El “agujero” de las ayudas sociales: un tercio de los potenciales beneficiarios no acceden por desconocimiento.

Noticia:

“Siempre estamos hablando del fraude, de cuánta gente que no debe usar este tipo de ayudas, cuando el verdadero problema es el contrario: la cantidad de gente que sí debería recibirlas y no lo hace”

Un informe publicado por la Comisión Europea estimó que 964.400 personas que reunían los requisitos para recibir las rentas mínimas, que en España conceden las comunidades, no lo hacían. En 2017, el total de personas beneficiarias de esa ayuda fue de 313.000. Los principales motivos para ello eran, según el estudio, no conocer su existencia, no saber cómo tramitarlas, carecer de un domicilio estable que introducir en la solicitud y el miedo a ser estigmatizado como pobre. Aunque en España no existe un dato oficial de cuántas personas no reciben ayudas, el porcentaje de quienes pese a reunir los requisitos de pobreza no reciben la prestación en el País Vasco —la autonomía con la renta de garantía más avanzada— es del 30%, según estimó el Gobierno vasco en 2017.

Las ayudas estatales reguladas como derechos, como las pensiones de jubilación y de incapacidad o el seguro por desempleo están muy asumidas por la gente. Pero cuando pasamos a las ayudas locales y en buena medida a las autonómicas, el terreno es más borroso. No están establecidas como derechos, cada Administración decide si las implanta y bajo qué condiciones, y su presupuesto suele ser anual y limitado; una vez que se agota, no se conceden más. Todo esto hace que tengan mucho menos arraigo y que la gente no sepa que tiene derecho a ellas

Quienes tienen más recursos, más contactos y más información también tienen un mayor acceso a las ayudas”, señala Fernando Fantova, consultor de servicios sociales. Es lo que en sociología se llama efecto Mateo —por la frase de la Biblia: “Al que más tiene, se le dará, y al que menos tiene incluso se le quitará”

El problema es que los ciudadanos no conocen las ayudas, pero los trabajadores sociales muchas veces tampoco; solo conocen su sistema. Su función debería ser equivalente al de un médico de cabecera, tener la obligación de informar integralmente y en su caso derivar a otros servicios”

En las últimas décadas, la labor de los servicios sociales ha experimentado un gran desarrollo en España, pero al mismo tiempo ha ido “encerrándose en los despachos

Te puede interesar ...

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

5 comentarios en «El “agujero” de las ayudas sociales: un tercio de los potenciales beneficiarios no acceden por desconocimiento.»

  1. Buenas tardes, que hace falta para cobrar el subsidio para mayores de 55 años a día de hoy? Porque leo cosas diferentes cada día en distintos foros

    Responder
      • Tras leer dicho epígrafe y llámeme torpe sigo sin ver eso que se dice de tener 3 meses cotizados en el ultimo año para poder solicitarlo.
        Mi situación actual es la siguiente: 56 años, sellando paro trimestralmente desde hace 5 años, 30 años cotizados, mi mujer trabaja, la única carga una hija de 25 años estudiando.
        Que me falta para poder solicitarlo?
        Gracias de nuevo y por la respuesta del comentario anterior.

        Responder
        • Insisto en que uno de los requisitos actuales para recibir el subsidio de desempleo +55 años es tener cumplida esa edad al agotar la prestación contributiva de desempleo (“el paro”) o alternativamente estar recibiendo otro subsidio de desempleo que, al cumplir esa edad de 55 años y cumplir el resto de requisitos, se transforma en el subsidio +55 años.
          El “atajo” más habitual para cumplir esta alternativa (estar recibiendo otro subsidio y cumplir los 55 años) es estar con un subsidio por “insuficiencia de cotización para recibir la prestación contributiva de desempleo” para lo cual, para lo cual según el art. 274.3 de la LGSS que es necesario (textualmente):
          “Los desempleados que reúnan los requisitos a que se refiere el primer párrafo del apartado 1 salvo el relativo al período de espera, se hallen en situación legal de desempleo y no tengan derecho a la prestación contributiva, por no haber cubierto el período mínimo de cotización, podrán obtener el subsidio siempre que:
          Hayan cotizado al menos tres meses y tengan responsabilidades familiares.
          Hayan cotizado al menos seis meses, aunque carezcan de responsabilidades familiares.”

          No obstante lo que indica explícitamente la LGSS (que acabamos de copiar) es sabido que algunas Direcciones Provinciales del SEPE interpretan que es suficiente tener 3 meses cotizados para el acceso a este subsidio por “insuficiencia de cotización” independientemente se tengan o no responsabilidades familiares y, por lo tanto, dar “el salto” desde este subsidio al subsidio +55 años (siempre y cuando se cumplan el resto de requisitos para este último subsidio).
          En resumen y si no estás recibiendo ya otro subsidio de desempleo (¡el que sea!) NO podrás acceder al subsidio + 55 años aunque cumplas el resto de requisitos pues hay que cumplirlos TODOS Y CADA UNO

          Responder

Deja un comentario