Enero destruye 244.000 empleos y registra el peor dato de afiliación desde 2013

Noticia:

El paro registrado sube en 90.248 personas y alcanza los 3,25 millones

El primer mes del año nunca es bueno para el mercado laboral. Ni cuando la economía crece mucho se evita que se hunda la afiliación a la Seguridad Social y se dispare el paro registrado. Y eso es lo que ha vuelto a pasar en 2020. En enero cayó el empleo en 244.044 personas, es la mayor bajada de afiliación en este mes desde 2013. No obstante, la cifra total de cotizantes sigue estando por encima de los 19 millones, en concreto, 19,164 millones, según las cifras divulgadas este martes por el ministerio de Seguridad Social.

El paro registrado tuvo un comportamiento en consonancia con el arranque del año, es decir, subió y lo hizo bastante. En un solo mes se han contado 90.248 desempleados más en las oficinas públicas de empleo. El peor enero desde 2014 deja la cifra total en 3,25 millones, según el ministerio de Trabajo.

Enero, un mal mes para el empleo

Cuando acaba la Navidad, finalizan muchos contratos de temporada en el comercio minorista y en la hostelería. También acaban muchos compromisos laborales vinculados al año natural. Y esto, sumado al enfriamiento económico que se observa (la caída de matriculaciones de coches casi un 8% en enero, conocida el pasado viernes, es un ejemplo), han convertido este enero en peor que en los años anteriores. Así, pese a que se sigue creando empleo respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, un aumento del 1,83%, por primera vez desde el verano de 2014 se baja del listón del 2%.

Las cifras de empleo coinciden con el Consejo de Ministros en el que el Gobierno progresista de Pedro Sánchez prevé aprobar la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) hasta los 950 euros mensuales tras un acuerdo con la patronal y sindicatos. También está previsto que se apruebe la convalidación en el Congreso de la subida del 2% del sueldo de los funcionarios y la revalorización de las pensiones del 0,9%. El Gobierno tiene pendiente además, presentar su proyecto de Presupuestos Generales del Estado para este año porque actualmente están en vigor las cuentas prorrogadas de 2018.

Tendencia inercial de los datos

Uno de los datos positivos en las cifras de empleo que acaba de divulgar el Ejecutivo está en los números desestacionalizados. Cuando se eliminan de los datos brutos los altibajos propios de las campañas turísticas, comerciales o agrícolas, se ve que todavía sube la afiliación. Tanto este dato como el de que el número total de afiliados en enero sea el más alto de la serie en este mes demuestra que la tendencia de fondo y la inercia de seis años de recuperación del mercado laboral todavía tienen un gran protagonismo.

Al observar la marcha de la afiliación por ramas de actividad, se confirma lo que suele suceder en enero. Son el comercio y la hostelería las que destacan en la pérdida de cotizantes. Contando solo el régimen general, la primera pierde 43.057 trabajadores y la segunda, 42.987. Le siguen otras como los servicios auxiliares, la sanidad o la industria manufacturera. También aparece en la lista el transporte, esta actividad se está convirtiendo en esencial para el comercio gracias al comercio electrónico, de ahí que también esté sujeta a la marcha de esta actividad. 

Menos contratos temporales

Por sexo, el retroceso de la afiliación afectó tanto a hombres como a mujeres. En ambos casos, se superó la pérdida de 120.000 empleos. Así los primeros cuentan con 10,22 millones de cotizantes, un 1,23% más que hace un año; y las segundas, con 8,94 millones, un 2,53% más.

Un elemento a destacar en este primer mes de 2020 es la caída de la contratación. En los 31 días de enero se firmaron 1,76 millones de contratos, un 5,02% menos que en 2019. Y la caída ha llegado sobre todo por el lado de los temporales, que supusieron un 5,42% menos que el año anterior.

Hay que tener en cuenta que un contrato, ni siquiera uno indefinido, es sinónimo de un puesto de trabajo fijo. Una prueba de esto se ha visto en 2019: subieron los contratos temporales y bajaron los fijos, en cambio, aumentó el empleo indefinido y cayó el temporal. España cierra cada año con más de 20 millones de contratos firmados, lo cual es visto por los conocedores del mercado laboral como una evidencia más de alta inestabilidad y precariedad.

0 0 vote
Article Rating

Te puede interesar ...

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Suscribirme
Notificarme de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x