Unespa: «Para tener pensiones españolas necesitamos crecer a tasas chinas»

Noticia:

La presidenta de la asociación patronal Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa), Pilar González de Frutos, ha manifestado este viernes «que para tener pensiones españolas, necesitamos crecer a tasas chinas» (en 2018 el PIB chino creció el 6,6 %).

González de Frutos expresó esa idea en relación con un estudio de la Universidad de Valencia sobre el crecimiento económico necesario para garantizar el equilibrio presupuestario de las pensiones en España a diez años vista, en un discurso sobre el «Presente y futuro de las pensiones en España» durante la celebración del X Foro de Previsión Colectiva Organizada por BBVA.

En su intervención, la presidenta de Unespa analizó otros factores que influyen en la configuración de las pensiones públicas, como la evolución del empleo, el envejecimiento de la población o los distintos modelos de revalorización que se les puede aplicar.

En este sentido, expuso que vincular la subida de las pensiones al IPC «condena al sistema a un déficit crónico» y «blindar constitucionalmente» su aumento a la inflación «supone condenar a las pensiones a andar con muletas de por vida» y su «insostenibilidad esencial», al tiempo que defendía que la revalorización del 0,25 % anual -aplicada por el Gobierno del PP durante varios años, de 2014 a 2017- «es capaz de generar dinámicas superavitarias».

González de Frutos pidió a todos «los responsables públicos susceptibles de gobernar, cogobernar o influir en el gobierno, que durante las dos próximas décadas alcancen un acuerdo sobre cuáles son los parámetros en los que se sienten cómodos para el sistema de pensiones» con la finalidad de establecer, a través de un «consenso técnico, un buen sistema para el cálculo de la sostenibilidad del sistema» y que «retire del debate si las pensiones son sostenibles o no».

Demandó que las pensiones recuperen «su esencia actuarial», lo que explicó diciendo que «si imaginamos las pensiones como la cotización pagada y la prestación recibida por un solo español, las cuentas tienen que cuadrar», por lo que, al igual que las leyes llevan una memoria económica, toda propuesta en materia de pensiones debería ir acompañada por una memoria actuarial para conocer «qué realidad está considerando quien defiende la propuesta».

Relacionado con esto, indicó que convendría establecer «automatismos» que permitieran el reequilibrio del sistema público de pensiones en situaciones de «insostenibilidad excesiva», independientemente de la adopción de decisiones políticas correctoras para asegurar su solvencia. También podrían aplicarse a la edad de jubilación.

La responsable de Unespa comentó en su discurso que «la privatización de las pensiones sería un desastre», al indicar que fomentar un sistema de previsión complementaria no implica privatizar las pensiones y que eso sucedería si se optara por imponer un sistema de capitalización en vez de uno de reparto.

La responsable de Unespa se mostró contraria a gravar más el empleo para mantener las pensiones a través de las cotizaciones, donde «España está poniendo hoy toda la carne que puede poner» y apostó por un sistema mixto, en el que exista también el modelo de capitalización, que no vampiriza al sistema de reparto pero tampoco está llamado a resolver sus problemas, sino a darle equilibrio.

En consecuencia, González de Frutos consideró que se podría escoger por alguna de las tres formas de subvención en el sistema de capitalización: «la realizada por el empleador, bien voluntariamente, bien por obligación legal», la realizada por el Estado directamente o indirectamente a través de la fiscalidad.

Te puede interesar ...

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Deja tu comentario

avatar
  Suscribirme  
Notificarme de