Jubilados en guerra contra “el corralito” en el sistema de pensiones del País Vasco

Noticia:

1.300 socios de Geroa piden recibir toda su aportación, más de 45.000 euros, de una vez y no en mensualidades. Hablan incluso del “Afinsa vasco”.

Pese a cobrar de media las pensiones más altas de toda España, los jubilados vascos llevan en pie de guerra desde hace más dos años exigiendo unas prestaciones “dignas”. Ahora, 1.300 socios de la EPSV (Entidad de Previsión Social Voluntaria) Geroa -el denominado sistema vasco de pensiones- se rebelan contra la entidad, ya que quieren recibir de una sola vez el dinero que han aportado durante toda su vida laboral. Geroa niega esta posibilidad en sus estatutos a quienes tengan un capital en la entidad superior a 45.120 euros. Mientras, la ‘Plataforma de Agraviados por Geroa’ habla de “corralito” e incluso algunos, como Ernesto González, denuncian una suerte de “estafa piramidal del estilo de AFINSA o Forum Filatélico”.

Las EPSV de empleo son entidades que solo existen en el País Vasco. En su día fueron impulsadas por el Ejecutivo autonómico, al que corresponde su supervisión y control, como complemento para la pensión pública del trabajador. En la actualidad existen cuatro que engloban a más de 450.000 trabajadores: la citada Geroa, creada por la patronal guipuzcoana Adegi y los sindicatos LAB, ELA, UGT y CCOO, que la gobiernan de forma paritaria; Lagun Aro, donde están incluidos los cerca de 45.000 trabajadores del Grupo Mondragón; Hazia Elkarkidetza, que agrupa a los funcionarios y trabajadores de las tres diputaciones vascas y los ayuntamientos; e Itzarri, para trabajadores del Gobierno vasco, donde están incluidos por ejemplo la Ertzaintza y los trabajadores del Servicio Vasco de Salud, Osakidetza. 

En su momento, el Pacto de Toledo estudió el funcionamiento de las EPSV y se planteó instaurarlas en toda España para complementar las pensiones. Una de sus singularidades es que el trabajador y su empresa abonan a partes iguales una cantidad mensual que va engordando la ‘bolsa’ para cuando este empleado se jubile. En el caso de Geroa cuenta con 113.000 socios de 20 sectores de actividad en Guipúzcoa y no son voluntarias: si el trabajador realiza su actividad en alguno de los sectores adheridos queda incluido de forma obligatoria en este ‘sui generis’ plan de pensiones privado.

Los “agraviados por Geroa” celebraron el pasado 9 de febrero una asamblea a la que acudieron 400 personas y en la que decidieron exigir a la entidad un cambio de sus estatutos para poder “rescatar nuestro dinero”. Ahora se plantean concentraciones y protestas ante la sede de Geroa e incluso ir ante el Consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, y acudir al mismísimo ‘lehendakari’, Íñigo Urkullu. Es más, si Geroa no accede a sus pretensiones, no descartan incluso acudir a los tribunales. “¿Por qué no puedo tener yo mi dinero, que es mío, de una sola vez?”, se pregunta uno de los fundadores de la plataforma, Josemari Lazcano. “¿Por qué en cualquier otra entidad sí se puede hacer y en Geroa no si tienes un capital acumulado de más de 45.120 euros? ¿Qué esconde Geroa? ¿Tiene problemas de liquidez? Yo fui a Geroa a pedir mi dinero y me dijeron que no, que como pasaba de una cantidad me lo iban a pagar en ‘cómodos plazos’ de 180 euros y pico, durante 25 años… Digan lo que digan los estatutos es una estafa“, sentencia.

Lo cierto es que, a sólo a dos meses de las elecciones autonómicas del próximo 5 de abril, el ‘lehendakari’ Urkullu y su Gobierno tienen un problema. La polémica de Geroa coincide con la campaña del Ejecutivo autonómico para exigir el traspaso de la seguridad social al País Vasco -el PNV hace bandera de ello para apoyar en Madrid al Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias-. Mientras, los pensionistas de Geroa insisten en que no cejarán en su lucha por recuperar su dinero -“como nosotros queramos, porque es nuestro”-, una lucha que amenaza con alterar una de las ‘joyas de la corona’ del oasis económico vasco.

“Lo que ha hecho Geroa es instaurar un ‘corralito’ porque durante 25 años después de jubilarnos nos limitan a una pequeña pensión“, explica a La Información otro de los fundadores de la Plataforma Agraviados por Geroa, Mitxel Piedrafita. “Exigimos a los órganos de gobierno de Geroa (Adegi, ELA, LAB, UGT y CCOO) la modificación urgente de sus estatutos para que cada trabajador pueda elegir libremente la forma de rescatar sus aportaciones, en forma de renta o capital, según le interese, tal y como lo vienen haciendo los trabajadores con una aportación inferior a los 45.120 euros. Hay que acabar con la discriminación que supone para los trabajadores que, con las mismas obligaciones contractuales, les son negados los mismos derechos prestacionales. Por idéntica razón deben de reconducirse situaciones generadas por trabajadores jubilados, incapacitados y viudas que se vieron forzados al rescate en forma de renta sin otra opción posible”, explican desde la Plataforma.

Está a punto de destaparse la mayor estafa, fraude piramidal, realizado en el País Vasco… El caso Fórum Filatélico se va a quedar pequeño en comparación con la envergadura de este caso….. Ya solo el nombre de la entidad da lugar a confusión. EPSV, plan de previsión social voluntario… Y resulta que es de obligado cumplimiento… No habré intentado tramitar un montón de veces, que siendo mayor de edad, sin tener restringida la capacidad para gestionar mis ahorros, les he pedido en numerosas ocasiones, que me entreguen la cantidad, que tengo para que pueda gestionarla yo…. Lo único que hacen es especular con nuestro dinero en los mercados financieros“, asegura el socio de Geroa, Ernesto González., quien apostilla: “descubrí que Geroa es simplemente una estafa piramidal cuando al estar en paro durante una larga etapa vi que no era posible rescatar el dinero que habías aportado”.

Mientras, los órganos de gobierno de Geroa, la patronal guipuzcoana y los sindicatos mayoritarios callan ante el ‘tsunami’ que se les viene encima, mientras que la gerente de la entidad, Virginia Oregui, se remite a los estatutos, que dicen que quien haya aportado un capital inferior a 11.280 euros cobrará en forma de capital; si el importe es inferior a 45.120 euros, se tendrá la opción de cobrar en forma de renta o capital; y si el importe es superior a 45.120 euros se cobrará en forma de renta, que puede ser temporal o vitalicia en función de la edad y del importe exacto, tal y como se detalla en el artículo 26 de los Estatutos de la Entidad: “Es un complemento a la pensión pública. Es una renta, como mínimo de 188 euros al mes, durante un periodo prolongado de tiempo, que aborda desde un mínimo de 20 años hasta toda la vida”.

Desde Geroa se niegan los problemas de liquidez y exhiben músculo financiero cuando hablan de un patrimonio gestionado de más de  2.000 millones de euros y una rentabilidad media anual desde su creación en 1996 del 6,21% anual. Si embargo, quienes exigen cobrar su dinero de una vez se preguntan cuál es la razón de que se les niegue si supone una cantidad “nimia” que apenas rondaría los 65 millones de euros para un patrimonio de más de 2.000 millones. 

Te puede interesar ...

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Deja tu comentario

avatar
  Suscribirme  
Notificarme de