¿Qué salario mínimo debería tener España?

Noticia:

El debate sobre la cuantía del salario mínimo es uno de los más importantes de los que tienen lugar en cualquier país en materia de política económica. España no es una excepción y en los últimos años ha habido una intensa discusión pública sobre cuál debe ser el salario mínimo adecuado.

No todos los países desarrollados fijan un salario mínimo, ni lo hacen de la misma forma. Así, por ejemplo, en los países nórdicos no existe un salario mínimo nacional, sino que la negociación colectiva puede fijar un salario mínimo para aquellos trabajadores cubiertos por un determinado convenio colectivo. En Alemania, el salario mínimo ha sido introducido recientemente por la gran coalición, mientras que en Austria sigue sin fijarse a un salario mínimo a nivel nacional. Entre los países mediterráneos, Italia y Chipre carecen de salario mínimo nacional. El resto de Estados miembros de la UE sí establecen un salario de cumplimiento obligatorio en todo el territorio.

A la hora de fijar la cuantía del salario mínimo se deben tener en cuenta múltiples factores, para evitar que, si se fija una cuantía demasiado alta, se afecte a la empleabilidad de los trabajadores que más dificultades tienen para encontrar empleo. Por ello, el salario mínimo tiene que ser acorde a la productividad del país: cuanto más alta es la productividad del factor trabajo, más altos son los salarios y, por tanto, mayor puede ser el salario mínimo. Como veremos, ello explica porqué el salario mínimo esta muy correlacionado con el nivel de renta de cada país.

A la hora de fijar la retribución mínima también se debe considerar el coste de la cesta básica de consumo. No es lo mismo lo que que cuestan productos y servicios básicos en Rumanía que en Bélgica, ya que, en general, cuanto más rico es un país más cara es esta cesta; y ello explica también las diferencias de salario mínimo entre países.

Además, se debe mirar el grado de desigualdad regional. Si se establece un salario mínimo común para todo el país y, a la vez, existen fuertes diferencias de renta entre las regiones que lo componen, en las regiones de menor renta el salario mínimo podría ser excesivamente alto, produciendo un efecto pernicioso sobre el empleo deprimiéndolas aún más; mientras que, en las regiones más ricas, podría resultar bajo y apenas tendría impacto. También se deben tener en cuenta las dificultades que algunos colectivos, como los jóvenes o los desempleados de larga duración, pueden tener a la hora de encontrar empleo. Por ello, hay países como el Reino Unido que fijan salarios mínimos distintos por edades o para los contratos de aprendizaje. Por último, es necesario tener en cuenta cúantos trabajadores cobran el salario mínimo respecto al conjunto de asalariados, ya que el impacto en el mercado de trabajo de una subida del salario mínimo será muy distinta en función de esta variable.

Todo lo anterior explica la enorme variabilidad sobre el salario mínimo que existe dentro de la UE, desde los 286 euros mensuales de Bulgaria hasta los 2.071 de Luxemburgo. Según Eurostat, por debajo de 500 euros al mes en 12 pagas se sitúan países de baja renta per cápita, bajos precios y productividad reducida, como Bulgaria, Letonia, Rumanía y Hungría. Entre 500 y 1000 euros mensuales están Croacia, Chequia, Estonia, Lituania, Portugal, Grecia, Malta y Eslovenia. Y por encima de 1.000 euros al mes, tenemos a los más ricos, incluida España, que en la actualidad está en 1.050 euros al mes en doce pagas o 900 euros en catorce.

Ese salario mínimo de 1.050 euros al mes de España, en comparación con los países de nuestro entorno y dado nuestro nivel de renta, ¿es superior o inferior a lo que debería ser? Para contestar esta pregunta debemos mirar al gráfico en el que se pone en relación la renta per cápita de los Estados Miembros de la Unión con su salario mínimo. Lo primero que se observa es que, como cabría esperar, existe una relación muy directa entre el salario mínimo y la renta per cápita: nada menos que el 95 por ciento de las diferencias entre salarios mínimos se explica por estas diferencias. Es decir, los países más ricos tienen salarios muy altos y los más pobres más bajos.

Lo segundo que nos permite ver el gráfico es si el salario mínimo de un país, corresponde exactamente a su nivel de renta per cápita. Así, si el salario mínimo se encuentra por encima de la recta representada en el gráfico, éste es superior a lo que cabría esperar dado su nivel de renta; si se sitúa por debajo, ocurre lo contrario. Así, por ejemplo, entre los países ricos, Francia tiene un salario mínimo por encima de lo que cabría esperar dado su nivel de renta, mientras que en los Países Bajos ocurre lo contrario.

En el caso de España, el salario mínimo de 1.050 euros al mes en doce pagas está ya algo por encima de lo que cabría esperar dado su nivel de renta. En concreto, cabría esperar que, dado nuestro nivel desarrollo, el salario mínimo se situara unos 83 euros por debajo del actual. A finales de 2018, el salario mínimo en España era de 859 euros al mes en 12 pagas, lo que lo situaba por debajo de la recta representada en el gráfico. Esto significaba que era posible elevar ese salario mínimo; pero también que esta subida debía ser medida y gradual, acompasada al crecimiento de la renta, de forma que España estuviera en línea con el resto de los países europeos y no se generaran efectos no deseados en el mercado de trabajo. En este sentido, una subida del 22 por ciento de una vez nos ha situado por encima del nivel que nos corresponde.

De cara a la próxima legislatura, hay que medir muy bien los pasos. Un incremento adicional de más 300 euros al mes en cuatro años, para alcanzar un salario mínimo de 1.200 euros, debe ir acompañado de un crecimiento de renta per cápita y productividad importante. De lo contrario, nuestro salario mínimo se desalinearía respecto a nuestros socios europeos, con las consecuencias negativas que esto tendría sobre la competitividad y el empleo. Para tener el salario mínimo de Francia o Alemania, primero hay que tener la productividad y la renta de esos paises

Te puede interesar ...

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Deja tu comentario

avatar
  Suscribirme  
Notificarme de