El sistema de pensiones es un sistema piramidal, los que siempre acaban quebrando

Noticia:

En el 2012, la directora del FMI Christine Lagarde pidió bajar las pensiones por “el riesgo económico que suponía que las personas mayores vivieran más años de lo esperado”. No sólo ella piensa así, otros personajes de los mass media, de la política internacional y de otras instituciones comparten sus criterios, como Bill Maher, presentador de la cadena HBO, Taro Aso, Vice Primer Ministro del Japón, Laura Kodres, Directora del Departamento de Mercados Monetarios del FMI y también la ex Viceconsejera de Sanidad Patricia Flores, que se expresó en 2012 en términos parecidos: «¿Tiene sentido que un enfermo crónico viva del sistema?».

Tales declaraciones, carentes de la más mínima sensibilidad, hacen sospechar que los gobiernos mundiales se han propuesto acabar con el «expolio» a las arcas públicas que cometen nuestros mayores por cobrar sus pensiones y recibir asistencia sanitaria. Estipular los años que debe vivir una persona, según las declaraciones que hemos visto, parece que debe estar en función del “gasto” que la persona origine al Estado durante su vejez.

Si tenemos en cuenta que España es uno de los países con la población más envejecida, el futuro de los mayores no es muy esperanzador. Tratar a los jubilados como el peor enemigo del sistema y el origen del quebranto de la economía lleva a reflexionar que los gobiernos se olvidan de todo lo que han aportado al sistema económico.

Habría que recordarles que los jubilados no son el problema económico, fueron la causa del crecimiento del país que el gobierno ha despilfarrado durante años. También deberían saber que la Seguridad Social ha quebrado porque es un sistema Ponzi, y los sistemas piramidales siempre acaban quebrando, lo saben todos los gobiernos del mundo y los economistas.

Un ejemplo fue Bernard Madoff, estadounidense y creador de la firma que llevaba su mismo nombre y operaba con un esquema Ponzi. El fraude de más de 65 millones de dólares se destapó en 2008. Lo peor no fue el dinero perdido, sino el sufrimiento que produjo a miles de personas y la cantidad de suicidios que provocó una de las mayores estafas piramidales de la historia.

Te puede interesar ...

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Deja tu comentario

avatar
  Suscribirme  
Notificarme de