Los premios por jubilación de los funcionarios de los parlamentos

Noticia:

Premiar a los funcionarios de los Parlamentos regionales no es una excepción de Madrid. Hay tantas distinciones como casi número de comunidades autónomas. En algunas, los trabajadores públicos reciben gestos simbólicos como la entrega de un diploma o una medalla; en otras, sin embargo, ese reconocimiento va acompañado de premios en metálico de cuantías muy elevadas. 46.500 euros en Madrid, 36.000 en Andalucía, un año de sueldo bruto en Catalunya…

Esos privilegios no los tienen todos los funcionarios. Las situaciones son muy desiguales en función del parlamento regional. Los empleados públicos de las cámaras legislativas de Extremadura, Galicia, Murcia y Aragón se retiran sin bonificaciones ni diplomas. Entre los que sí tienen premios, la acumulación de jubilaciones ha obligado a eliminarlos progresivamente, como ha ocurrido esta semana en la Asamblea de
Madrid. Analizamos cuál es el escenario en cada comunidad autónoma.

Premios en metálico 

Cinco de 17 parlamentos regionales, casi un tercio, reparten premios en metálico entre sus funcionarios jubilados. Solo en dos, Madrid y Andalucía, esas cuantías son fijas y no dependen ni de los años de servicio ni del puesto. Aquí los montantes ascienden a 46.500 y 36.000 euros respectivamente. El Parlament de Catalunya tampoco se queda atrás con las bonificaciones y entrega a cada trabajador público retirado un año entero de salario bruto extra. Cantabria, un premio equivalente a cuatro mensualidades de sueldo. 

En Canarias y Baleares utilizan otra fórmula que suma una cuantía fija, igual para todos, y una variable en función de la experiencia en la casa. En el primer caso, el montante invariable pasó de 6.200 a 10.200 en 2015.

Placas, diplomas y medallas

Las Cortes de Castilla-La Mancha y Castilla y León no cuentan con retribuciones extra para los funcionarios jubilados, pero otorgan diplomas, placas y medallas. En el primer caso ni siquiera a todos los trabajadores públicos de la institución,; en el segundo, sí. Se trata de una placa “de material plateado”. 

Ni premio simbólico ni económico 

Ni medalla ni dinero. Los funcionarios de cinco parlamentos regionales no reúnen los privilegios que sí tienen sus homólogos de otras comunidades. Ocurre en las Cortes de Aragón, el Parlamento de Navarra, el Parlamento de Galicia, la Asamblea de Extremadura y la de Murcia. 

Jubilaciones anticipadas incentivadas 

Cuatro parlamentos autonómicos cuentan con otro tipo de premios, esta vez para los funcionarios que se jubilan antes de tiempo. El de Baleares y el de Catalunya mantienen retribuciones a todos, sea cuando sea el momento de retirada; y La Rioja y Asturias las incorporan solo para jubilaciones anticipadas, bonificadas con hasta 4.000 y 8.000 euros, respectivamente. “Estos eran los premios más comunes porque compensa al trabajador y a la institución, ya que son personas que cobrarán menos pensión y que serían muy caros por la acumulación de trienios”, apunta Raúl Olmos, de CCOO. 

 

Te puede interesar ...

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Deja un comentario