marco del Día Internacional de la Familia (15 de mayo). 

El objetivo de este informe es visibilidar los retos que introducen la discapacidad y las situaciones de dependencia en las unidades familiares, principalmente en lo que respecta a la conciliación de la vida personal y profesional.

La mayoría de las personas citadas, un 55%, toma la decisión de retirarse del mercado laboral por motivos económicos, al no cubrir su sueldo los servicios profesionales adecuados para el cuidado de su familiar dependiente o con discapacidad.

Fuente: Elaboración dentro del informe a partir de la EP. Resultados de experiencia profesional.

A este respecto, es significativo cómo un 78% de las familias con personas con discapacidad, encuestadas  por la Fundación Adecco, declara algún tipo de dificultad para llegar a fin de mes.

Sin embargo, además del motivo económico, existen otras causas que subyacen a este abandono del mercado laboral:  En primer lugar la cronificación del desempleo.

El paro de larga duración afecta especialmente. Tras una larga búsqueda activa de empleo que no da frutos, pueden tomar la decisión de abandonarla si la situación familiar así lo exige.

92% de los profesionales que conviven con personas con discapacidad encuentra importantes obstáculos para compaginar su vida personal y laboral lo que puede conducir, en algunos casos, a la decisión de retirarse del empleo para ocuparse directamente de su familiar.

José Manuel Ramírez, el presidente de la asociación estatal de Directores y Gerentes de Servicos Sociales, otra entidad volcada también en que las ayudas a la dependencia lleguen a nuestro país, recientemente envió una carta a Pedro Sánchez, presidente del Gobierno para pedirle que impulse dichas medidas para ayudar  las  doscientos cincuenta mil españoles están en lista de espera.

MÁS DE UN MILLÓN Y MEDIO DE PERSONAS DEPENDIENTES

El total de dependientes en nuestro país supera el  millón y medio de dependientes que ya tiene nuestro país.

“Ahora que gobierna de nuevo necesitamos que esos 515 millones presupuestados se incluyan en los Presupuestos Generales para cumplir el Pacto de Estado par la Dependencia”, señala.

Para este experto en temas de dependencia “uno de los datos que ofrece este estudio, similar al nuestro, es que hay un 55% de los cuidadores que trabajan y otro 45% que no lo hace. Ese dato nos indica que 200.000 cuidadores familiares pudieran beneficiarse del nuevo Decreto aprobado por el Gobierno que recupera la cotización de los cuidadores no profesionales. En estos momentos son 16.000 pero habría que multiplicar por 11 el número de personas por las que el Gobierno debería cotizar sobre cuidadores no profesionales” , puntualiza.

En cuanto a las soluciones a esta cuestión pasan “porque tras las convocatorias electorales Comunidades Autónomas y Gobierno informen a los cuidadores no profesionales de cómo se pueden beneficiar de este Real Decreto que comentamos. Todo parece indicar que se hará tras las últimas elecciones a finales del mes de mayo. Si eso fuera así, deberían promover de forma inmediata una información profesionalizada al colectivo de cuidadores no profesionales para que se beneficiasen una gran parte de dicha cotización a la Seguridad Social».

A su juicio, hay que desarrollar varias medidas complementarias “pagar a aquellos cuidadores la cotización a la Seguridad Social a quienes dejaron el trabajo por cuidar a su familiar. Se trata de recuperar ese derecho que se quitó en el decreto del 2012 y ahora se ha recuperado. Habrá que ver si tiene efectos retroactivos.”

Ramírez, indica que “Al mismo tiempo , hay que buscar la fórmula de que se les ayude con servicios profesionalizados que les descarguen de tanto trabajo. Un dependiente severo requiere de atención las 24 horas del día. Y por último, sería importante más formación para estas personas en dependencia y que pueda garantizarse sus periodos de descanso. Es fundamental cuidar al cuidador”.  ”.

LA DEPENDENCIA SE SUSTENTA EN EL CUIDADOR FAMILIAR

A fecha marzo 2019 se contabilizan en España 1.064.795 personas que reciben 1.333.978 prestaciones para personas dependientes establecidas por la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia.

A pesar de ello, las pagas para cuidadores en el entorno copan el grueso de las prestaciones por dependencia (30,7%), por encima de otras variantes como la ayuda a domicilio (17,9%) o la teleasistencia (16,9%).

Fuente: Informe a partir del SAAD (Servicio para la Autonomía y Atención a la Dependencia)

Según Francisco Mesonero, presidente de Fundación Adecco: “Ante este predominio, el reto es profesionalizar la ocupación del cuidador familiar, dotándole de recursos y conocimientos específicos que revaloricen su candidatura si el día de mañana decide volver al mercado de trabajo abierto”

Para este experto, “se torna fundamental formar a los cuidadores para que, no solo se centren en paliar las situaciones de necesidad de su familiar, sino que apuesten por potenciar su autonomía personal y empleabilidad, si se encuentra en edad laboral”.

RADIOGRAFÍA DEL CUIDADOR: MUJER MAYOR DE 45 AÑOS 

Atendiendo al perfil de las personas que se retiran del mercado laboral para cuidar a un familiar, se observa que la gran mayoría son mujeres (94%) y que la mayor parte supera los 45 años (40%). Concretamente un 21% tiene entre 45 y 54 años y un 19% supera los 55 años.

Para Mesonero “se trata de un sector de la población feminizado prácticamente al 100% y de edad avanzada. Las mujeres mayores de 45 años son las que más dificultades encuentran en su acceso al empleo y en el mantenimiento del mismo; por lo tanto, son las primeras que deciden retirarse del mercado cuando la situación familiar lo requiere”.

Entre las causas que subyacen tras esta realidad destacan una desactualización de competencias (muchas se incorporan a la búsqueda de empleo tras mucho tiempo de inactividad), unida a prejuicios sociales y empresariales que siguen asociando a los senior con profesionales obsoletos, menor flexibilidad e inferior compromiso.

De hecho, un 48% de las mujeres mayores de 45 años lleva más de un año en paro, frente al 63% de la media de todas las mujeres.

No todas las personas que tienen familiares con discapacidad se ven obligadas a abandonar su puesto de trabajo, pero la gran mayoría de los que tienen empleo (92%) declara dificultades para conciliar su vida personal y profesional, según las respuestas de los encuestados por la Fundación Adecco, entre los que un 55% se encuentra trabajando.

Esta cifra es manifiestamente superior a la del resto de los trabajadores. Según un reciente informe de Adecco, el 66% de los ocupados en España encuentra dificultades para conciliar.

Te puede interesar ...

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Deja tu comentario

avatar
  Suscribirme  
Notificarme de