La caída de precios permite que los pensionistas registren ganancias de poder de compra de 1,7 puntos

Noticia:

Ayer mismo, 30 de noviembre, el Instituto Nacional de Estadística (INE) avanzó que el IPC descendió un 0,8% interanual en noviembre en comparación con el mismo mes del año anterior. Mientras que el dato acumulado en lo que va de año es del -0,9%.

Este abaratamiento del coste de la vida está teniendo un efecto directo y positivo sobre algunos colectivos que, pese a la grave crisis económica, han visto mejoradas sus rentas en 2020, en su mayoría porque se les aplicaron subidas retributivas antes del inicio de la crisis o incluso después, porque habían sido pactadas previamente.

A falta de un mes para que termine el año y en previsión de que los datos de diciembre no distorsionen mucho las cifras a fin de año, aunque los precios se puedan recuperar levemente, hay tres grupos que suman algo más de 15 millones de personas y que han registrado incrementos de sus rentas superiores a cómo están evolucionando los precios. Esto quiere decir que en 2020 ganarán poder adquisitivo en mayor o menor medida. Se trata de los pensionistas, los empleados públicos y una parte de los trabajadores asalariados protegidos con un convenio colectivo, si bien en este último grupo es mucho más heterogéneo en materia de ganancias de poder de compra.

La caída de precios permite que
unos 15 millones de personas ganen poder adquisitivo en 2020

Así, los cerca de diez millones de beneficiarios de una pensión de la Seguridad Social y de las clases pasivas (una parte de los funcionarios) recibieron un incremento general de sus prestaciones del 0,9%% en enero pasado, con lo que compensado con la caída de los precios del 0,8% interanual en noviembre, ganarían hasta la fecha 1,7 puntos de poder adquisitivo este año. E incluso haciendo esta comparativa con el IPC acumulado en lo que va de año (-0,9%) esta ganancia sería parecida, de 1,8 puntos.

En el caso de los pensionistas, la norma aprobada en enero pasado precisa que en caso de que el valor medio de los incrementos porcentuales interanuales del IPC de los meses de diciembre de 2019 a noviembre de 2020 fuera superior al de la subida que se aplicó a los pensionistas en enero, se les compensaría en 2021, con la diferencia, a través de lo que ya se como paguita. La caída de los precios hará que esta compensación no se produzca, debido a que en 2020 habrán ganado poder de compra en lugar de perderlo y que tuviera que ser compensado.

El siguiente colectivo que mejorará este año su poder de compra por efecto de la caída del IPC son los alrededor de 3,1 millones de empleados públicos, a los que se les subió el sueldo un 2% en enero pasado, en cumplimiento del acuerdo de recuperación salarial 2018-2020 firmado por el anterior Gobierno del PP con los sindicatos de la función pública. De esta manera, a falta de un mes para terminar el año los empleados públicos estarían ganando 2,9 puntos de poder de compra.

Finalmente, en el caso de los asalariados con convenio colectivo deben hacerse varias matizaciones. Los datos del Ministerio de Trabajo indican que en octubre pasado había 7,2 millones de trabajadores por cuenta ajena cubiertos por convenios registrados este año (bien de nueva firma o revisados) y con efectos económicos en 2020, que han tenido un incremento salarial medio del 1,9% hasta octubre.

Sin embargo, no se puede decir que estos 7,2 millones de empleados hayan visto efectivamente incrementados sus sueldos en ese porcentaje promedio. De hecho, habría que descontar, para empezar, los casi cuatro millones de asalariados que se han llegado a ver afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta el momento y que, por este motivo, aunque siguen incluidos en los convenios colectivos, no habrán ganado poder de compra a final de año casi con toda seguridad.

Asimismo se podría descontar un número indeterminado de trabajadores que ha sido despedido (hasta un millón) y cuyas extinciones de empleo no se han comunicado al registro de convenios. Así, la cantidad de trabajadores con convenio y un incremento salarial medio del 1,9% podría rebajarse hasta el entorno de entre los dos o 2,5 millones de trabajadores. Sumando estos tres colectivos saldría la citada cifra de alrededor de 15 millones de personas con mejoras de poder de compra este año.

Dicho esto, atendiendo a las previsiones de los expertos reunidos en el panel Funcas estas ganancias de poder de compra podrían mitigarse algo, ya que prevén una inflación interanual en diciembre del -0,3% y del -0,4% en media anual.

Fuente: Cinco días

Te puede interesar ...

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Deja un comentario