Euskadi, terreno abonado para las pensiones privadas

Noticia:

Las Entidades de Previsión Social Voluntaria (EPSV), modelo autóctono de pensiones privadas instaurado con aval sindical en instituciones y empresas públicas dependientes de la administración autonómica triunfa en Euskadi

Euskadi se ha convertido en un laboratorio aventajado para las pensiones privadas. Con el argumento de que la sostenibilidad de los sistemas de previsión públicos está amenazada por el envejecimiento de la población, los sistemas complementarios privados cobran protagonismo. Y ahí Euskadi lleva ventaja sobre el resto de comunidades en España. Las Entidades de Previsión Social Voluntaria (EPSV) es el modelo autóctono de pensiones privadas instaurado con aval sindical en instituciones y empresas públicas dependientes de la administración autonómica. Los movimientos de pensionistas vascos ya han advertido de que esta fórmula socava el Sistema Público de Pensiones y deja en desventaja a los miles de ciudadanos que no pueden acceder a esta fórmula de ahorro.

Al igual que en todos los países con planes de pensiones privados complementarios de los sistemas públicos de Seguridad Social, existen en la comunidad autónoma dos grandes modalidades de planes: los de previsión de empleo u ocupacionales, dirigidos a los trabajadores y que se articulan en el ámbito de la empresa y de las relaciones laborales, y los planes de previsión individuales o cuentas personales promovidas por las entidades financieras, a las que se puede asociar cualquier persona física. Existe además una tercera modalidad, los planes de previsión asociados, cuyos socios son los miembros de una asociación, sindicato, colegio profesional, etc., y que están mucho menos extendidos.

Como balance del año 2017, el patrimonio de las EPSV de Euskadi supera los 25.700 millones de euros, creciendo un 2,9 % respecto del ejercicio anterior, según la última memoria del Consejo Económico y Social de Euskadi (CES). Este patrimonio representa el 34,9 % del PIB del País Vasco, muy por encima de la cifra del Estado (9,5 %) y próxima a la media de la UE15 (36 %). La Federación de EPSV de Euskadi estima que la media de la OCDE es del 85,3 %.

Estímulo fiscal

Las EPSV de empleo, aquellos sistemas de previsión complementaria a la jubilación que se pactan entre trabajadores y dirección en el seno de una empresa, es «el modelo promovido desde las instituciones que gestiona el PNV como alternativa al sistema público de pensiones», apunta Luis Alejos, sociólogo y pensionista. De alguna manera, esa apuesta marca una línea de confrontación del partido jeltzale con el movimiento de pensionistas, según Alejos.

El importante desarrollo que han adquirido las EPSV en la comunidad autónoma se debe en gran parte al estímulo fiscal, según el Consejo Económico y Social.  Se ha incrementado el atractivo de esta fórmula de ahorro a través del IRPF, pero también del Impuesto de Sociedades (tanto para las propias entidades como para incentivar la participación de las empresas o socios protectores en los planes de empleo).

Según los datos de la liquidación del IRPF de 2015 facilitados por el Órgano de Coordinación Tributaria a partir de su Informe 2016, la reducción por las aportaciones a EPSV y demás fórmulas de previsión ascendió a 647,36 millones de euros. Un importe que supone el 0,95 % del PIB vasco de  ese año (0,98 % en 2014), para un total de 344.683 declarantes, un 3,4 % menos que en el año anterior, y que representan el 31,1 % de las personas declarantes en tota

Te puede interesar ...

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Deja tu comentario

avatar
  Suscribirme  
Notificarme de